Especial Halloween

Ya mismo tenemos un año más la fiesta de Halloween, una fiesta con más historia de la que algunos pensamos y con gran cercanía al Día de Todos los Santos. La fiesta de Halloween, tiene sus raíces en una festividad pagana muy antigua de los pueblos celtas que se llamaba Samhain. Ese día se celebraban el fin de verano, la temporada de cosecha y un nuevo año celta, pero además se creía que por la noche, los difuntos, caminaban entre los vivos, acechándolos. Se celebraban rituales, se mantenían las casas sin fuego para que los muertos pasaran de largo, algunos ponían comida o dulce cerca de las puertas, para que los espíritus se saciaran y así no entraran en las casas, y los vivos se vestían con pieles de animales o se pintaban las caras para confundir a los muertos.

Todo eso cambió cuando el emperador Constantino decidió convertir a todo su imperio, entre ellos a los celtas, en cristianos. Para ello, cambio la fecha del Día de Todo los Santos, que se celebraba el 13 de mayo al 1 de noviembre, y el día anterior lo denomino víspera de todos los santos. En los países anglosajones esos dos días pasaron a llamarse All Hallows Day (Día de Todos los Santos) y All Hallows Eve (Víspera de Todos los Santos) Este último, es el que hoy en día conocemos como Halloween, y que a medida que pasaron los años, además de cambiar de nombre, cambio la manera de celebrarse.

Hoy en día no solos se celebrar en países anglosajones como Inglaterra, Irlanda o Estados Unidos, sino también en otros de habla hispana, como México y Colombia. Además, cada año se hace más popular en España y en otros países, siendo una fiesta donde disfrutan tanto niños como adultos.

Y a mi esta fiesta me encanta, ya que desde pequeña recordaba el Día de Todos los Santos como un día triste, donde íbamos al cementerio a visitar a nuestros difuntos y en el canal de televisión, el único que había, echaban Don Juan Tenorio. La verdad, es que no tenía buenos recuerdos, ni tampoco sabores, pues no teníamos ningún dulce o plato tradicional de esa fecha como si pasa en otras ciudades españolas. Cuando empezó a despuntar la fiesta de Halloween, yo ya era adulta y en un principio no le prestaba nada de atención, pero a tener a mi hijo y a celebrarlo en su colegio, empezamos a animarnos y a disfrutarlo con disfraces, decoraciones y como no, con dulces y platos originales.

Hoy os pongo un recopilatorio de algunas recetas ideales para Halloween, todas monstruosas. Podéis ver la receta pinchando en el título de cada una de ellas. Espero que os valga de ayuda para celebrar vuestra propias fiesta!

Las galletas o cookies son de los dulces que más se realizan en estas fiestas, una gran parte de ellas son decoradas con fondant o glaseado, otras simplemente tienen formas tenebrosas o están tintadas o decoradas con colores que nos recuerda a Halloween. Os pongo el ejemplo de algunas que he ido haciendo.

Galletas de Jack Skellington. Son unas galletas de mantequilla y chocolate con la cara en fondant del protagonista de la película animada Pesadilla antes de Navidad de Tim Burton y que es todo un famosillo dentro de Halloween. Las hice el año pasado para repartir tanto en el colegio de mi peque como es su academia de inglés.

Galletas de mantequilla de Halloween. Las clásicas galletas de mantequilla decoradas con fondant. Con un poco de idea podemos hacer unos monstruitos muy simpáticos. Estas tambien se repartieron de la misma maneras que las anteriores. Como véis van guardadas en bolsitas, una protección higénica que a la vez hace que se conserve mejor las cookies.

Araña de mantequilla de cacahuetes. Unas riquísimas y simpáticas galletas con un sabor muy suave a cacahuetes. Para mi fueron unas de las galletitas que mas me gustarón fisicamente, son muy graciosas y a los peques les encantarón.

Dedos de bruja. Si, estas dan hasta asquito verlas pero son un clásico en la repostería de Halloween. A mi me gusto más la idea de tinta la masa de color verde y de poner almendritas con piel, la verdad es que se ven más reales, y su elaboración fue muy divertida.

Galletas Oreo fantasmales. Estas galletas no tienen receta ya que son compradas (son las Oreo bañadas en chocolate blanco) y solo las he decorado. Se le clava un palito de cake pop o una brocheta de madera, con suavidad para que no se rompa. Se decoran con un lazo negro y se pinta la cara con rotulador negro de tinta comestible o con chocolate negro fundido. Así de fácil!

