Albóndigas de sepia con jamón al horno

Empezamos el año con una receta ligera y vistosa, para que los que nos ponemos a dietas no nos desilusionemos pensando que solo existen pechuga de pollo y lechuga para comer. La sepia o calamar son unos moluscos ideales para dietas, y estas albóndigas que se cocinan al horno sin nada de aceite y harina son ideales para una comida ligera. Además si aligeráis la salsa usando solo un caldo casero de pescado mucho mejor, aunque también existe la versión de vino y agua, también bastante ligera. Por último intentar acompañarlo de un cereal integral o una ensalada variada, y no de las dichosas patatas fritas, muy ricas, pero pocos saludables. Si queréis otra receta de albóndigas ligeras, mirar estas: Albóndigas de bacalao y gambas con reducción de Pedro Ximénez, albóndigas de pavo con salsa de ciruelas, albóndigas de pollo, queso feta y espinaca en salsa ligera de tomate, albóndigas de berenjenas con salsa de tomate y albóndigas de calabacín en salsa de tomate.

Ingredientes:
• 100 g de pan semiduro *
• 2 dientes de ajo
• Perejil fresco
• 150 g de jamón en taquitos *
• 400 g de sepia fresca
• 2 huevos de tamaño M
• Sal
• 200 g de cebolla
• 30 g de aceite de oliva virgen extra
• 1 cta. de pimentón *
• 1 hoja de laurel
• 200 g de vino blanco
• 200 de caldo de pescado *


* Usar pan sin gluten. Verificar que el jamón, pimentón y caldo comprado no contengan gluten. El caldo puede ser casero. < span>

Elaboración tradicional:
Necesitamos una picadora para esta receta.
Poner en la picadora el pan en trozos, los dientes de ajo y el perejil. Picar hasta conseguir un pan rallado. Reservar.
Introducir el jamón en tacos y picar. Reservar.
Limpiar las sepia, trocearla, secarla para eliminar el agua que pueda contener e introducirla en la picadora. Picarla y verterla en un bol, a la que añadiremos el jamón reservado, 3 cucharadas de la picada de pan, los huevos batidos y un poco de sal (no mucha ya que el jamón aporta bastante). Mezclar.
Precalentar el horno a 200º.
Formar las albóndigas, rebozarlas en la picada de pan, colocarlas en una fuente de horno e introducirlas en el horno. A los 10 minutos, sacarlas, darles la vuelta y hornearla 5 minutos más.
Mientras se hornean las albóndigas, realizar la salsa.
Picar finamente la cebolla y pocharla junto al aceite en una cacerola. Cuando coja color, apartarla del fuego, echar el pimentón y mezclar. Agregar el laurel, el vino y el caldo, y volver a poner al fuego medio/alto, cocinándolo sobre 10 minutos.
Verter la salsa sobre las albóndigas y hornear 8 minutos más, moviendo un par de veces la fuente.
Espolvorear perejil fresco picado y servir.

Elaboración en Thermomix:
Echar en el vaso el pan en trozos, los dientes de ajo y el perejil, moler 15 segundos en velocidad 8. Reservar.
Introducir el jamón en taquitos y triturar con varios golpes turbos. Reservar.
Limpiar las sepia, trocearla, secarla para eliminar el agua que pueda contener e introducirla en el vaso. Picar con varios golpes turbos.
Incorporar el jamón reservado, 3 cucharadas de la picada de pan, los huevos y un poco de sal (no mucha ya que el jamón aporta bastante). Mezclar 15 segundos con giro a la izquierda y en velocidad 3.
Precalentar el horno a 200º.
Formar las albóndigas, rebozarlas en la picada de pan, colocarlas en una fuente de horno e introducirlas en el horno. A los 10 minutos, sacarlas, darles la vuelta y hornearla 5 minutos más.
Mientras se hornean las albóndigas, realizar la salsa. Lavar y secar el vaso. Echar la cebolla en cuartos y el aceite, y picar 3 segundos en velocidad 5. Luego, sofreír 6 minutos en temperatura 120º (En TM31 a temp. varoma) a velocidad 1.
Añadir el pimentón y mezclar 15 segundos en velocidad 8.
Agregar el laurel, el vino y el caldo. Cocinar 10 minutos en temperatura 100º a velocidad 1.
Verter la salsa sobre las albóndigas y hornear 8 minutos más, moviendo un par de veces la fuente.
Espolvorear perejil fresco picado y servir.

Consejos y trucos:
• Estas albóndigas combinan muy bien con una pequeña guarnición de arroz blanco u otro cereal como cuscús, bulgur… si es integral, mucho mejor.
• Podéis cambiar la sepia por pota.
• Si queréis ahorrar un poco de tiempo, usar pan rallado con sabor de ajo y perejil en vez de picarlo en casa, aunque esta mucho más bueno el pan rallado casero.
• Si la mezcla de la albóndigas quedan poco manejables para formarla, añadir un poco más de la picada de pan. Usar las manos humedecidas para que se forme con mayor facilidad.
• En la salsa podéis usar solo caldo de pescado, o bien, solo vino con agua, sin caldo. Si escogéis la última opción, debéis de agregar un poco de sal.

Fuente: Plataforma Cookidoo

Mas recetas de dieta, aquí: Recetas de menos de 400 calorías

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.