Mejillones en salsa picante

Ya mismo llega la época mala para comprar los mejillones, estos son ideales comprarlo a partir de junio o julio hasta los primero meses del año. Por eso, voy aprovechar para cocinar estos moluscos tan ricos con una salsa que le dará un toque exquisito. Y si llega los meses malos, y no encontráis unos mejillones frescos de calidad, siempre podéis usar para esta receta unos mejillones envasados, con lo que os ahorraréis un buen tiempo en tener que limpiarlos.

Ingredientes:
• 2 k de mejillones
• Agua
• Laurel
• 150 g de aceite de oliva virgen extra
• 2 dientes de ajo
• 350 g cebolla
• 1 cayena o guindilla entera
• 1 cucharadita de pimentón picante *
• 1 cucharadita de pimentón dulce *
• 20 g de harina de trigo **
• Pimienta al gusto
• Sal


* Usar pimentón de denominación de origen la Vera o de Murcia envasado, no a granel.
** Cambiar harina por almidón de maíz (Maizena), misma cantidad

Elaboración tradicional:
Limpiar los mejillones y colocarlos sobre una cacerola con dos vasos de agua y tres hojas de laurel y cocer hasta que se hayan abierto los mejillones.
Desechar la concha que no lleva la carne y los mejillones que no se hayan abierto. Colocar los mejillones en una fuente y reservar.
Colar el líquido de haber cocinado los mejillones y reservar.
En una olla sofreír los dientes de ajo laminados con el aceite.
Cuando el ajo empiece a coger color, incorporar la cebolla troceada y la cayena. Cocinar hasta que la cebolla este transparente.
Añadir las cucharitas de pimentón, la harina y la pimienta. Cocinar unos minutos sin parar de remover hasta que el harina se haya tostado.
Agregar 250 g del caldo de los mejillones reservado y triturar con la ayuda de una batidora hasta que se obtenga una salsa fina.
Rectificar el punto de sal si fuera necesario.
Verter sobre los mejillones y servir caliente.

Elaboración en Thermomix:
Limpiar los mejillones y colocarlos sobre una cacerola con dos vasos de agua y tres hojas de laurel y cocer hasta que se hayan abierto los mejillones.
Desechar la concha que no lleva la carne y los mejillones que no se hayan abierto. Colocar los mejillones en una fuente y reservar.
Colar el líquido de haber cocinado los mejillones y reservar.
Echar en el vaso de la Thermomix el aceite y los dientes de ajo. Sofreír 3 minutos a temperatura varoma en velocidad 2.
Incorporar la cebolla en cuartos y la cayena. Programar 15 minutos a temperatura varoma en velocidad 2.
Añadir las cucharitas de pimentón, la harina y la pimienta. Cocinar 4 minutos a temperatura varoma en velocidad 2.
Una vez pasado el tiempo, triturar 1 minuto en velocidad 6.
Agregar 250 g del caldo de los mejillones reservado y volver a triturar 1 minuto en velocidad 8.
Rectificar el punto de sal si fuera necesario.
Verter sobre los mejillones y servir caliente.

Consejos y trucos:
• Para limpiar los mejillones, primero limpiar la concha con la ayuda de un cuchillo viejo y después con un estropajo de aluminio, después eliminar la barbas tirando primero hacia delante y luego hacia la parte estrella de la concha con ayuda de un cuchillo y por último lavar los mejillones con agua fría.
• También se puede usar mejillones cocidos, ahorréis tiempo no solo porque no tenéis que cocerlo, sino también porque vienen limpios. Si es el caso, y éstos no llevan líquido de su cocción, podéis usar como sustituto del caldo de los mejillones un caldo de pescado o marisco.
• Si os sobra salsa, se puede congelar para otra ocasión

Fuente: Velocidad cuchara.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.