Gazpacho de remolacha con mousse de queso de cabra

Este entrante lleva una bomba explosiva en forma de gazpacho, y es que tengo un mal recuerdo de él cuando lo hice por primera vez. Resulta que hubo una celebración en mi casa y allá que fui yo con mi bandejita de gazpachitos de mi cocina al salón para colocarlos en la mesa, pero nunca llegaron. Se cayeron por el camino, salpicándolo todo lo que había alrededor, incluso llego la remolacha a mi cabeza y al techo del pasillo, en fin, que parecía que justo en mi casa había habido una matanza con ese rojo tan llamativo que tiene la dichosa remolacha y que tanto cuesta quitar, y sino que se lo digan a mi marido, que tuvo que pintar las paredes y techo de la casa. Después de tal historia me juré que no entraría más una remolacha en mi casa, válgame Dios, que esa verdura diabólica tendría prohibida la entrada hasta el fin de los mundos… pues bien, no llegó tal fin, y es que el gazpacho aun siendo odiosamente pringoso, estaba muy bueno, demasiado bueno, demasiado rojo y demasiado bonito. Así que aquí estoy con las remolachas, firmando una tregua para disfrutarlas en una nueva celebración. Moraleja: no uses bandejas si eres igual de patoso/a que yo! Y de paso os dejo otros gazpachos o salmorejos para celebraciones: Gazpacho de pepino y manzana, gazpacho de paraguaya, gazpacho de melocotón y salmorejo de naranja con bacalao ahumado.

Ingredientes:
• 1 diente de ajo
• 300 g de remolacha cocida
• 180 g de tomate maduro
• Sal
• 30 g de migas de pan blanco *
• 10 g de vinagre de Jerez
• 60 g de agua
• 50 g de aceite oliva virgen extra
• 130 g de queso de cabra sin corteza
• 200 g de nata para montar
• Pimienta
• Tomillo fresco
• Purpurina comestible (opcional) *


* Verificar que la purpurina es apta, si hay dudas, mejor no usarla. Usar pan sin gluten.

Elaboración tradicional:
Realizar primero el gazpacho. Echar en el vaso de una batidora el ajo, la remolacha en trozos, el tomate en cuartos y pelado y 1 cta. de sal. Triturar.
Añadir el pan, el vinagre y el agua. Triturar de nuevo durante un buen rato.
Cuando veamos que no quedan trozos y con la batidora en marcha, verter poco a poco el aceite. Reservar la mezcla en el frigorífico, mejor de un día para otro.
Para realizar la mousse debéis usar queso sin la corteza, pues esta no se derrite y estropearía la receta. Calentarla la nata junto al queso troceado, o bien en el microondas o en un cacillo. Debemos ir removiendo hasta que el queso se derrita. Salpimentar y dejar reposar en el frigorífico un mínimo de 4 horas, mejor de un día para otro.
Una vez fría la mezcla montar con varillas. Reservar en una manga pastelera con boquilla rizada.
Para emplatar, rellenar los vasos con el gazpacho, colocar un poco de mousse justo encima de salmorejo y decorar con purpurina y tomillo fresco. Listo para servir.

Elaboración en Thermomix:
Realizar primero el gazpacho. Echar en el vaso el ajo, la remolacha en trozos, el tomate en cuartos y 1 cta. de sal. Triturar 30 segundos en velocidad 5.
Añadir el pan, el vinagre y el agua. Triturar 1 minuto en velocidad 10. Terminado el tiempo, bajar con ayuda de la espátula los restos que hayan quedado por las paredes.
Programar 1 minuto en velocidad 5 y con la máquina en marcha, verter por el bocal poco a poco el aceite. Reservar la mezcla en el frigorífico, mejor de un día para otro.
Para realizar la mousse debéis usar queso sin la corteza, pues esta no se derrite y estropearía la receta. Calentarla la nata junto al queso troceado, o bien en el microondas o en un cacillo. Debemos ir removiendo hasta que el queso se derrita. Salpimentar y dejar reposar en el frigorífico un mínimo de 4 horas, mejor de un día para otro.
Una vez fría la mezcla podemos montarla en la Thermomix a velocidad 3 ½ con la mariposa puesta y sin temperatura ni tiempo, solo tenéis que ir mirando por el bocal hasta que veáis que se ha montado. Reservar en una manga pastelera con boquilla rizada.
Para emplatar, rellenar los vasos con el gazpacho, colocar un poco de mousse justo encima de salmorejo y decorar con purpurina y tomillo fresco. Listo para servir.

Consejos y trucos:
• Este plato es ideal para celebraciones, ya que aparte de viztozo, es rápido de elaborar y se puede hacer con un par de días de antelación excepto montar la mousse y emplatar. El gazpacho aun está más bueno pasado un par de días y la mousse se puede tener mezclada la nata con el queso a la espera de montar en el último momento.

Fuente del gazpacho: www.thermomix-alicante.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.