Celebración San Sergio 2019

Otro año más que celebramos en familia el santo de Sergio, que fue el domingo pasado, con una comida de aperitivos fríos y calientes. En esta ocasión no tuve mucho tiempo de mirar y buscar recetas, por lo que una gran parte son recetas de mi blog, y como siempre, recetas fáciles y rápidas de elaborar, tanto que casi todo está hecho el día anterior, incluida la tarta, que en este caso fue la receta que triunfó.

Os pongo fotografías de la mesa con todos los entrantes. El mantel, aunque no lo parezca es un hule de PVC, es decir, de plástico. Lo compré en una tienda de mi ciudad, que vende todo tipo de telas por metros, si sois de Melilla, la tienda se llama Metro telas. Y menos mal que use un mantel de PVC y no uno de tela, pues uno de los invitados tiro una copa entera de vino sobre él… imaginaros si llega ser uno de esos tan monos que suelo comprar en Zara Home…

Las servilletas son del Mercadona, los vasitos de los salmorejos son los recipientes que llevan unas velas que venden en el mismo supermercado, los vasitos cuadrados de la ensalada de pulpo, de un bazar oriental y los del cuscús con sepia son los clásicos chatos que podéis encontrar en cualquier tienda de menaje.

A continuación os pongo fotografías de los platos que puse, con su respectiva receta o enlace a la página donde lo he sacado. Todas las elaboraciones, exceptuando el montaje de los aperitivos, horneados de las masas, los panecillos de queso, pasar por la plancha las hamburguesas, el cuscús y decoración de la tarta, lo hice el día anterior.

Estos canapés son muy fáciles de elaborar y se pueden preparar con bastate tiempo de antelación, tan solo hay que dejarlos enrollados con un film transparente en el frigorífico. Antes de servir se cortan en rodaja y listo. Tienen tres tipos de rellenos: mantequilla, salami y jamón york, queso de untar y anchoas o queso de untar y arándanos deshidratados, este último es el que más me gusto. Los hice en la Thermomix el día anterior, tal y como se explica en la receta. También se puede hacer con cualquier picadora eléctrica, se pica los ingredientes duros y luego se mezclan con la mantequilla o queso, según la opción. La receta la podréis ver pinchando aquí: canapés de salami, anchoas y arándanos.

Unas tostas que son un clásico en mi casa desde que las descubrir. La receta es un pincho típico de Zaragoza muy sencilla de elaborar. Para esta ocasión use la Thermomix, aunque me gusta más como queda haciéndolo a mano. Lo hice el día anterior y lo presenté en unas rebanadas de pan tostadas. La receta la podéis encontrar en mi web: pincho de jamón batido.

La mezcla que veis en el bol es una conocida receta de la cocina canaria que consiste en un mojo de queso de cabra y que esta riquísimo. La receta la podéis encontrar aquí: almogrote gomero. Los panecillos que acompaña al almogrote son también de queso y es de la revista de Magazine Thermomix. Se hace mezclando 150 g de queso gruyere y 50 g de queso parmesano, ambos bien molido (en Thermomix 10 segundos en velocidad 10), con 215 g de harina común, 1 sobre de levadura química, 1 pellizco de sal y 200 g de nata de montar fría. Mezclar y amasar hasta crear una masa compacta. En Thermomix, una vez picado los quesos, añadí el resto de ingredientes y mezclar 10 segundos en velocidad 6. Trabajar la masa en una superficie, estirarla con ayuda de un rodillo hasta darle un grosor de 1,5 cm y hacer cuadrados de 5×5 cm. Luego cortar cada cuadrado en 2 triángulos, colocar en una bandeja de horno y hornear unos 10 minutos a 250 grados. El almogrote lo hice el día anterior y los panecillos, que se llaman scones, el mismo día de la celebración.

Estas hamburguesas las publiqué hace poco y ya las he hecho varias veces, por lo buenas que están y por lo bien que se las come mi hijo. En esta ocasión las he formado en versión mini y acompañado de panecillos de hamburguesas, comprados en Mercadona. Las hamburguesas las forme el día anterior y al día siguiente las cociné en la plancha. La receta la podéis ver aquí: hamburguesas de merluza y gambones.

Otro entrante que encontré en la revista Thermomix, aunque esta modificado un poco a mi antojo. Lleva unas tostas echas con hojaldre, hay que cortar un lámina rectangular de hojaldre en cuadrados de unos 7,5×7,5 cm, poner una cuchara de cebolla con pera caramelizadas en el centro de cada cuadrado y una rodaja de queso de cabra. Hornear a 200º unos 20 minutos. Para hacer la cebolla y pera caramelizadas hay que pochar a fuego suave 150 g de cebolla dulce y 3 peras, ambas troceadas finamente, con 50 g de mantequilla. Luego, añadir 40 g de caramelo líquido y salpimientar, mezclar y dejar que reduzca. En Thermomix, echar la cebolla, pera y mantequilla y picar 6 segundos en velocidad 4, luego programar 20 minutos en temperatura varoma con giro a la izquierda y en velocidad 1. Por último, echar el caramelo, salpimientar y programar 5 minutos en varoma con giro a la izquierda y velocidad 1. Todo ello sin el cubilete puesto para que se evapore el líquido. Por último, una vez horneadas las tostas, rociar con un poco de vinagre balsámico de Pedro Ximénez. La cebolla y pera caramelizadas las hice el día anterior, el montaje y horneado el mismo día de la celebración.

