Crema de calabacín con queso

Una vez terminadas las fiestas, nuestro cuerpo pide recetas más ligeras, fáciles de digerir y que sirvan van para depurar nuestro organismo. Las cremas de verduras son ideales, tanto para un primer plato como para la cena como plato único. El calabacín es ideal para perder peso, ya que aportan muy pocas calorías. Además contienen fibra soluble e insoluble, la primera es ideal para depurar y desintoxicar el organismo, y la segunda ayuda a limpiar las impurezas del intestino. Si queréis que la crema sea aun más ligera, podéis eliminar la patata, añadiendo más calabacín y usando queso light de untar.

Ingredientes:
• 600 g de calabacín
• 170 g de patata
• 120 g de cebolla
• 40 g de aceite de oliva
• 600 g de agua
• Sal
• 160 g de queso de untar o de quesitos *
• Nata y crutones (opcional) **


* Usar queso de untar tipo Philadelphia, sin aromas ni sabores añadidos.
** Usar nata sin gluten (Marcas: Hacendado, Pascual,…) o nata para montar.
** Usar crutones caseros o sin gluten de Esguir

Elaboración tradicional:
En una olla sofreír los calabacines, la patata y la cebolla, todo en trocitos, con el aceite. Cuando se note la verdura un poco pochada, agregar el agua y cocer a temperatura media/alta unos 20 minutos. Pasado el tiempo, agregar el queso y dejar enfriar la crema antes de triturarla.
Un vez triturada, probar y rectificar de sal.
Servir con un chorreón de nata y con crutones.

Elaboración en Thermomix:
Echar en el vaso los calabacines lavados, en rodajas gruesas y sin pelar, la patata pelada y en trozos, la cebolla pelada y en cuartos y el aceite. Picar 5 segundos en velocidad 5 y, a continuación, programar 10 minutos en temperatura varoma a velocidad 2 sin el cubilete.
Agregar el agua y una cucharadita de sal, programar 20 minutos en temperatura varoma a velocidad 2 con el cubilete.
Añadir el queso y dejar que baje la temperatura a 80º. Pasado el tiempo, triturar 2 minutos en velocidad progresiva del 5 al 10.
Probar y rectificar de sal si es conveniente, mezclando 5 segundos en velocidad 3.
Servir con un chorreón de nata y con crutones.

Consejos y trucos:
• En el modo tradicional, si queréis que la crema aún quede más fina, una vez triturada, pasarla por un chino.
• Esta crema admite congelación, además dura perfectamente entre tres a cuatro días en el frigorífico.

Fuente: Mis thermorecetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.