Albóndigas de merluza y palitos de cangrejo con judías y patatas

Hace tiempo que no publico albóndigas, un plato muy socorrido que uso desde que soy madre para que mi hijo coma ingredientes que no suelen gustarle. Y es que es introducir esos alimentos en unas pelotas regadas en una salsa es una buen manera para que los niños coman lo que de otra manera no lo hace. Lo mismo pasa con las hamburguesas y las croquetas. En esta ocasión, lleva dos ingredientes proveniente del mar, uno la merluza y otro los palitos de cangrejo, aunque estos últimos son más bien industriales. Por ello, no os recomiendo usar mucha sal en la mezcla de las albóndigas, ya que el surimi aporta la suficiente o casi la necesaria, según el gusto de cada uno. Lo mejor de esta receta es que las albóndigas no van fritas, a ser de pescado, el freírla o cocinarlas al vapor u horno, no hay una gran diferencia de sabor como las de carne, por lo que os recomiendo cocinarlas de una manera saludable y sin tanto aceite. Por último, la guarnición hace que esta receta sea muy completa, además de seguir aportando alimentos sin grasas a nuestro plato. Ahora solo os queda hacerla vosotros, y si queréis ver más recetas con pescado, os dejo estas otras: de atún fresco, de bacalao y gambas, de brótola con salsa americana, de merluza en salsa verde, de salmón con vino y eneldo, de sepia y jamón, de sepia y langostino y de rape con langostinos y almejas.

Ingredientes:
• 500 g de merluza sin piel ni espinas
• 9 palitos de cangrejo o surimi *
• 1 huevo
• 75 g de migas de pan de la víspera *
• 50 g de leche
• Sal
• Pimienta
• Harina para rebozar las albóndigas *
• 200 g de cebolla
• 40 g de aceite de oliva virgen extra
• 100 g de vino blanco
• 400 g de caldo de pescado *
• 250 g de judías verdes
• 2 o 3 patatas
• 100 g de leche evaporada
• 1 cda. de maicena


* Usar alimentos señalados libres de gluten. La harina, por ejemplo, puede ser de arroz.

Elaboración tradicional:
Con ayuda de una picadora, picar la merluza y los palitos de cangrejo. Añadir el huevo batido, la miga de pan remojada en la leche y salpimentar al gusto. Mezclar, formar las albóndigas, enharinarlas y colocarlas en una bandeja de horno engrasada. Vamos a hornearlas durante 15 minutos a temperatura 200º. Una vez horneadas, reservar.
Mientras, elaborar la salsa y la verdura.
En una cacerola, sofreír la cebolla finamente picada con el aceite. Cuando coja color, verter el vino y subir el fuego durante un par de minutos hasta que este se evapore. Incorporar el caldo, las judías verdes partidas y las patatas peladas y troceadas en trozos medianos (más bien en tamaño de guarnición) Cocinar a fuego medio/alto sobre unos 20 minutos.
Pasado el tiempo, echar la leche evaporada con la maicena mezclada, mezclar y añadir las albóndigas. Cocinar unos 10 minutos más a fuego medio. Servir.

Elaboración en Thermomix:
Echar en el vaso la merluza en trozos y los palitos de cangrejo, picar 7 segundos en velocidad 4.
Añadir el huevo, la miga de pan remojada en la leche y salpimentar al gusto. Volver a mezclar 30 segundos en velocidad espiga. Colocar la mezcla en un bol, formar las albóndigas, enharinarlas y colocarlas en la bandeja varoma. Reservar.
Lavar y secar el vaso. Introducir la cebolla en cuartos y el aceite. Picar 4 segundos en velocidad 5 y luego sofreír 8 minutos en temperatura 120º (En TM31 a temp. varoma) en velocidad 1.
Verter el vino y cocinar 2 minutos en temperatura 120º (En TM31 a temp. varoma) en velocidad 1, sin el cubilete puesto.
Agregar el caldo, colocar el cestillo con las patatas peladas en trozos medianos (más bien en tamaño de guarnición), cerrar el vaso, colocar el recipiente varoma con las judías verdes troceadas y encima la bandeja varoma con las albóndigas. Programar 20 minutos en temperatura varoma a velocidad 1.
Finalizado el tiempo, retirar el varoma y el cestillo. Echar la salsa en una cacerola y ponerla al fuego. Incorporar la leche evaporada con la maicena mezclada y verter sobre la salsa, removiendo para que se mezcle. Echar las albóndigas, las judías y las patatas y cocinar a fuego medio 10 minutos. Servir.

Consejos y trucos:
• Podemos freír las albóndigas en vez de hornearlas o cocerlas al vapor. Es una opción con un mayor aporte calórico y de grasa pero eso ya es a vuestra elección. Las albóndigas de pescado están igual de ricas horneadas, cocidas o fritas.
• La merluza se puede sustituir por otro pescado blanco como la rosada o brótola. El pan por pan de molde sin corteza y la leche evaporada por nata de cocinar o leche.
• Para rebozar las albóndigas uso harina de arroz, tiene una textura muy fina y va muy bien para rebozar.
• Intentar que el pescado contenga el menor agua posible, sobre todo si este ha sido descongelado. Contra más agua contenga, la masa de las albóndigas quedará más líquida por lo que no se podrán formar bien. Si os pasa eso, usar pan rallado para aportar más cuerpo a la mezcla.
• Para hacer este plato aún más ligero no usar el pan ni la leche en la mezcla de las albóndigas. Usar pan rallado para que la masa quede más compacta. En la salsa usar leche desnatada en vez de leche evaporada. Como guarnición de verdura sustituir las patatas por otra con menos hidratos de carbono o solo añadir más judías verdes.

Fuente: www.picoteandoideas.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.