Los entrantes con masa filo nos gustan mucho y para esta ocasión hice unos, con un relleno sacado igualmente de la revista Thermomix Magazine. Lleva 300 g de queso feta mezclado con media cucharita de especias Ras El Hanout, otra media de comino en polvo y dos cucharadas de yogur griego natural. En Thermomix se mezcla 5 segundos en velocidad 6. Luego coger doce láminas de masa filo, doblar cada lámina primero en dos partes y luego en otra dos partes, de tal manera que quede un rectángulo. Untar con mantequilla derretida y poner un par de cucharadas del relleno en uno de los extremos más cortos. Doblar los bordes más largos hacía dentro y enrollar por el bode corto que lleva el relleno. Volver a pincelar los rollitos con mantequilla fundida, espolvorear sésamo negro y hornear unos 15 minutos a 200º. Luego, rociar con miel de caña. El relleno y montaje lo hice el día anterior, lo guarde en el frigorífico tapado en una recipiente hermético para que no se secara la masa y al día siguiente, se hornearon.

La galantina es un plato que he hecho en varias ocasiones pero que nunca lo he publicado, es otro clásico de casa. Una receta muy socorrida que se come fría y que se conserva muy bien. La hice el día anterior y la he acompañado con una ensalada. Yo la hice en la Thermomix, pero si queréis hacerla en versión tradicional, picar la carne, trocear los pimientos y mezclar con el resto de ingredientes. Hacer en una olla al vapor. La receta en Thermomix podéis encontrarla en Velocidad Cuchara.

Se me olvido hacer fotografía de este rico bocado, así que os pongo la fotografía de otra celebración en que los elaboré. Los hice en especial para Sergio y mi sobrina Ainhoa, que sabía que a ambos les encanta. Los monté el día anterior y horneé al día siguiente. Facilísimos de hacer!! Receta en mi web: bocaditos de salchichas envueltas en bacón caramelizado

El solomillo a las finas hierbas es otra receta básica en mi casa, igual de socorrida que la galantina. Se puede comer frío o caliente, a mi en especial, me encanta dentro de un bocata con mayonesa. Para esta ocasión, lo acompañe de un salsa de Pedro Ximénez y pasas. Las recetas de ambas la podéis encontrar aquí: solomillo a la sal con finas hierbas. Las dos recetas las hice el día anterior.

Los bocaditos que publiqué hace poco y que tanto nos gustaron. Una mezcla de rúcula, roquefort y nueces untada en un pan de semilla que queda espectacular. El relleno lo hice el día anterior y el montaje al día siguiente. Receta aquí: bocaditos rellenos de rúcula, roquefort y nueces.

Creo que ha sido la receta más rápida en elaborarse, aunque también ha sido la que menos ha gustado, quizás porque cometí un fallo, añadir sal a una receta que no le hacía falta, ya que el salmón ahumado y el caldo aportaba la suficiente. Tendremos que volver a repetirla. Es de la revista Thermomix Magazine y lleva tres sencillos pasos: hidratar 5 hojas de gelatina en agua muy fría, echar en el vaso 200 g de caldo de pescado, 200 g de nata y 70 g de mantequilla y programar 5 minutos en temperatura 100º a velocidad 1, y por último, agregar 250 g de salmón ahumado, pimienta molida y la gelatina escurrida (aquí también se le echaba sal) y triturar 1 minuto en velocidad 7. Si queréis prepararlo en versión tradicional, hidratar la gelatina, calentar el caldo con la nata y la mantequilla hasta que esta última se derrita, apartar del fuego, añadir el resto de ingredientes incluida la gelatina escurrida y triturar. Una vez hecho estos pasos, pasar a un molde engrasado y reservar en el frigorífico de un día para otro. Yo use un molde de la marca Nordic Ware, exactamente el modelo Heritage Loaf.

Un vasito de salmorejo siempre es un entrante muy socorrido pues se puede preparar con días de antelación, que más bueno está, y suele gustar a casi todos los comensales. El de esta fotografía está hecho con unas ricas fresas de Huelva y es también de la Revista Thermomix. Se tritura medio diente de ajo, 600 g de tomate pera , 400 g de fresa y 1 cta. de sal, 30 segundos en velocidad 5. Luego se añade 100 g de miga de pan blanco y 10 g de vinagre de Jerez, se vuelve a triturar, primero 30 segundos en velocidad 5 y luego 3 minutos en velocidad 10. Por último se programa 1 minuto en velocidad 5 a la vez que se añade, por el bocal con el cubilete puesto, 100 g de aceite de oliva virgen extra. En manera tradicional, hacer los mismo pasos en una batidora. Acompañar de huevos de codorniz cocidos y jamón serrano picado. Esta receta la hice el día anterior.

