Cheesecake de Baileys

El Bayleis es un licor de crema de leche con whisky irlandés. De sabor suave, ligeramente dulzón, es una crema ideal para usar en postres, sobre todo si esta combinado con chocolate negro. Para esta receta, use aros de emplatar individuales, para que cada comensal tuviera su propia pequeña tarta, pero igualmente admite una versión en grande, aumentado todos los ingredientes al doble. Por el contenido en alcohol no es un postre recomendable para niños, todo lo contrario que en los adultos, su sabor hará que más de uno quiera volver a repetir.

Ingredientes:
Para la base:
• 170 g de galletas tipo digestive
• 20 g de azúcar glas
• 15 g de cacao puro en polvo
• 90 g de mantequilla derretida
Para el relleno:
• 300 g de queso de untar
• 75 g de licor de Baileys
• 75 g de azúcar glas
• 150 g de nata para montar
• 3 hojas de gelatina neutra
Para la ganache de Baileys:
• 100 g de chocolate negro
• 90 g de nata para montar
• 35 g de licor de Baileys
• 20 g de mantequilla

Elaboración tradicional:
Para la base: Triturar las galletas junto al cacao y el azúcar en una picadora. Agregar la mantequilla y mezclar hasta que estén bien integrados todos los ingredientes. Rellenar con una par de cucharadas cada aro, aplanando la mezcla de galleta con la ayuda de la cuchara y de las yemas de los dedos. Dejar reposar en el frigorífico mientras se prepara el relleno.
Para el relleno: Hidratar las hojas de gelatina en agua fría, durante 10 minutos. Montar la nata con varillas y reservar. Batir el queso con el azúcar y 25 g. de Baileys. Reservar.
Calentar unos segundos en el microondas 50 g del Bayleis, añadir las gelatinas bien escurridas, mezclar. Verter y mezclar sobre la mezcla de queso. Por último, mezclar suavemente con la nata montada con movimientos envolventes.
Rellenar los aros con la mezcla, alisando la superficie con la ayuda de una cuchara. Dejar reposar en el frigorífico de un día para otro para que cuaje.
Para la ganache: Con un cuchillo, trocear finamente el chocolate. Reservar. Poner a hervir la nata a fuego medio. Cuando haya hervido, retirar del fuego y agregar el chocolate picado, mezclar hasta que el chocolate se haya derretido. Agregar la mantequilla y nuevamente mezclar hasta que se derrita. Por último, agregar el Bayleis y mezclar.
Reservar en el frigorífico, dentro en una manga pastelera con boquilla en forma de estrella. Al día siguiente, sacar la ganache como mínimo una hora antes de decorar los pasteles.
Desmoldar los pasteles y decorar con el ganache. Servir.

Elaboración en Thermomix:
Para la base: Triturar las galletas en el vaso 10 segundos en velocidad 10. Agregar el cacao y el azúcar y programar otros 10 segundos en velocidad 10. Añadir la mantequilla y mezclar 10 segundos en velocidad 5. Rellenar con una par de cucharadas cada aro, aplanando la mezcla de galleta con la ayuda de la cuchara y de las yemas de los dedos. Dejar reposar en el frigorífico mientras se prepara el relleno.
Para el relleno: Hidratar las hojas de gelatina en agua fría, durante 10 minutos. Colocar la mariposa y montar la nata unos segundos en velocidad 3 ½. Incorpora el queso y el azúcar y mezclar 10 segundos en velocidad 3. Reservar en un bol.
Calentar unos segundos en el microondas la mitad del Bayleis, añadir las gelatinas bien escurridas, mezclar y agregar el resto de Bayleis. Incorporar suavemente a la mezcla de nata con el queso, con movimientos envolventes.
Rellenar los aros con la mezcla, alisando la superficie con la ayuda de una cuchara. Dejar reposar en el frigorífico de un día para otro.
Para la ganache: introducir en el vaso, el chocolate troceado y triturar 20 segundos en velocidad de 5 a 7. Con la espátula bajar el chocolate que quede en las paredes. Añadir la mantequilla y programar otros 4 minutos a temperatura 37º en velocidad 2. Incorporar la nata y el Baileys, y programar 4 minutos a temperatura 37° en velocidad 2.
Reservar en el frigorífico, dentro en una manga pastelera con boquilla en forma de estrella. Al día siguiente, sacar la ganache como mínimo una hora antes de decorar los pasteles.
Desmoldar los pasteles y decorar con el ganache. Servir.

Consejos y trucos:
• Para el montaje he usado 6 aros de emplatar de 7,5 cm de diámetro. Para que se puedan desmoldar fácilmente los postres, recomiendo usar tiras de acetato de la misma altura de los aros. Colocar las tiras en el interior de los aros, pegadas a las paredes. Cuando vayáis a desmoldar, notaréis que los aros se desprenden fácilmente del acetato. Tan solo tenéis que tener un poco de cuidado en despegar el acetato del postre.
• Para preparar los postres, colocar los aros sobre una bandeja y sobre la bandeja un papel sulfurizado. Los aros no llevan base, por lo que se deben de manejar sobre una superficie que luego se pueda manipular para desmoldar y servir en platos individuales.
• La decoración de ganache está hecha con una boquilla de manga pastelera en forma de estrella. Se puede usar otro tipo de boquilla o bañar los postres, una vez desmoldados, con el ganache. Si es así, se deberá de calentar antes el ganache para que tenga una consistencia más líquida. El ganache se debe de sacar al menos una hora antes del frigorífico para que se pueda trabajar con él.
• Para que la gelatina haga mejor su efecto, recomiendo que se hidrate en agua muy fría. Lo ideal, es poner en el agua unos cubitos de hielo.

Fuente: Dulces bocados.com

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.