Brochetas de salmón y gambas con salsa cremosa de teriyaki

Si queréis comer bien pero tenéis muy poco tiempo de cocinar, esta receta os viene ideal. Tan solo tendréis preparar, la noche anterior, el aliño con el salmón y las gambas y dejarlas reposar en el frigorífico. Al día siguiente, despues de 15/20 minutillos de elaboración, estaréis hincándole el diente a estas jugosas y exquisitas brochetas de salmón y gambas, y lo mejor, de una manera muy sana. Si encima, lo acompañáis de una ensalada variada, alguna verdura o simplemente arroz blanco, tendréis un plato muy completo. Yo os dejo unas cuantas ideas de acompañamiento que tengo en mi blog, como unos tomates rellenos de frutos de la mar, unas patatas rellenas de guacamole y caballa, la tortillas de espárrago, queso manchego y almendra, una ensalada de burrata y rúcula con miel, los champiñones al romero o la parmentier de coliflor.

Ingredientes:
• 24 tacos de lomos de salmón
• 16 gambas grandes crudas y peladas
• El zumo de un limón
• 4 cda. de salsa teriyaki *
• 2 cda. de aceite de oliva virgen extra
• Perejil fresco picado
• 3 rodajas de piña natural o en su jugo
• 100 g de leche evaporada *


* Usar Tamari en vez de Teriyaki o salsa de soja sin gluten. La leche evaporada que sea apta para celiacos.

Elaboración tradicional:
Colocar un bol todos los ingredientes excepto la piña y la leche. Mezclar, tapa con un film transparente y dejar reposar al menos una hora en el frigorífico.
Pasado el tiempo, sacar del frigorífico, cortar la piña en trozos e ir insertando en 8 brochetas un trozo de salmón, uno de piña, una gamba, otro trozo de salmón, otro de piña, nuevamente una gamba y finalizamos con uno más de salmón.
Cuando tengamos ensartadas las brochetas, podemos cocinarlas o bien en una plancha caliente sin nada de aceite o en el horno precalentado a 200º. El tiempo es más bien a ojo, cuando veáis que el color de salmón se va apagando y cambiando a tono rosa es que ya está hecho.
Mientras se hacen las brochetas, preparamos la salsa. Vertemos el líquido del aliño en un cacillo y llevamos a ebullición, aflojamos un poco el fuego y añadimos la leche. Con una varillas, mezclamos y cocinamos unos minutos hasta que espese.
Acompañar las brochetas con la salsa y una buena ensalada, verdura variada o arroz blanco.

Elaboración en Thermomix:
Colocar un bol todos los ingredientes excepto la piña y la leche. Mezclar, tapa con un film transparente y dejar reposar al menos una hora en el frigorífico.
Pasado el tiempo, sacar del frigorífico, cortar la piña en trozos e ir insertando en 8 brochetas un trozo de salmón, uno de piña, una gamba, otro trozo de salmón, otro de piña, nuevamente una gamba y finalizamos con uno más de salmón.
Cuando tengamos ensartadas las brochetas, podemos cocinarlas o bien en una plancha caliente sin nada de aceite o en el horno precalentado a 200º. El tiempo es más bien a ojo, cuando veáis que el color de salmón se va apagando y cambiando a tono rosa es que ya está hecho.
Mientras se hacen las brochetas, preparamos la salsa. Vertemos el líquido en el vaso de la Thermomix y programamos 4 minutos en temperatura 120º a velocidad 2, sin cubilete.
Agregamos la leche y volvemos a programar 5 minutos a temperatura 90º a velocidad 4, sin cubilete.
Acompañar las brochetas con la salsa y una buena ensalada, verdura variada o arroz blanco.

Consejos y trucos:
• Podéis cambiar la leche evaporada por yogur natural sin azúcar o nata líquida.
• Si os gusta las salsas picantes, animaros a echarle una guindilla o un poquito de tabasco al aliño.
• Podéis hacer una versión mini para ponerla como aperitivo. Para ello, pone un poco de la salsa en cuencos pequeños o vasitos tipo chupito e introducir dentro una mini brocheta.

Fuente: lamarmitadeantonio.blogspot.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.