Bacalao a la portuguesa con patatas y pimientos

El bacalao es el ingrediente estrella de la Semana Santa y claro, celebrándola hoy por hoy, es importante hacer una entrada con este rico y sano pescado. Si hay algún lugar donde lo hacen de maravilla y de mil maneras diferente, ese lugar es Portugal. Y como este país, a través de su primer ministro, ha tenido unas grandes palabras de defensa hacia los españoles después de las pocas acertadas palabras del ministro de Finanza de Países Bajos, pues le hago este plato en agradecimiento, esperando que al menos tenga una similitud al suyo. Y bueno, si sois unos fans del bacalao, os dejo aquí varias recetillas igual de ricas que esta:
Croquetas de bacalao y gambas
Soldaditos de pavia
Vasitos de brandada de bacalao con mermelada de pimiento
Bacalao en salsa de pimientos de piquillo
Arroz con bacalao
Berenjenas rellenas de bacalao
Albóndigas de bacalao y gambas con reducción de Pedro Ximénez
Buñuelos de bacalao con miel de caña
Tortillitas de bacalao con harina de garbanzos
Canelones rellenos de bacalao al estilo espiritual
Bacalao dorado

Ingredientes:
• 2 huevos
• 200 g de cebolla
• 150 g de pimiento rojo
• Aceite de oliva virgen extra
• Sal
• Pimienta
• 1 hoja de laurel
• 100 g de vino blanco
• 1 cta. de pimentón *
• 3 patatas
• 4 lomos hermosos de bacalao
• Harina *
• Aceitunas negras


* Verificar que el pimentón no tenga gluten y usar para el rebozado una harina sin gluten, como la de arroz.

Elaboración tradicional:
Por un lado, poner los huevos a cocer en un cacillo. Cuando estén cocidos, reservar sin el agua para que se enfríen y luego, pelarlos.
Por otro lado, realizar en una sartén el sofrito. Poner dos cucharadas de aceite y pochar la cebolla en juliana con el pimiento en tiras. Salpimentar y añadir la hoja de laurel. Cuando empiece ablandarse la verdura, echar el vino blanco y el pimentón, remover, subir el fuego y dejar que se evapore el alcohol.
Mientras hacemos los pasos anteriores, pelar y cortar las patatas en rodajas finas y freírlas en una sartén con aceite de oliva virgen extra. Una vez fritas, sacar y colocar en una bandeja con papel de cocina para que absorba parte del aceite sobrante.
En la misma sartén, dorar los lomos de bacalao, que previamente habremos salpimentados y enharinados. Hacerlo a fuego medio para que se haga bien por dentro.
Una vez realizado todos los pasos, emplatar los platos colocando una capa de patatas y sobre estas un lomo de bacalao en cada plato. Cubrir el bacalao con el sofrito de cebolla y pimiento y decorar con los huevos pelados y troceado y aceitunas. Listos para servir.

Elaboración en Thermomix:
Echar 500 g de agua en el vaso, colocar el cestillo con los huevos dentro y programar 14 minutos en temperatura 120º (En TM31 a temp. varoma) a velocidad 2. Una vez finalizado el tiempo, dejar enfriar los huevos y lavar y secar el vaso.
Incorporar en el vaso la cebolla cortada en juliana, el pimiento rojo en tiras, 40 g de aceite, sal, pimienta y la hoja de laurel. Programar 8 minutos en temperatura 120º (En TM31 a temp. varoma) con giro a la izquierda y velocidad cuchara.
Finalizado el tiempo, añadir el vino blanco y el pimentón, programar 4 minutos en temperatura 120º (En TM31 a temp. varoma) con giro a la izquierda y velocidad cuchara. Quitar el cubilete para que el alcohol se evapore.
Mientras hacemos los pasos anteriores, pelar y cortar las patatas en rodajas finas y freírlas en una sartén con aceite de oliva virgen extra. Una vez fritas, sacar y colocar en una bandeja con papel de cocina para que absorba parte del aceite sobrante.
En la misma sartén, dorar los lomos de bacalao, que previamente habremos salpimentados y enharinados. Hacerlo a fuego medio para que se haga bien por dentro.
Una vez realizado todos los pasos, emplatar los platos colocando una capa de patatas y sobre estas un lomo de bacalao en cada plato. Cubrir el bacalao con el sofrito de cebolla y pimiento y decorar con los huevos pelados y troceado y con aceitunas. Listos para servir.

Consejos y trucos:
• Sustitución de ingredientes: Los huevos y las aceitunas son ingredientes decorativos, no de la elaboración. Si no se tiene, pues no se ponen. La cebolla se puede cambiar por cebolleta o puerro. El pimiento rojo por otro de diferente color. El vino blanco por un vino oloroso, un Oporto y un Ribeiro, por ejemplo. Las patatas o el pimentón no se pueden sustituir. El bacalao se puede sustituir por otro pescado blanco. La harina mejor si es para rebozar pescado, a mi me gusta usar de arroz.
• El bacalao que he usado es fresco pero también se puede usar en salazón. Tan solo se tiene que poner en remojo con la piel hacia abajo y cambiar el agua con continuidad hasta que tenerlo en su punto de sal.

Fuente: www.enplatodeloza.blogspot.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.