Calabacines rellenos de verduras

Hoy vamos con una receta ligera, ideal para dieta pero también para que los pequeños de la casa coman verduras, alimentos imprescindibles. De pocas calorías, es un plato muy sano, con verduras recomendadas en dietas y con pocas grasas. Si se quiere aún más ligero se puede eliminar el queso rallado o usar un queso light, y usar leche desnatada. Todo lo contrario que se debe de hacer para los más pequeños, mejor disfrazar un poco la verdura y camuflarla con una buena cantidad de queso. Además, si eso de comer lo que hay dentro de un calabacín no les gustan, siempre podéis cambiar ese “plato” por otro, como una buena rebanada de pan, una masa de pizza, una empanada, o simplemente un cuenco.

Ingredientes:
• 4 calabacines
• Sal
• Pimienta
• 40 g de aceite de oliva virgen extra
• 100 g puerro
• 200 g zanahorias
• 200 g champiñones
• 20 g de maicena
• 200 g de leche
• Queso rallado *


* Usar queso rallado sin gluten (Marcas: Mozzarella de Hacendado, emmental de Spar, varios de Eroski,…)

Elaboración tradicional:
Lavar los calabacines, cortarlos por la mitad, salpimentarlos y colocar en un recipiente apto para microondas tapados con film transparente. Cocinar en el microondas a máxima potencia unos 12 minutos. Sacar y dejar reposar con el film.
Una vez fríos los calabacines, vaciarlos y reservar la carne en un colador para que suelte el líquido sobrante. Las pieles de los calabacines colocarlas bocabajo sobre papel absorbente para que también suelten el líquido que tengan.
Mientras, picar el puerro finamente, las zanahorias en brunoise (cuadraditos) y los champiñones en trocitos. Reservar.
En una sartén con un poco de aceite pochar el puerro junto a las zanahorias.
Cuando la verdura de la sartén este pochada, agregar los champiñones y la carne de los calabacines picada y sin líquido. Cocinar unos 5 minutos.
Mezcla la maicena con la leche e incorporarlas a la sartén. Remover hasta que espese.
Precalentar el horno en modo gratinador. Colocar los calabacines en una bandeja de horno, rellenarlos con la mezcla y espolvorear un poco de queso rallado.
Gratinar y servir.

Elaboración en Thermomix:
Lavar los calabacines, cortarlos por la mitad, salpimentarlos y colocar en un recipiente apto para microondas tapados con film transparente. Cocinar en el microondas a máxima potencia unos 12 minutos. Sacar y dejar reposar con el film.
Una vez fríos los calabacines, vaciarlos y reservar la carne en un colador para que suelte el líquido sobrante. Las pieles de los calabacines colocarlas bocabajo sobre papel absorbente para que también suelten el líquido que tengan.
Mientras, echar los champiñones en el vaso y picar 5 segundos en velocidad 4. Reservar.
Cortar las zanahorias en brunoise (cuadraditos). Reservar.
Echar en el vaso el puerro en trozos y el aceite. Picar 5 segundos en velocidad 5. Añadir las zanahorias y programar 8 minutos en temperatura varoma a velocidad cuchara sin cubilete.
Agregar los champiñones y la carne de calabacín picada y sin líquido. Programar 5 minutos en temperatura varoma a velocidad cuchara sin cubilete.
Agregar la maicena y la leche y programar 8 minutos en temperatura 100º a velocidad 2 con giro a la izquierda.
Precalentar el horno en modo gratinador. Colocar los calabacines en una bandeja de horno, rellenarlos con la mezcla y espolvorear un poco de queso rallado.
Gratinar y servir.

Consejos y trucos:
• No se deben de guardar los calabacines frescos en el frigorífico, ya que el frío hace que cambie su sabor. Mejor guardarlos en un lugar seco y fresco y alejado de la fruta y las cebollas.
• Un truco ideal para vaciar calabacines es usar un rizador para mantequilla o una cuchara.
• Intentar escurrir al máximo la pulpa de los calabacines. En mi caso descubrí una manera ideal para dejar la pulpa sin líquido. Uso un exprimidor de frutos secos, tipo al famoso ChufaMix, que consiste en una especie de colador con un mortero que se usa para presionar y que así salga todo el jugo.
• Los champiñones yo los limpio en seco. Elimino el tallo y con un trapo seco le voy quitando los resto de tierra. Cuando hay tierra que se resiste, uso un trapo húmedo. Mejor no lavarlo pues absorben el agua y más tarde, en su cocción suelta todo el líquido absorbido.
• Este plato se puede preparar un día antes y tan solo dejar el paso de gratinar para antes de servir.

Fuente: pequerecetas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.