Otro dulces iguales de golosos y que se comen de un solo bocado son los cakepops o rosquillas. Una gran parte se bañan con chocolate o glaseado. Aquí podéis ver los míos.

Cake Pops de Halloween. Unos bizcochitos bañados en chocolate negro y decorados con figuritas de azúcar. Podéis hacerlo con la máquina para hacer cakepops o en un molde en el horno. Van colocados bocaabajo sobre unas minicápsulas de magdalenas, aunque tambien podéis pincharlo sobre una base.

Rosquillas de máquina para Halloween. Estas rosquillas las hice con una máquina para hacer rosquilla, un estilo a una sandwichera. También se pueden hacer en moldes en el horno. Bañadas con chocolate blanco y figuritas de azúcar.

Y otras recetas dulces que os pueden venir geniales, son las siguientes:

Bundt cake de calabaza, chocolate y nueces. No podría faltar el clásico bizcocho con calabaza, el ingrediente estrella de estas fiestas. Esta receta queda riquísima, ya que la calabaza, el chocolate y las nueces combinan de una manera espectacular.

Cuajada de chocolate para Halloween. Receta facilísima con unos moldes muy originales, aunque un poco entretenido para vaciar las naranjas y decorarlas. La idea de estos moldes os puede servir para rellenarlo de lo que más os guste.

Pastel de calabaza. Al igual que el bizcocho, el pastel de calabaza es también otro clásico de estas fiestas. Tiene una textura muy suave y como antes he dicho, el chocolate va genial con la calabaza.

Y también tenéis recetas saladas, a cual más simpática.

Empanadillas momificadas. Aunque parezca mas bien unos buhos enrollados, os juro que eran unas momias… A los pequeños les encantan, pero los adultos no se quedan atrás.

Empanadillas de Halloween. Muy fáciles de hacer, no tiene receta pero os explico por encima. Compráis masas de empanadillas grandes y con una cartulina haceis una plantilla de una calabaza que sea más pequeña que las obleas de masa. Usáis la plantilla para cortar las obleas y asi dar el contorno de la calabaza. Ahora hay que hacer los ojos, la nariz y la boca, pero solo se lo haremos a la mitad de las obleas, las otras no hace falta porque sería la base de las empanadillas. Ponéis la oblea que no tiene ojos, nariz y boca, encima lonchas de queso y chorizo (al gusto) y por último otra oblea, esta vez con los ojo, boca y nariz. Cerráis el conjunto, pintáis con huevo y al horno a 200º hasta que quedan bien doraditas. Listo!

Hamburguesas monstruosas de nuggets. Aparte de graciosísimas estan riquísimas. Ha estas hamburguesas nadie se resistira!

Escobas de brujas. Otro clásico de Halloween que tiene muy poco que hacer, es por ello que tampoco tiene receta. Tenéis que comprar queso en loncha, cebollino y palitos de pretzel. Y tan fácil como cortar una loncha por la mitad y realizar unos cortes para hacer las fibras de la escoba. Se hacen por la parte más larga de la loncha, con una separación entre cortes que no sea muy grande y sin que llegue al otro extremo, como si fueran unos flecos. Enrollamos la media loncha con un palito de pretzel y atamos con el cebollino. El cebollino, si se blanquea con anterioridad, quedan más durito, por lo cual se puede usar con mayor facilidad para atar sin que se rompa.

Más ideas… no hay Halloween sin golosinas, así que os dejo una manera de presentar unas cesta con golosinas y detallitos de monstruitos para vuestros hijos o peques que quieran jugar al truco o trato. Solo necesitáis una cesta o caja y unas pegatinas y decoraciones de Halloween. Para hacer los cucuruchos de monstruos que veis en la primera fotografía os pongo el siguiente enlace con el paso a paso. Podéis hacerlas de chuches, dulces, frutos secos o juguetes de monstruos. Cualquier cosa les van hacer ilusión.

Y hasta aquí ya esta, otro año os pondré una versión de recetas tradicionales para el Día de Todos los Santos, para que haya para todos los gustos. Si quería verlas, podéis echar un vistazo al recopilatorio que tengo de recetas de Halloween, simplemente pinchando aquí.

Feliz Halloween!

Deja un comentario