Calabacines rellenos de pavo

El verano se acaba y llega el cambiante otoño, y con ello somos muchos los que nos ponemos a dieta para perder esos kilitos de más que hemos cogido, y así llegar a las navidades para no privarse de nada. Y aquí entra uno de los ingredientes estrella en las dietas: el calabacín. Rico en fibra y con un mínimo de aporte calórico, el calabacín posee cantidad de vitaminas formidables para la buena salud y apariencia de la piel. La receta de esta entrada es muy sencilla de cocinar, y es uno de esos platos ligeros que lo pueden comer todos los miembros una familia, estén o no estén a dieta.

Ingredientes:
• 4 calabacines
• Sal
• Pimienta
• 40 g de aceite de oliva virgen extra
• 1 Cebolla
• 200 g de fiambre de pavo, pollo o jamón york
• 100 g queso de untar light
• 1 huevo
• Nuez moscada
• Queso rallado

Elaboración tradicional:
Lavar los calabacines, cortarlos por la mitad, salpimentarlos y colocar en un recipiente apto para microondas tapados con film transparente. Cocinar en el microondas a máxima potencia unos 10 minutos. Sacar, dejar reposar unos minutos, quitar el film con cuidado de no quemarse con el vapor, vaciar los calabacines con ayuda de una cuchara y reservar la carne en un colador para que suelte el líquido sobrante. Las pieles de los calabacines colocarlas bocabajo sobre papel absorbente para que también suelten el líquido que contengan.
Precalentar el horno a 200º.
En una sartén, pochar la cebolla picada con el aceite.
Echar la cebolla junto la carne de los calabacines bien escurrida, el fiambre en tacos, el queso de untar, el huevo batido y la nuez moscada en un vaso de batidora y picar suavemente (debe de quedar trocitos de jamón, no queremos una papilla)
Colocar las pieles de los calabacines en una fuente de horno, rellenarlo con la mezcla, espolvorear queso rallado y hornear 25 minutos.

Elaboración en Thermomix:
Lavar los calabacines, cortarlos por la mitad, salpimentarlos y colocar en un recipiente apto para microondas tapados con film transparente. Cocinar en el microondas a máxima potencia unos 10 minutos. Sacar, dejar reposar unos minutos, quitar el film con cuidado de no quemarse con el vapor, vaciar los calabacines con ayuda de una cuchara y reservar la carne en un colador para que suelte el líquido sobrante. Las pieles de los calabacines colocarlas bocabajo sobre papel absorbente para que también suelten el líquido que contengan.
Precalentar el horno a 200º.
En el vaso de la Thermomix echar la cebolla en cuartos y el aceite. Picar 4 segundos en velocidad 5, luego, sofreír 8 minutos en temperatura varoma a velocidad cuchara.
Agregar la carne de los calabacines bien escurrida, el fiambre en tacos, el queso de untar, el huevo y la nuez moscada. Triturar 8 segundos en velocidad 4.
Colocar las pieles de los calabacines en una fuente de horno, rellenarlo con la mezcla, espolvorear queso rallado y hornear 25 minutos.

Consejos y trucos:
• No se deben de guardar los calabacines frescos en el frigorífico, ya que el frío hace que cambie su sabor. Mejor guardarlos en un lugar seco y fresco y alejado de la fruta y las cebollas.
• Un truco ideal para vaciar calabacines es usar un rizador para mantequilla.
• Intentar escurrir al máximo la pulpa de los calabacines. En mi caso descubrí una manera ideal para dejar la pulpa sin líquido. Uso un exprimidor de frutos secos, tipo al famoso ChufaMix, que consiste en una especie de colador con un mortero que se usa para presionar y que así salga todo el jugo.
• Este plato se puede preparar un día antes y tan solo dejar el paso de gratinar para antes de servir.

Fuente: Bizcochela.blogspot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.