Otra receta más sacada y adaptada a mi gusto de la revista Thermomix Magazine. Los vasitos lleva una base de lechuga picada, a la que se le añade un par de cucharitas colmadas de una mezcla de pulpo cocido, tomates secos, mayonesa y soja. Por último se decora con huevas de salmón. La mezcla de pulpo y tomate se hace de la siguiente manera. Picar finamente 30 g de tomates secos bien escurridos y 300 g de pulpo cocido, mezclar con 200 g de mayonesa y 1 cta. de salsa de soja, listo. En Thermomix, echar el tomate y picar 4 segundos en velocidad 4, luego añadir el pulpo en rodajas y volver a picar 3 segundos en velocidad 5, y por último, echar la mayonesa y salsa de soja y mezclar 5 segundos en velocidad 3 con el giro a la izquierda. Esta mezcla la hice el día anterior, y al día siguiente monté los vasitos. Las huevas de salmón se encuentran fácilmente en fechas navideñas (yo las que he usado las tenía de Navidad), pero pasada esas fechas ya son más difícil de encontrar. Si se os da ese caso, sustituir por sucedáneo de caviar.

La receta de este veis presentada en este vaso, ya la he hecho en varias ocasiones, pero usando calamares. Es una receta que probé en un bar de mi ciudad y que la adapte a nuestros gustos. La sepia la hice el día anterior y el cuscús al día siguiente. Se toma caliente y esta riquísima. La receta en mi blog: vasitos de cuscús y sepia en salsa americana.

Y por último la tarta, la receta estrella que tanto gustó, por la presentación y, sobre todo, por su sabor. A mi hijo le gustan las fresas y el chocolate, así que hice esta tarta tan conocida con una textura de mousse, que hacía que tuviera un sabor muy suave y ligero. La hice con la Thermomix y la KitchenAid. En la receta que podéis encontrar aquí: Tarta Napolitana sin horno, esta explicada de manera tradicional. Si queréis hacerla en Thermomix, la adaptación es la siguiente:
Para la base de galleta, echar 150 g de galleta tipo María y 40 g de cacao puro en polvo, triturar 5 segundos en velocidad 8. Añadir 90 g de mantequilla a temperatura ambiente y mezclar 5 segundos en velocidad 5. Verter sobre un molde engrasado, aplanar la superficie e introducir en el frigorífico.
Para la capa de chocolate con leche, poner en remojo 4 hojas de gelatina, en agua muy fría durante 10 minutos. Mientras, picar 200 g de chocolate con leche, 5 segundos en velocidad 10. Verter 80 g de nata de montar y calentar 4 minutos en temperatura 37º a velocidad 2. Mientras, en el microondas, calentar 60 g de leche, solo un poco, sobre unos 30 segundos a potencia media, y mezclar con la gelatina bien escurrida. Verter esta última mezcla sobre el chocolate fundido y mezclar 10 segundos en velocidad 3. Reservar la mezcla, lavar el vaso con agua muy fría y montar con la mariposa en velocidad 3 1/2, la cantidad de 250 g de nata. Yo este paso lo hice con la KitchenAid que me encanta como monta la nata. Por último, añadir el chocolate poco a poco a la nata montada e ir mezclando con movimientos suaves y envolventes para que la nata no pierda aire. Verter sobre el molde y llevar al frigorífico.
Para la capa de chocolate blanco, hacer los mismo pasos que con la base anterior, pero cambiando el tipo de chocolate, que para esta ocasión, usaremos claramente uno blanco. Es importante hacer la capa y verterla en el molde justo una hora más tarde que la anterior, para que luego no se desprenda una capa de la otra.
Para la capa de fresa, poner en remojo 4 hojas de gelatina, en agua muy fría durante 10 minutos. Echar en el vaso 300 g de fresas, 75 g de azúcar blanquilla y una pizca de sal y triturar 30 segundos en velocidad 5, luego programar 20 minutos en temperatura 90º a velocidad 2. Dejar enfría unos minutos, hasta que baje a temperatura al menos a 50º, y añadir la gelatina escurrida y 1 cta. de extracto de vainilla, mezclando 10 segundos en velocidad 3. Lavar el vaso, montar 250 g de nata y añadirle poco a poco la mezcla de fresa, con movimientos suaves y envolventes. Verter sobre el molde. Igualmente se debe de verter pasado una hora de la capa de chocolate blanco.
Por último, al día siguiente, desmoldar y decorar con nata montada y frutos rojos. El molde que he usado, tiene un diámetro 18 cm, ya que quería una tarta pequeña pero bastante alta; como el molde no era suficiente alto, use unas tiras de acetato para darle más altura. Además, las tiras de acetatos van ideales para desmoldar perfectamente este tipo de tarta. Podéis usar el molde que más os interese, el clásico bajo de 23 cm u otro tamaño o individuales, lo importante es que sea desmontable. Sea como sea, seguro que os va a encantar. Fijaros que corte tan apetecible tiene!!!

Y con esto, finalizamos esta entrada de celebración. Hasta la próxima!!