Pasta con berenjena, jamón y setas

Creo que hace ya mucho que no publicaba una receta de pasta, y mira que en casa solemos comer casi todas las semanas, ya que a mi peque le encanta este ingrediente. Para las recetas, suelo usar pastas integrales o de verduras, e intento compensar ese buen plato de hidratos de carbonos con unos acompañamientos o salsas que sean ligeras, como es el caso de esta receta, que aunque lleva queso gratinado, es un paso que podemos saltarlo para los que están a dieta. De esta manera comemos de una manera sana, y en mi caso, aprovecho para que mi peque coma más verdura. Si queréis más recetas con pasta y verdura, mirar estas: Espaguetis integrales con salsa carbonara vegetal, pasta integral con calabaza y berenjena, ensalada de pasta al estilo capresse y pasta con salsa de queso, yogur griego y espinaca.

Ingredientes:
• 300 g de pasta, en mi caso, espirales de verdura *
• Sal
• 20 g de aceite de oliva virgen extra
• 2 dientes de ajo
• 150 g de setas
• 250 g de tomate maduro
• 200 g de berenjena
• 20 g de vino blanco
• 5 g de vinagre de vino
• 100 g de jamón serrano *
• 40 g de queso parmesano o light rallado *


* Usar verdura libre de gluten y verificar que el jamón y el queso, si es rallado, que no contengan gluten. Recomiendo comprar un taco de jamón entero y el queso en cuña, ya que estos no están tan procesados como el jamón envasado o el “queso” rallado.

Elaboración tradicional:
Cocer la pasta al dente en agua hervida con sal, el tiempo que indique el fabricante. Una vez cocida, poner rápidamente en un escurridor para cortar la cocción. Mientras se calienta el agua y cocemos la pasta, cocinamos la verdura.
Precalentar el horno en modo gratinador a 250º.
En una cacerola o sartén, rehogar los dientes de ajo picados con el aceite. Cuando coja color, echar las setas en cuarto, el tomate sin piel en cuartos y la berenjena con piel en cubitos. Rehogar unos minutos, agregar el vino y el vinagre, subir un poco la temperatura y rehogar otros minutos más, hasta que la verdura se vea tierna.
Poner la pasta en una fuente apta para el horno, echar por encima la verdura y el jamón cortado en tacos, mezclar, espolvorear el queso y gratinar unos 10 a 15 minutos, hasat que el queso se gratine. Servir bien caliente.

Elaboración en Thermomix:
Cocer la pasta al dente en agua hervida con sal, el tiempo que indique el fabricante. Una vez cocida, poner rápidamente en un escurridor para cortar la cocción. Mientras se calienta el agua y cocemos la pasta, cocinamos la verdura.
Precalentar el horno en modo gratinador a 250º.
Echar el aceite y los dientes de ajo en el vaso y picar 8 segundos en velocidad 5. Luego, sofreír 3 minutos en temperatura 120º (En TM31 a temp. varoma) a velocidad 1.
Añadir las setas en cuarto, el tomate sin piel en cuartos, la berenjena con piel en cubitos, el vino y el vinagre. Quitar el cubilete, poner la rejilla antisalpicadura o el cestillo encima de la tapa y programar 10 minutos en temperatura 120º (En TM31 a temp. varoma) con giro a la izquierda y en velocidad cuchara.
Poner la pasta en una fuente apta para el horno, echar por encima la verdura y el jamón cortado en tacos, mezclar, espolvorear el queso y gratinar unos 10 a 15 minutos, hasat que el queso se gratine. Servir bien caliente.

Consejos y trucos:
• Para bajar un poco más las calorías de este plato, saltarse el paso de echar el queso y gratinarlo. Tan solo se debe de rehogar unos minutos la pasta con la verdura y el jamón. También se puede usar pasta integral.
• Como siempre digo y no me cansaré de advertiros, no comprar queso rallado. Comprar mejor una cuña y rallarlo vosotros. Ganaréis en sabor, calidad y salud. Casi todos los quesos rallados envasados llevan de todo menos queso, es por ello que, al gratinarlo, en vez de derretirse, se quema.

Fuente: www.velocidadcuchara.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.