Galletas de mantequilla de Halloween

Las galletas de mantequillas son las primeras galletas que hice en mi cocina. Sencillas de elaborar, en esta ocasión las use para la fiesta de Halloween. Tenía sin estrenar unos cortadores de la marca Wilton de forma de monstruitos y me vinieron ideales para el momento. La receta que siempre suelo usar para este tipo de galletas es la del blog del Rincón de Bea, una gran profesional de la repostería y que aparte de enseñarte como prepararla, te explica cual es la mejor manera para que salga perfecta. Os recomiendo, echar un vistazo al final de la receta, en la zona de consejos y trucos.

Ingredientes:
• 250 g de mantequilla a temperatura ambiente
• 250 g de azúcar glas tamizado
• 1 huevo tamaño XL a temperatura ambiente
• 650 g de harina tamizada
• Un chorrito de leche
• Una cucharadita de aroma de vainilla u otro sabor al gusto
• Fondant para decorar

Elaboración en amasadora-mezcladora o en KitchenAid:
Batir la mantequilla con el accesorio de pala un minuto en velocidad baja-media ( En KitchenAid en el 3) Parar la máquina, bajar con una espátula la mantequilla que haya quedado en las paredes y volver a batir un minuto más en la misma velocidad.
Bajar la velocidad al mínimo e incorporar el azúcar tamizado a cucharadas, poco a poco, pero sin pausa. Cuando el azúcar se haya integrado con la mantequilla, subir la velocidad a baja-media un par de minutos más, parando la máquina si es necesario para bajar los restos de las paredes.
De nuevo bajar la velocidad al mínimo, agregar el aroma deseado y el huevo ligeramente batido poco a poco, hasta que se integre.
Sin parar la máquina, echar la harina a cucharadas. Cuando la masa empiece a desmigar, añadir un chorrito de leche (como una cucharada o dos, según lo seca que se vea la masa) y volver a seguir batiendo hasta que la masa se despegue por completo del vaso. La masa debe de quedar pringosa pero no pegajosa.
Dividir la masa en cuatro porciones. Aplanar cada porción sobre un papel vegetal y reservar en el frigorífico un mínimo de 3 horas. Pasado el tiempo, sacar las masas y cortar dándole forma con la ayuda de unos cortadores de galletas.
Colocar las galletas sobre las bandejas de horno y hornear a 180º un tiempo entre 12 a 18 minutos, según el tamaño de la galleta. En el momento en que los filos de las galletas cojan color, sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejillas.
Guardar en una lata hermética y al día siguiente, decorar con fondant.

Elaboración en Thermomix:
Verter todos los ingredientes (de la leche tres cucharaditas) en el vaso y mezclar 20 segundos en velocidad 6.
Dividir la masa en cuatro porciones. Aplanar cada porción sobre un papel vegetal y reservar en el frigorífico un mínimo de 3 horas. Pasado el tiempo, sacar las masas y cortar dándole forma con la ayuda de unos cortadores de galletas.
Colocar las galletas sobre las bandejas de horno y hornear a 180º un tiempo entre 12 a 18 minutos, según el tamaño de la galleta. En el momento en que los filos de las galletas cojan color, sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejillas.
Guardar en una lata hermética y al día siguiente, decorar con fondant.

Consejos y trucos:
• Con esta receta sale sobre unos 50 o 60 galletas, según el tamaño de las mismas.
• La decoración de fondant en las galletas es muy sencilla, tan solo se necesita una zona de trabajo libre y unos pequeños utensilios. Para esta decoración os recomiendo una alfombrilla para trabajar el fondant, dos rodillos (uno grande y otro pequeñito, ambos con aros regulables), una cuchilla tipo bisturí de manualidades, un pincel muy fino y diferentes cortadores pequeños con formas circulares. Además el juego de cortadores para dar forma a las galletas. El fondant se pega fácilmente sobre la propia galleta, usa los propios cortadores que se ha usado para las galletas para corta el fondo decorativo de fondant. Intentar que la lámina de fondant sea fina, ya que tenéis que pensar que es una capa completa de azúcar. Para los elementos de ojos, bocas y demás he usado la cuchilla u otros cortadores circulares, pero si no tienes, puedes usar elementos que tengas en la cocina como un tapón de una botella. Para que se pegue bien el fondant sobre fondant, usar un pincel humedecido en agua.
• La presentación de la bolsa está muy bien para entregar la galleta como obsequio, es higiénico y las galletas se conservar mejor. Las bolsitas son fáciles de encontrar en el mercado, intentar que sea un tamaño aproximado de la galleta. Yo hice unos carteles y los grapé a la bolsa realizando un pequeño vacío, pero también se puede cerrar con un lazo o un alambre.
A continuación os explico cómo podéis manipular mejor la masa de galleta:
• Cuando la masa este amasada y la hayáis dividido en cuatro porciones para aplanarla sobre un papel vegetal, intentar usar un rodillo grande con aros regulables de niveles. De esta manera, tendréis todas las galletas del mismo grosor. Si veis que la masa se pega en el rodillo, poner otro papel vegetal encima de la masa y aplanar sobre este, veréis que los resultados son estupendos.
• Intentar guardar las masas aplanadas en el frigorífico en una bandeja plana. Podéis poner una encima de otra pero colocando papeles vegetales por medio.
• El tiempo en que debe de estar en el frigorífico es como mínimo tres horas, a mi me gusta dejarla de un día para otro.
• Pasado el tiempo, sacar las masas una a una e ir cortandola con los cortadores. Colocarlas en bandejas de horno separadas entre sí, ya que suelen extenderse un poco. Las bandejas de horno no hace falta que se forren de papel vegetal, aunque a mí me gusta usarlo. A medida que se llene las bandejas, intentar guardarlas en el frigorífico para que la masa no pierda temperatura. En mi caso a tener un frigorífico grande, me es posible, pero entiendo que a muchas os pasará que no tengáis hueco, pero intentar buscar lo que se pueda.
• Con los recortes sobrantes que hayan quedado, se puede mezclar y volver aplanar de la misma manera. Una vez aplanado, reservarlo una media hora en el congelador para que endurezca y luego repetir el procedimiento de corte de la galleta.
• Las bandejas que se usen deben de estar frías, no uséis una bandeja de un horneado reciente para hornear una nueva tirada de galletas pues perderán temperatura. Es recomendable tener varias bandejas.
• Las galletas de una misma bandeja, deben de tener un tamaño similar, ya que dependiendo del tamaño, una se hornearán antes que otras.
• Cuando se sacan del horno están blandas y da la sensación de que no están hechas. Dejarlas enfriar sobre una rejilla y veréis que al poco tiempo endurecen.
• Para que se conserven bien, guardar en una lata hermética.

Fuente de la masa de la galleta: El rincón de Bea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.