Espinacas a la crema con huevos gratinados

Podría decir que con esta receta que encontré en el libro Imprescindible de la Thermomix, me empezó a gusta las espinacas, y es que esta verdura con la mezcla de bechamel, el huevo y el queso gratinado combina a la perfección, haciendo que hasta los que no nos gustan las espinacas, sucumbamos a este plato. Existe la versión que hago en aperitivo, con tartaletas de masa como base, que quedan espectaculares, si quieres ver la receta, pincha aquí.

Ingredientes:
• 500 g de hojas de espinacas
• 2 dientes de ajo
• 50 g de aceite de oliva virgen extra
• 1 cucharadita de sal
• 50 g de harina *
• 500 g de leche
• 30 g de mantequilla **
• Nuez moscada ***
• Pimienta ***
• 4 huevos
• 50 g de queso rallado para gratinar****


* Usar 30 g de Maicena, para más información de cómo elaborar, mirar al final de la receta, en Consejos y trucos. No usar maicena instantánea
** Usar mantequilla con un mínimo de 80 por ciento de materia grasa y que no lleve fibras (Marca: Reny Picot, Puleva, Asturiana, Lorenzana,…)
*** Usar especias en granos, no comprar molidas pues pueden estar contaminadas.
**** Usar queso rallado sin gluten (Marcas: Mozzarella de Hacendado, emmental de Spar, varios de Eroski,…)

Elaboración tradicional:
Lavar las espinacas, escurrirlas bien, secarlas con papel de cocina y picarlas finamente.
En una cacerola, echar el aceite junto a los dientes de ajo picados, dorarlos y agregar la espinaca con la sal. Rehogarla hasta que las espinacas esten cocinadas y hayan bajado su volumen.
Si hay mucho líquido en la cacerola, eliminar parte de él.
Añadir la harina y tostar, removiendo durante un minuto a fuego medio.
Subir la temperatura e incorporar la leche poco a poco, sin dejar de remover, luego la nuez moscada y la pimienta. Seguir removiendo hasta que la mezcla espese.
Echar la mezcla en cuatro fuentes individuales y romper un huevo encima de cada fuente. Espolvorear con el queso y hornear unos 10 minutos, hasta que los huevos se cuajen y y el queso haya gratinado.

Elaboración en Thermomix:
Lavar las espinacas, escurrirlas bien y secarlas con papel de cocina.
Echar en el vaso los dientes de ajo y el aceite. Picar 5 segundos en velocidad 7 y luego programar 5 minutos en temperatura varoma a velocidad 2.
Incorporar las espinacas y la sal. Programar 5 minutos en temperatura varoma a velocidad cuchara. Terminado el tiempo, triturar 4 segundos en velocidad 3.
Precalentar el horno a 200º.
Antes de incorporar la harina, vaciar parte del líquido que ha soltado la cocción de las espinacas, dejándolo apenas sin nada.
Añadir la harina y rehogar durante 1 minuto en temperatura 100º a velocidad 2.
Agregar la leche, la mantequilla, la nuez moscada y la pimienta. Programar 7 minutos en temperatura 100º a velocidad 2.
Echar la mezcla en cuatro fuentes individuales y romper un huevo encima de cada fuente. Espolvorear con el queso y hornear unos 10 minutos, hasta que los huevos se cuajen y y el queso haya gratinado.

Consejos y trucos:
• Para realizar la receta con maicena en la Thermomix, añadir la maicena, la leche, la nuez moscada y la pimienta, programando 10 minutos en temperatura 100º a velocidad 2. Si la vais a realizar en forma tradicional, mezclar la maicena con la leche y las especias e ir añadiendo poco a poco a la cacerola, y sin dejar de remover en ningún momento, cocinar hasta que la masa espese. A veces, según qué tipo de leche que se use, entera o desnatada, tendremos que añadir un poco más o menos de maicena.

Fuente: www.recetario.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.