Crema de garbanzos y calabaza

El otoño ya se ha quedado para echar definidamente al verano, y es que siendo noviembre, ya tocaba. Esta semana se nota en toda España el frío del cercano invierno, hemos sacado nuestros abrigos, incluso las bufandas. Ese frío influye, además de nuestra manera de vestir, a nuestra manera de comer. Nos apetece paltos más calentito y menos frío, pasamos de las ensaladas a las cremas o sopas como primer plato y las legumbres son ideales para los clásicos guisos que hacen que entremos en calor. En esta receta, esa legumbre en forma de garbanzo, es un ingrediente clave junto a la calabaza para formar una crema muy suave y poco calórica. Ideal para toda la familia y sobre todo para los más pequeños de la casa, aportar en un mismo plato verduras y legumbres, ambos ingredientes estrellas de una alimentación sana. Te apetece mas crema saludables, mira estas recetas: Crema de repollo y patatas, crema de calabacín y guisantes, crema ligera de calabaza, crema de puerros y peras, crema de calabaza y manzana, crema antiestrés de verduras y avena y crema de verdura y pollo.

Ingredientes:
• 120 g de puerro
• 500 g de calabaza
• 40 g de aceite de oliva virgen extra
• 1 l de caldo de verdura *
• 400 g de garbanzos cocidos
• Media cucharadita de pimentón *
• Semillas de calabazas


* Usar caldo de verdura casero o que no contenga gluten. El pimentón que sea de denominación de origen la Vera o de Murcia envasado, no a granel.

Elaboración tradicional:
Limpiar y eliminar la parte verde del puerro. Cortar en rodaja.
Eliminar la piel y las semillas de la calabaza, cortar en pequeños trozos.
En una olla, calentar el aceite y echar el puerro y la calabaza, rehogar unos minutos hasta que veamos que la verdura empieza a pocharse.
Verter el caldo de verdura y cocinar unos 10 minutos en temperatura media/alta.
Añadir los garbanzos lavados y escurridos y el pimentón. Cocinar otros 10 minutos a la misma temperatura.
Triturar con una batidora y rectificar de sal si fuera necesario. Si se quiere una crema más suave, pasar por un chino. Servir acompañada de unas semillas de calabaza.

Elaboración en Thermomix:
Limpiar y eliminar la parte verde del puerro. Cortar en rodaja y echar en el vaso.
Eliminar la piel y las semillas de la calabaza e introducir en el vaso en trozos.
Agregar el aceite, cerrar el vaso y picar 5 segundos en velocidad 5. Luego, rehogar 10 minutos en temperatura varoma a velocidad 5.
Verter el caldo de verdura y programar 10 minutos en temperatura 120º (en TM31 a tem. Varoma) a velocidad cuchara.
Añadir los garbanzos lavados y escurridos y el pimentón. Programar 10 minutos en temperatura 120º (en TM31 a tem. Varoma) a velocidad cuchara.
Terminador el tiempo y cuando el robot hay bajado la temperatura a 80º, triturar 1 minuto en velocidad progresiva del 5 al 10.
Probar y rectificar de sal si fuera necesario. Servir acompañada de unas semillas de calabaza.

Consejos y trucos:
• Los garbanzos se puede comprar envasados o congelados, pero también podemos usar las sobras por ejemplo de un cocido o puchero, incluido el caldo de éste.

Fuente: https://denuestracasa.blogspot.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.