Magdalenas de nata rellenas de Nutella

Las magdalenas son de los dulces que nos gusta más en casa, y una de nuestra preferidas son las clásicas de nata. Un día se me ocurrió añadirle otro ingrediente que le encanta a mi marido, la Nutella, y la verdad es que la combinación fue ideal, tanto que se comieron todas en una tarde. Para esta ocasión use unas cápsulas de magdalenas más grandes de fondo y con menos altura, de esta manera, podía repartir el relleno con más cantidad. La Nutella podéis cambiarla por cualquiera otra crema de cacao y avellana (para los celiacos, comprobar que las otras marcas no lleven gluten), o mejor aún, podéis hacerla casera. Si sois novatos o novatas en su elaboración, mirar un poco más abajo los trucos y consejos que os doy para una magdalena perfecta.

Ingredientes:
• 250 g de huevos (aprox. 4 huevos tamaño L)
• 250 g de azúcar
• La ralladura de un limón
• 100 g de nata para montar
• 250 g de aceite de aceite de girasol
• 350 g de harina *
• 16 g de levadura química **
• Un bote de Nutella


* Cambiar harina por dos partes de harina de arroz (235 g) y una de Maizena (115 g)
** Usar levadura de repostería sin gluten o gasificante (Marcas: Royal, Hacendado, Schär, Adpan,…)

Elaboración en KitchenAid o batidora eléctrica:
Batir con varillas eléctricas los huevos y el azúcar hasta que blanqueen, unos 7 minutos.
Añadir la ralladura de limón y seguir batiendo unos 6 minutos.
Agregar la nata y el aceite de girasol, y batir otros 3 minutos bajando un poco la velocidad.
Incorporar la harina y la levadura (previamente tamizada) y batir durante unos segundos, el tiempo justo para que se integre bien, nada más.
Dejar reposar la masa 2 horas en el frigorífico.
Precalentar el horno a 230º.
Colocar cápsulas de papel en el molde de magdalenas y echar un poco de masa sobre ellas, lo suficiente para que rellene el fondo y un poco más. Sobre la masa, echar una generosa cuchara de Nutella y por último volver a echar el resto de masa, tapando la Nutella y rellenando unas ¾ partes de cada cápsula.
Espolvorear por encima un poco de azúcar.
Introducir en el horno, bajar la temperatura a 210º y hornear aproximadamente unos 18 minutos.
Sacar del horno y dejar enfriar en unas rejillas.

Elaboración en Thermomix:
Colocar la mariposas en el vaso, echar los huevos y la azúcar y batir 7 minutos a temperatura 37º en velocidad 3.
Añadir la ralladura de limón y batir sin temperatura, otros 6 minutos, con la mariposa, a velocidad 3.
Agregar la nata y el aceite de girasol, y batir otros 3 minutos, con la mariposa, en velocidad 2.
Quitar la mariposa e incorpora la harina y la levadura y batir 5 segundos a velocidad 6.
Dejar reposar la masa 2 horas en el frigorífico.
Precalentar el horno a 230º.
Colocar cápsulas de papel en el molde de magdalenas y rellenar unas ¾ partes de cada cápsula. Colocar cápsulas de papel en el molde de magdalenas y echar un poco de masa sobre ellas, lo suficiente para que rellene el fondo y un poco más. Sobre la masa, echar una generosa cuchara de Nutella y por último volver a echar el resto de masa, tapando la Nutella y rellenando unas ¾ partes de cada cápsula.
por encima un poco de azúcar.
Introducir en el horno, bajar la temperatura a 210º y hornear aproximadamente unos 18 minutos.
Sacar del horno y dejar enfriar en unas rejillas.

Consejos y trucos:
• Para tamizar podéis usar un colador grande.
• Los huevos se recomienda que estén a temperatura ambiente, ya que retienen más aire que los refrigerados.
• Se debe dejar reposar la masa en el frigorífico antes de hornear, el contraste frío calor hace que las magdalenas suban mucho más.
• Recomiendo usar una bandeja de magdalenas para hornear, colocar dentro de ellas la cápsulas y rellenar. De esta manera se aseguran magdalenas con copete.
• Para rellenar las cápsulas podéis usar una manga pastelera o una cuchara de helado, esta última es ideal.
• Es muy importante que no se abra el horno durante el tiempo de horneado.
• Se puede conservar perfectamente dentro de una caja de lata hermética. Además, las magdalenas admite perfectamente la congelación. Se pueden congelar dentro de una bolsa de congelación e ir sacándolas a medida que se quieran consumir. Para descongelar solo se necesita sacarlas una hora antes y dejarlas descongelar a temperatura ambiente.

Fuente de la masa: marialunarillos.com

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.