Mantequilla casera y paté de jamón ibérico

Desde que probé la mantequilla casera, puedo decir que es un manjar ideal para cualquier celebración, aun siendo una receta de lo más sencilla. Su suavidad y cremosidad la hace especial, y acompañada de unas tostas, es ideal como entrante inicial de una celebración. En esta ocasión, la acompañamos de un paté de jamón exquisitamente jugoso, que combina a la perfección con la mantequilla.

Ingredientes:
Ingredientes de la mantequilla:
• 500 ml de nata para montar muy fría *
• Sal
Ingredientes del paté:
• 200 g de jamón ibérico
• 100 g de queso crema **
• 65 ml de nata para cocinar *


* Usar nata sin gluten (Marcas: Hacendado, Pascual,…) o nata para montar
** Tipo Philadelphia, sin aromas ni sabores añadidos.

Elaboración tradicional:
Elaboración de la mantequilla:
Montar la nata con las varillas eléctricas, primero a velocidad baja y después a una velocidad más alta. Una vez montada, seguir batiendo hasta que se corte (la nata debe de coger un tono amarillento, con una parte líquida y otra sólida) Parar las varillas y colar la mezcla.
Lo que queda en el colador es la mantequilla, que se deberá de pasar por debajo del grifo hasta que el agua que expulse sea limpia, lo que querrá decir que ya no tiene suero por encima.
Mezclar la mantequilla con sal al gusto y guardar en el frigorífico.
Elaboración del paté:
En una picadora, picar el jamón. Agregar el queso y la nata y picar un poco más para que se mezcle los ingredientes. Dejar reposar en el frigorífico hasta la hora de servir.

Elaboración en Thermomix:
Elaboración de la mantequilla:
Colocar la mariposa en el vaso y montar la nata a velocidad 3 ½ sin tiempo. Ir mirando por el bocal y no parar la máquina hasta que se vea que la nata se ha cortado (la nata debe de coger un tono amarillento, con una parte líquida y otra sólida) Parar la Thermomix y colar la mezcla con la ayuda del cestillo.
Lo que queda en el cestillo es la mantequilla, que se deberá de pasar por debajo del grifo hasta que el agua que expulse sea limpia, lo que querrá decir que ya no tiene suero por encima.
Mezclar la mantequilla con sal al gusto y guardar en el frigorífico.
Elaboración del paté:
Echar en el vaso el jamón y picar 10 segundos en velocidad progresiva del 5 al 10
Agregar el queso y la nata y mezclar 20 segundos en velocidad 5.
Dejar reposar en el frigorífico hasta la hora de servir.

Consejos y trucos:
• El líquido sobrante de batir la nata hasta hacerla mantequilla, se llama suero. Este líquido se puede aprovechar como si fuera buttermilk para la elaboración de bizcochos.
• Si vais a servir la mantequilla en cuencos individuales, rellanar estos cuencos recién hecha la mantequilla debido a que es más manipulable.
• El paté se puede usar para rellenas canastillas o volovanes, para ello es mejor reservarlo en el frigorífico dentro de una manga pastelera. De esta manera lo tendréis listo para rellenar los recipientes en un momentito.
• Para formar las bolitas, dejar reservado el paté en el frigorífico un mínimo de 2 horas para que coja cuerpo. Una vez pasado el tiempo, formar las bolas usando guantes desechables aptos para alimentación o con las manos bien limpias y humedecidas.
Fuente: atrapadaenmicocina.blogspot.com.es

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.