Papuecas

Ahora que a muchos de vosotros os está dando por hacer churro sin churreras con el peligro que ello conlleva, os dejo una receta clásica de nuestras abuelas de origen andaluz y que es tradicional realizarlo para desayunar acompañado de chocolate, sobre todo en fechas especiales como en carnaval o en Semana Santa. Es muy fácil de elaborar y no se necesita grandes utensilios, la masa que obtenemos estaría entre un churro y un buñuelo, y se moje o no en chocolate, es un bocado exquisito.

Ingredientes:
• 200 g de harina *
• 1 sobre de levadura química, tipo Royal *
• Un pizca de sal
• 200 g de leche entera
• 1 huevo de tamaño L
• Aceite para freír, de oliva o girasol
• Azúcar
• Canela molida *


*Sustituir la harina por harina de repostería sin gluten, por ejemplo la Schär Mix C. Verificar que tanto la levadura como la canela molida no contenga gluten o trazas.

Elaboración tradicional:
Tamizar la harina junto a la levadura y la sal. Reservar.
Mezclar la leche con el huevo con unas varillas. Ir incorporando poco a poco la mezcla tamizada y seguir batiendo hasta conseguir una masa sin grumo.
Dejar reposar la masa 30 minutos.
Poner una buena cantidad de aceite en una cacerola o sartén alta y calentar. Cuando esté caliente, bajar un poco la temperatura y echar porciones de la masa con ayuda de un cucharón de cocina. No tenéis que llenar el cucharón entero, más bien un poco más de la mitad. Cuando lo tengáis cerca del aceite, volcar la masa y veréis como esta se infla y empieza a dorarse. Cuando coja color por ambos lado, sacarla y dejarla en una bandeja con papel de cocina, para que absorba el aceite.
Una vez se hayan enfriado un poco, rebozar en azúcar con canela molida. Dejar de enfría del todo antes de comer.

Elaboración en Thermomix:
Introducir la harina junto a la levadura y sal, tamizar la mezcla unos segundos desde la velocidad 5 a la 10. Reservar.
Batir el huevo y leche 30 segundos en velocidad 3 ½.
Añadir la mezcla tamizada y mezclar 30 segundos en velocidad 4.
Dejar reposar la masa 30 minutos.
Poner una buena cantidad de aceite en una cacerola o sartén alta y calentar. Cuando esté caliente, bajar un poco la temperatura y echar porciones de la masa con ayuda de un cucharón de cocina. No tenéis que llenar el cucharón entero, más bien un poco más de la mitad. Cuando lo tengáis cerca del aceite, volcar la masa y veréis como esta se infla y empieza a dorarse. Cuando coja color por ambos lado, sacarla y dejarla en una bandeja con papel de cocina, para que absorba el aceite.
Una vez se hayan enfriado un poco, rebozar en azúcar con canela molida. Dejar de enfría del todo antes de comer.

Consejos y trucos:
• Sustitución de ingredientes: Podéis usar harina de repostería o bizcochona (si usáis esta no poner la levadura) La levadura podéis sustituirla por bicarbonato (1 cucharita con la leche en vez de con la harina) o por gasificante. La leche entera se puede sustituir por semidesnata o sin lactosa.
• Se conservan perfectamente bien en una caja metálica o de cartón.
• Según del tamaño que se hagan puede salir entre 15 a 20 unidades.

Fuente: www. croketypot.blogspot.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.