Ensalada de pollo a la naranja agridulce

Después de unos días de fiesta donde el dulce ha sido el plato estrella, vamos con una receta más ligera, para hacer bajar esas torrijas, monas, buñuelos, arroz con leche y otras recetas ricas que nos pasan factura a la cintura y a otras partes del cuerpo. Esta sencilla ensalada queda espectacular con el aliño que lleva el pollo, un contraste de sabores dulces y ácidos que van geniales con la carne y la lechuga.

Ingredientes:
• 500 g de pechugas de pollo en filetes
• 2 naranjas de zumo
• 2 cucharadas de salsa de soja *
• 1 cucharada de salsa Worcestershire *
• 1 cucharada de vinagre de Jerez
• 2 cucharadas de mermelada de naranja amarga
• 2 cucharadas de miel
• Pimienta negra
• Sal
• 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
• 1 bolsa de lechuga variada tipo gourmet
• 2 puñados de tomates tipo cherry o 4 tomates
• Sésamo negro para decorar **


* Sustituir la salsa de soja y la salsa Worcestershire por tamari, hay una de la marca Kikkoman, serían en total 3 cucharadas.
** Verificar que el sésamo usado esté libre de posible contaminación de gluten, sino se está muy seguro, lavarlo bajo el grifo para eliminar posible contaminación. La marca Polluelos se puede usar.

Elaboración tradicional:
Limpiar y cortar en tiras las pechugas de pollo, reservar en un bol.
Exprimir las naranjas y mezclar con la salsa de soja, la salsa Worcestershire, el vinagre, la mermelada, la miel y una pizca de sal (muy poca) y pimienta.
Cubrir las tiras de pollo con la mezclar, removiendo. Dejar marinar en el frigorífico un par de horas, tapado el bol con film transparente.
Pasado el tiempo, escurrir el pollo, reservando la marinada sobrante.
Calentar en una sartén el aceite y dorar las tiras de pollo.
Añadir la marinada, removiendo bien, y dejar cocinar unos minutos más a fuego medio, hasta que se reduzca el líquido.
Mientras, preparar la ensalada. Emplatar cada plato con una base de lechuga y repartir sobre ellas, los tomates cherry enteros o los tomates en rodajas.
Colocar en el medio el pollo con su salsa y espolvorear sésamo negro al gusto.

Consejos y trucos:
• Se puede cambiar el zumo de naranja natural por zumo de naranja envasado, aunque aportará más calorías y azucares a la elaboración.
• La carne se puede dejar macerar durante todo el día, siempre guardada en el frigorífico.

Fuente: Directo al paladar.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.