Guiso de garbanzos con calabaza

En otoño la calabaza es uno de los ingredientes estrella. Es económica, duradera y con fantásticas propiedades que ya os comenté en una anterior entrada. En esta ocasión, la he usado en un guiso con garbanzo, un plato típico para estos meses en los que el frío empieza a coger protagonismo y que cocinado de un día para otro, coge mejor sabor. Ideal para los pequeños de la casa, donde el toque dulzón de la calabaza, lo hace más apetecible.

Ingredientes:
• Aceite de oliva virgen extra
• 4 dientes de ajo
• 1 rebanada gruesa de pan
• 20 g de almendras peladas
• Perejil
• Media cebolla
• 1 tomate
• 1 cucharadita de pimentón
• 1 cucharadita de comino molido
• 300 g de calabaza sin piel
• Sal
• Pimienta
• 400 g de garbanzos cocidos
• Agua

Elaboración tradicional:
En una sartén con un chorreón de aceite, dorar los ajos con el pan. Depositarlos en un mortero junto al perejil y las almendras y majar bien hasta hacer una pasta. Reservar.
En una olla con un poco de aceite, sofreír la cebolla y el tomate picados.
Cuando la verdura este pochada agregar el pimentón, el comino, la calabaza en trozos, sal y pimienta. Dejar que se guise en su propio jugo hasta que esté tierna pero entera.
Añadir los garbanzos cocidos y el majado reservado. Sofreír un par de minutos.
Cubrir con agua y dejar cocinar unos 10 minutos a fuego medio/alto.

Elaboración en Thermomix:
En el vaso echar 30 g de aceite, los dientes de ajo y la rebanada de pan en trozo. Sofreír 4 minutos en temperatura varoma. Añadir las almendras y el perejil, triturar 5 segundos en velocidad 5, bajar los restos de las paredes y volver a triturar 5 segundos en velocidad 5. Reservar.
Sin lavar el vaso, echar 40 g de aceite, la cebolla y el tomate en cuartos. Picar 5 segundos en velocidad 5. Luego, sofreír 8 minutos en temperatura varoma a velocidad 1.
Colocar la mariposa, agregar el pimentón, el comino, la calabaza en trozos, sal y pimienta. Programar 8 minutos en temperatura 100º a velocidad cuchara con giro a la izquierda.
Añadir los garbanzos cocidos y escurridos y el majado reservado. Sofreír 2 minutos en temperatura 100º a velocidad cuchara
Cubrir con agua y programar 10 minutos en temperatura 100º a velocidad cuchara con giro a la izquierda.

Consejos y trucos:
• Podéis usar garbanzos de bote o cocer garbanzos. Si hacéis lo segundo, podéis cocerlos con verduras variadas, carnes o huesos y así se aprovecha para tener un rico caldo de primero. Además este caldo se puede usar para sustituir el agua de la receta.
• Los garbanzos cocidos admiten congelación de dos maneras. La primera, es poner los garbanzos en su remojo habitual y pasado el tiempo, escurrir y guardar en una bolsa de congelación. La segunda manera, es cocinarlos con un poco de vinagre, agua y sal. Una vez cocidos, escurridlos y guardar en una bolsa de congelación. En ambas maneras, para usarlo, sacar del congelador, sumergir en agua caliente sin retirarlos de la bolsa y estarán aptos para su uso.
• Para esta receta, usar un tipo de calabaza que no sea muy dulce.

Fuente: Divina cocina.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.