Cookies con chocolate

Estas cookies, también conocidas por galletas americanas, son de los dulces que más demandan los peques. Con esta receta os saldrán aproximadamente entre unas 30 a 40 galletas, según el tamaño en que se formen las bolitas. Su conservación es simple, guardarlas en una caja de lata o de cartón, aunque no creo que os duren muchos días. Vamos con la receta.

Ingredientes:
• 400 g de harina
• 6 g de levadura química
• 3 g de bicarbonato sódico
• 12 g de sal
• 225 g de mantequilla a temperatura ambiente
• 130 g de azúcar moreno
• 130 g azúcar blanca
• 2 huevos tamaño M
• 1 cucharadita de esencia de vainilla
• 340 g de chocolate troceado o gotitas de chocolate

Elaboración en KitchenAid o con batidora/amasadora eléctrica:
En un bol, tamizar la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal. Reservar.
Con el brazo de pala, batir a velocidad media la mantequilla en dados junto a los azúcares, hasta conseguir que blanquee y que los azúcares se disuelvan.
Reducir la velocidad a baja y agregar los huevo batidos y la vainilla. Mezclar hasta que se haya integrado.
Añadir, a esa misma velocidad, la mezcla tamizada poco a poco. Batir hasta que se haya integrado en su totalidad.
Por último, incorporar el chocolate y mezclar un par de minutos más.
Formar bolitas y colocarla en una bandeja con papel sulfurizado (papel de horno), tapar e introducir en el frigorífico un mínimo de dos horas.
Precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo.
Forrar varias bandejas de horno con papel sulfurizado.
Sacar las bolitas y colocarla en las bandejas, dejando espacio suficiente entre ellas para que cuando se expandan en el horneado no se pequen entre sí.
Hornear cada bandeja unos 15 minutos. Deben de quedar blandas, luego se endurecerán.
Dejar enfriar en una rejilla.

Elaboración en Thermomix:
En el vaso echar la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal y tamizar 10 segundos en velocidad progresiva del 5 al 10.
Agregar la mantequilla en dados, los azúcares, los huevos y la vainilla. Mezclar 20 segundos en velocidad 5.
Pasar a un bol y añadir el chocolate, mezclar hasta que quede bien esparcidos.
Formar bolitas y colocarla en una bandeja con papel sulfurizado (papel de horno) e introducir en el frigorífico un mínimo de dos horas.
Precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo.
Forrar varias bandejas de horno con papel sulfurizado.
Sacar las bolitas y colocarla en las bandejas, dejando espacio suficiente entre ellas para que cuando se expandan en el horneado no se pequen entre sí.
Hornear cada bandeja unos 15 minutos. Deben de quedar blandas, luego se endurecerán.
Dejar enfriar en una rejilla.

Consejos y trucos:
• Para hacer las bolitas podéis usar una cuchara de helado, una manera rápida y limpia de manejar la masa, eso sí, os saldrá unas galletas grandes.
• Para que salga una galleta mediana, las bolitas tienen que ser un poco más pequeña que una nuez.
• Si la masa está demasiado blanda para manipularla y formar las bolita, introducirla media hora en el frigorífico; la mantequilla que lleva la mezcla endurecerá y será más manejable.
• Si no tenéis tamizador de harina, podéis usar un colador grande, va genia.
• Las bandejas de horno que venden en Ikea (bandejas Drommar) son ideales para hornear las galletas, además tienen el tamaño justo para que quepan en el frigorífico.
• Mientras se hornean una tirada de galletas, reservar el resto en el frigorífico para que la masa no se ablande.

Fuentes: Postreadicción.com y blog Velocidad Cuchara

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.