Mona de Pascua

Ayer fue Domingo de Resurrección, también llamado Domingo de Pascua, y como tradición en muchos lugares de España, es típico comer las famosas monas de Pascua, que según el lugar se le llama de una manera u otra. Las primeras monas estaban adornadas con huevos de gallina, aunque con el tiempo, ese huevo cogió protagonismo, sustituyéndolo por uno de chocolate. El huevo representa el inicio de la vida, de la fertilidad, una simbología pagana que no tiene que ver nada con la religión cristiana, pero como muchas otras cosas, hemos ido adaptándola con el tiempo. A mí este dulce me recuerda a la infancia, el Domingo de Resurrección las vendía hasta por la calle y que rica estaban! En esta entrada os pongo la receta de la tradicional, la que yo conozco de toda mi vida; eso sí, en una versión más «cuqui».

Ingredientes:
Ingredientes para masa madre:
• 15 g de leche
• 8 g de levadura fresca
• 15 g de harina de fuerza *
Ingredientes de la mona:
• 80 g de leche
• 75 g de mantequilla a temperatura ambiente *
• 1 huevo de tamaño M
• 20 g de azúcar invertido o miel
• 2 cta. de licor de anís dulce o agua de azahar
• 40 g de azúcar blanquilla
• 340 g de harina de fuerza *
• Una pizca de sal
• Masa madre
Ingredientes de la decoración:
• Tres huevos cocidos
• Agua, tintes y vinagre *
• 1 Huevo
• 1 cta. de leche
• Azúcar
• Fideos o bolitas de azúcar *


* Usar preparado harina panificable sin gluten para la masa madre. Para la mona, usar 280g de la misma harina junto a 60 g de harina de garbanzo. También se puede usar 340 g de harina panificable, sin la de garbanzos. La mantequilla, verificar que no contenga gluten. El vinagre y los tintes que sean aptos. Los adornos de azúcar, si no se encuentra sin gluten, no ponerlos.

Elaboración tradicional:
Realizar la masa madre 12 horas antes de realizar la receta. Lo mejor, es dejarla toda la noche para poder hacer la receta por la mañana. En un vaso, calentar levemente la leche, la necesitamos tibia, no caliente. Deshacer la levadura en ella y mezclar hasta que se disuelva. Añadir la levadura y mezclar hasta que se integre. Guardar en un lugar cálido (yo le puse un trapo alrededor del vaso y lo deje reposando en la cocina)
Pasada las 12 horas, veremos que la masa madre ha cogido el doble de volumen y tiene una consistencia porosa.
En un bol, echar todo los ingredientes de la mona, en el orden que esta puesto. La leche debe de estar tibia, la mantequilla blanda y el huevo batido. Mezclar primero con una cuchara y luego amasar con las manos hasta conseguir una masa lisa, un poco pegajosa pero manejable. Si tenéis amasadora tipo KitchenAid podéis amasar con ella. Formar una bola, tapar con un trapo y dejar levar hasta que doble su volumen en un lugar cálido (sobre unas 2 a 4 horas, según el lugar)
Para los siguientes pasos de la receta: Tintar huevos y formar y hornear las monas, mirar al final de la receta los tutoriales con fotografías.

Elaboración en Thermomix:
Realizar la masa madre 12 horas antes de realizar la receta. Lo mejor, es dejarla toda la noche para poder hacer la receta por la mañana. En un vaso, calentar levemente la leche, la necesitamos tibia, no caliente. Deshacer la levadura en ella y mezclar hasta que se disuelva. Añadir la levadura y mezclar hasta que se integre. Guardar en un lugar cálido (yo le puse un trapo alrededor del vaso y lo deje reposando en la cocina)
Pasada las 12 horas, veremos que la masa madre ha cogido el doble de volumen y tiene una consistencia porosa.
En el vaso, echar todo los ingredientes de la mona, en el orden que esta puesto. La leche debe de estar tibia, la mantequilla blanda y el huevo batido. Mezclar primero 30 segundos en velocidad 6 y luego 5 minutos en velocidad espiga. Formar una bola, tapar con un trapo y dejar levar hasta que doble su volumen en un lugar cálido (sobre unas 2 a 4 horas, según el lugar)
Para los siguientes pasos de la receta: Tintar huevos y formar y hornear las monas, mirar al final de la receta los tutoriales con fotografías.

Elaboración en Panificadora:
Realizar la masa madre 12 horas antes de realizar la receta. Lo mejor, es dejarla toda la noche para poder hacer la receta por la mañana. En un vaso, calentar levemente la leche, la necesitamos tibia, no caliente. Deshacer la levadura en ella y mezclar hasta que se disuelva. Añadir la levadura y mezclar hasta que se integre. Guardar en un lugar cálido (yo le puse un trapo alrededor del vaso y lo deje reposando en la cocina)
Pasada las 12 horas, veremos que la masa madre ha cogido el doble de volumen y tiene una consistencia porosa.
En la cubeta, echar todo los ingredientes de la mona, en el orden que esta puesto. La leche debe de estar tibia, la mantequilla blanda y el huevo batido. Programar el menú de amasado más levado.
Para los siguientes pasos de la receta: Tintar huevos y formar y hornear las monas, mirar a continuación, los tutoriales con fotografías.

Consejos y trucos:
• Sustitución de ingredientes: La leche puede ser entera, semi, sin lactosa… da igual. La levadura fresca se puede sustituir por seca de panadería, tendréis que usar solo 3 gramos. Hay gente que sustituyen la harina de fuerza por harina normal, yo en este tipo de masa no lo he probado pero si no os queda de fuerza, podéis intentarlo con la harina de trigo común. Si no os queda ni anís ni agua de azahar, probar con ron. Los tintes y fideos de azúcar son opcionales, si no lo tenéis, no ponerlo.

Fuente: www.elrincondelospostres.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.