Empanadillas momificadas

En estos días los niños de la casa disfrutan comiendo comidas que imitan a monstruos o que tienen una pinta macabra. El mío aun es pequeño para los últimos, pero para monstruos con un toque simpático, tiene la edad ideal. Desde recetas dulces a saladas, todo vale si tiene forma de araña, murciélago, calabaza, dientes de vampiros, ataúdes,.. y así un sinfín de ideas que se pueden encontrar por Internet. Esta idea de momia (que parecen más unos búhos) la encontré entre las miles de imágenes que hay por Pinterest. No es que haya quedado muy tenebrosa pero a mi hijo les ha encantado, y eso es lo que vale.

Ingredientes:
• Una o dos masas de empanada rectangular (salen 4 empanadas de cada masa)
• Queso rallado
• Embutido de un tono rojo o similar(salami, chorizo, salchichón,…)
• Aceitunas verdes rellenas de pimiento rojo
• Huevo

Elaboración tradicional:
Precalentar el horno a 200º.
Desenrollar las masas y aplanarlas con un rodillo. Dividir cada masa en 4 partes iguales.
Para realizar las momias hay que cerrar las empanadas como si fuera una trenza, una por cada cuadrado.
Para realizar la trenza se debe de cortar pequeñas tiras diagonales en los lados largos de la masa, dejando un hueco en el centro que es donde se coloca el relleno. Poner en la mitad el relleno, primero el queso rallado, luego el embutido y por último una aceituna cortada por la mitad que hace la forma de los ojos. Cerrar la empanada en forma de trenza, alternando una tira de un lado con la tira del otro y dejando el hueco libre de los ojos, cortando las tiras de esa zona. No importa si queda hueco entre tira y tira, queda igualmente bien.
Pintar con huevo batido y hornear hasta que coja color, unos 20 minutos.

Consejos y trucos:
• Aquí más que truco, hay trato. Feliz Halloween!!!

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.