Berenjenas gratinadas con atún y mozzarella

En verano, y más estando en vacaciones, me gusta cocinar recetas fáciles y rápidas de hacer. Este es un plato de esos, con la única excepción en contra de que hay que encender el horno, algo casi prohibitivos con estos calores, pero quizás la ocasión lo merezca con tal de degustar estas berenjenas gratinadas que nos encantó a todos, tanto grandes como a pequeños. Y aunque no lo parezca es un plato que llena bastante, así que se puede preparar perfectamente como plato principal acompañado de una ensalada o un fresquito gazpacho.

Ingredientes:
• 1 berenjena grande
• Sal
• 200 g de cebolla
• Aceite de oliva virgen extra
• 3 latas de atún al natural
• Salsa de tomate estilo casero *
• 250 g de mozzarella fresca
• Albahaca fresca


* Verificar que la salsa de tomate no contenga gluten (hay muchas marcas en el mercado: Ferrer, Solís, Helios, Hacendado, Día, Orlando,…)

Elaboración tradicional:
Con la ayuda de una mandolina, cortar la berenjena en láminas alargadas de casi 1 cm de grosor, deben de salir 8 rodajas. Salar y dejar reposar en un escurridor durante 15 minutos para eliminar el amargor.
Mientras, sofreír en una sartén la cebolla picada con un poco de aceite. Cuando haya cogido color, agregar el atún escurrido, un poco de sal y 75 g de tomate. Mezclar y cocinar un par de minutos más. Reservar.
Lavar y secar la láminas de berenjenas y cocinarlas a la plancha con un chorreón de aceite.
Precalentar el horno en modo gratinador a 250 grados.
Colocar 4 láminas de berenjenas en una bandeja de horno, cubrirlas con la mezcla de atún y unas finas rodajas de mozzarella. Colocar encima las otras láminas de berenjena y echar por encima un poco de tomate y unas lonchas finas de queso mozzarella. Espolvorear albahaca picada y gratinar hasta que el queso coja color. Servir caliente.

Elaboración en Thermomix:
Con la ayuda de una mandolina, cortar la berenjena en láminas alargadas de casi 1 cm de grosor, deben de salir 8 rodajas. Salar y dejar reposar en un escurridor durante 15 minutos para eliminar el amargor.
Mientras, echar en el vaso la cebolla a cuartos y 30 g de aceite. Picar 4 segundos en velocidad 4 y luego sofreír 8 minutos en temperatura varoma a velocidad 1.
Agregar el atún escurrido, un poco de sal y 75 g de tomate. Programar 2 minutos en temperatura varoma a velocidad 1. Reservar.
Lavar y secar la láminas de berenjenas y cocinarlas a la plancha con un chorreón de aceite.
Precalentar el horno en modo gratinador a 250 grados.
Colocar 4 láminas de berenjenas en una bandeja de horno, cubrirlas con la mezcla de atún y unas finas rodajas de mozzarella. Colocar encima las otras láminas de berenjena y echar por encima un poco de tomate y unas lonchas finas de queso mozzarella. Espolvorear albahaca picada y gratinar hasta que el queso coja color. Servir caliente.

Consejos y trucos:
• Si podéis, usar un tomate casero o envasado de buena calidad, con consistencia para dar mejor sabor al conjunto.
•Si no encontráis mozzarella fresca, podéis usar queso rallado, si es posible de mozzarella. Al igual que la albahaca se puede sustituir por perejil u orégano, siempre intentando que sea fresco.

Fuente: www.saborgourmet.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.