Galletas húngaras de Navidad

En navidades ya es un clásico realizar galletas de mantequilla con motivos navideños. Son divertidas de realizar, sobre todo con los pequeños de la casa. Para estas galletas elegí un molde de arbolito, aunque se puede usar cualquier otro motivo: una campana, un angelito, una estrella, incluso si no se tiene cortadores, podéis usar un vaso de tubo y hacerlo circulares, como si de una bola de navidad se tratara.

Ingredientes:
• 100 g de azúcar
• 150 g de mantequilla a temperatura ambiente
• Media cucharadita de esencia de vainilla
• 2 yemas de huevo
• 250 g de harina
• 50 g de harina de maíz, tipo maicena
• 20 g de leche
• Chocolate negro o blanco de fondant
• Adornos de azúcar

Elaboración en batidora/amasadora o KitchenAid:
Batir la mantequilla a velocidad media hasta que tenga una textura cremosa.
Bajar la máquina a la mínima velocidad e incorporar el azúcar poco a poco, sin dejar de batir. Cuando el azúcar se haya integrado, subir un poco la velocidad y batir hasta que la mezcla blanquee.
Bajar la velocidad de nuevo y agregar la vainilla y las yemas de huevo ligeramente batidas poco a poco, hasta que se integre.
A continuación, mezclar las harinas y echarlas a cucharadas en la misma velocidad, sin parar la máquina. Cuando la masa empiece a desmigar, añadir la leche y volver a seguir batiendo hasta que la masa se despegue por completo del vaso. La masa debe de quedar pringosa pero no pegajosa.
Dividir la masa en dos porciones. Aplanar, con ayuda de un rodillo, cada porción sobre un papel vegetal y reservar en el frigorífico un mínimo de 3 horas. Pasado el tiempo, sacar las masas y cortar dándole forma con la ayuda de unos cortadores de galletas.
Colocar las galletas sobre las bandejas de horno y hornear a 180º un tiempo entre 12 a 18 minutos, según el tamaño de la galleta. En el momento en que los filos de las galletas cojan color, sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.
Decorar con chocolate fundido y adornos de azúcares.

Elaboración en Thermomix:
Verter todos los ingredientes en el vaso y mezclar 15 segundos en velocidad 5.
Dividir la masa en dos porciones. Aplanar, con ayuda de un rodillo, cada porción sobre un papel vegetal y reservar en el frigorífico un mínimo de 3 horas. Pasado el tiempo, sacar las masas y cortar dándole forma con la ayuda de unos cortadores de galletas.
Colocar las galletas sobre las bandejas de horno y hornear a 180º un tiempo entre 12 a 18 minutos, según el tamaño de la galleta. En el momento en que los filos de las galletas cojan color, sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.
Decorar con chocolate fundido y adornos de azúcares.

Consejos y trucos:
• Cuando la masa este amasada y la hayáis dividido en dos porciones para aplanarla sobre un papel vegetal, intentar usar un rodillo grande con aros regulables de niveles. De esta manera, tendréis todas las galletas del mismo grosor. Si veis que la masa se pega en el rodillo, poner otro papel vegetal encima de la masa y aplanar sobre este, veréis que los resultados son estupendos.
• Intentar guardar las masas aplanadas en el frigorífico en una bandeja plana. Podéis poner una encima de otra pero colocando papeles vegetales por medio.
• El tiempo en que debe de estar en el frigorífico es como mínimo tres horas, a mi me gusta dejarla de un día para otro.
• Pasado el tiempo, sacar las masas una a una e ir cortándola con los cortadores. Colocarlas en bandejas de horno separadas entre sí, ya que suelen extenderse un poco. Las bandejas de horno no hace falta que se forren de papel vegetal, aunque a mí me gusta usarlo. A medida que se llene las bandejas, intentar guardarlas en el frigorífico para que la masa no pierda temperatura. En mi caso a tener un frigorífico grande, me es posible, pero entiendo que a muchas os pasará que no tengáis hueco, pero intentar buscar lo que se pueda.
• Con los recortes sobrantes que hayan quedado, se puede mezclar y volver aplanar de la misma manera. Una vez aplanado, reservarlo una media hora en el congelador para que endurezca y luego repetir el procedimiento de corte de la galleta.
• Las bandejas que se usen deben de estar frías, no uséis una bandeja de un horneado reciente para hornear una nueva tirada de galletas pues perderán temperatura. Es recomendable tener varias bandejas.
• Las galletas de una misma bandeja, deben de tener un tamaño similar, ya que dependiendo del tamaño, una se hornearán antes que otras.
• Cuando se sacan del horno están blandas y da la sensación de que no están hechas. Dejarlas enfriar sobre una rejilla y veréis que al poco tiempo endurecen.
• Para que se conserven bien, guardar en una lata hermética.

Fuente: velocidadcuchara.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.