Hamburguesas de merluza

Las hamburguesas tienen muy mala fama, considerada comida “basura” es un plato no apto en las dietas… pero las hamburguesas caseras no tienen nada que ver y, si encima son de pescados y no van acompañadas ni de pan ni de salsa con azúcares o grasas, se puede considerar ideal para esa dieta poco calórica. Además, son ideales para los más pequeños, para esos que no quieren comer ningún tipo de pescado, tanto en un plato como dentro de un pan, raramente os va a decir que no la quiere.

Ingredientes:
• 300 g de merluza limpia, sin espina ni piel
• 1 cebolleta
• 1 diente de ajo
• Perejil
• 1 huevo
• 2 cucharadas de pan rallado
• Sal
• Pimienta
• Aceite de oliva virgen extra

Elaboración tradicional:
En una picadora o mano con un cuchillo afilado picar la cebolleta, el diente de ajo, el perejil y la merluza, todo por separado. Mezclar éstos ingredientes con el huevo batido, el pan rallado, la sal y la pimienta.
Formar las hamburguesas y cocinarlas en una sartén con un hilo de aceite.

Elaboración en Thermomix:
Echar en el vaso la cebolleta en cuartos, el diente de ajo y el perejil. Picar 5 segundos en velocidad 5. Con la ayuda de una espátula, bajar los restos que han quedado en las paredes , volver a picar 5 segundos en velocidad 5 y volver bajar los restos de las paredes.
Agregar la merluza troceada y seca, el huevo, el pan, la sal y la pimienta. Picar 20 segundos en velocidad 6. Después mezclar 30 segundos en velocidad espiga.
Formar las hamburguesas y cocinarlas en una sartén con un hilo de aceite.

Consejos y trucos:
• Intentar que el pescado tenga el mínimo de agua, sobre todo si es merluza congelada. El líquido que se aporta de más, hará que la mezcla quede menos compacta, por lo que se deberá de añadir más pan rallado y como consecuencia tendrá un mayor aporte calórico.
• Este tipo de receta es ideal para congelar (se deberá de usar merluza fresca) y consumir a medida que se necesite. Salen sobre unas 6 y 8 hamburguesas, según el tamaño o el grosor en que se hagan.
• Para formar una hamburguesa uso un aro mediano o pequeño de emplatar. Pongo papel vegetal y sobre este el aro, hago una bola hermosa de la mezcla y coloco dentro del aro. Aplano la bola con las yemas de los dedos, quito el aro con suavidad y remato los filos de la hamburguesa con la mano para que quede más redondeados.
• Para congelar le pongo una capa de papel vegetal en la base de la hamburguesa y una capa de film transparente en la parte superior. De esta manera se pueden congelar en una fiambrera y luego despagar con facilidad para usar individualmente.

Fuente: Pequerecetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.