Albóndigas de atún fresco

En casa nos gusta mucho el atún fresco pero por su alto contenido en mercurio intentamos consumirlo muy de vez en cuando. Es un pescado que suele gustar muchos a los niños, pero en ello se debe de moderar aún más su consumo, por lo cual intentamos comerlo solo una vez al mes. Con esta receta tenéis asegurado que todos, grandes y pequeños, van a disfrutar de su sabor.

Ingredientes:
• 500 g de atún fresco en tacos
• 3 dientes de ajo
• Perejil fresco
• 1 huevo
• Una miga de pan empapada en un poco de leche
• Sal
• Pimienta negra molida
• Harina
• 150 g de cebolla
• 50 g de tomate natural triturado
• 130 g de vino blanco
• Aceite de oliva virgen extra
• 2 hojas de laurel

Elaboración tradicional:
En una picadora, picar los dientes de ajo y el perejil.
Añadir los tacos de atún y picar nuevamente.
Volcar sobre un bol y mezclar con el huevo batido, el trozo de miga remojado en un poco de leche, sal y pimienta.
Hacer pequeñas bolitas con la mezcla, enharinarlas y dorarlas en una sartén con aceite de oliva. Reservarlas en una fuente sobre papel de cocina para que suelte el exceso de aceite.
En una cacerola, pochar la cebolla picada con un poco de aceite.
Agregar una cucharada bien colmada de harina y tostarla un par de minutos sin dejar de remover.
Echar el tomate, el vino blanco y un poco más de sal. Cocinar a fuego medio unos 10 minutos.
Triturar la salsa y añadirle las albóndigas y las hojas de laurel.
Cocinar a fuego medio unos 10 minutos. Servir.

Elaboración en Thermomix:
Introducir los dientes de ajo y el perejil en el vaso. Picar 4 segundos en velocidad 4.
Añadir el atún en tacos, picar 4 segundos en velocidad 4. Si han quedado trozos grandes, bajar los restos que hayan quedado en las paredes con la ayuda de la espátula y volver a picar en la misma velocidad y tiempo.
Agregar el huevo, el trozo de miga remojado en un poco de leche, sal y pimienta. Mezclar 30 segundos en velocidad espiga.
Hacer pequeñas bolitas con la mezcla, enharinarlas y dorarlas en una sartén con aceite de oliva. Reservarlas en una cacerola sobre papel de cocina para que suelte el exceso de aceite.
Sin lavar el vaso, echar la cebolla en cuartos y 50 g de aceite. Picar 4 segundos en velocidad 4. Bajar restos que hayan quedado en las paredes y programar 8 minutos en temperatura varoma a velocidad 1 sin el cubilete.
Agregar una cucharada bien colmada de harina y tostarla 2 minutos en temperatura 100º a velocidad 2, con el cubilete.
Echar el tomate, el vino blanco y un poco más de sal. Sofreír 7 minutos a temperatura 100º en velocidad 2. Terminado el tiempo, triturar 10 segundos en velocidad 8.
Volcar la salsa sobre las albóndigas (quitar el papel de cocina)y agregar las hojas de laurel. Cocinar a fuego medio unos 10 minutos. Servir.

Consejos y trucos:
• Se puede cambiar el atún por otro tipo de pescado como por ejemplo la merluza.
• El atún no está recomendado para mujeres embarazadas ni niños menores de tres años.
• Si el pescado es congelado (lo ideal es tenerlo congelado al menos 5 días para combatir el posible anisaki), intentar eliminar el exceso de agua que pueda tener.
• Si la masa de albóndigas queda demasiado líquida, añadir un poco de pan rallado.
• Para reducir las calorías de esta receta, en vez de freír las albóndigas, se pueden hornear o cocer. En el horno se coloca las albóndigas sin enharinar en una bandeja, se hornea 5 minutos a 200º por una cara y otros cinco minutos por otra. Si preferimos cocerlas, se añaden sin enharinar a la salsa ya triturada y se cocina unos 20 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando.
• Esta receta admite congelación, aunque haya estado el pescado anteriormente congelado.
• Una buena guarnición de estas albóndigas puede ser un arroz blanco, cous cous, quinoa, espaguetis o puré de patatas.

Fuente: Cocinando con rocio.blogspot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.