Pizza Roll de jamón, beicon y queso

A casi todo las personas les encantan las pizzas, un plato ideal para una reunión entre amigos, sean de la edad que sean. Ahora, imaginar que en vez de comerla con la forma clásica redonda lo cambiamos por una forma más vistosa, más… enrollada. El acabado es el que veis en la fotografía y de ser un trozo de pizza, pasa a ser una pizza roll. Original y deliciosamente rica, y con la opción de poder rellanarla de los sabores que más os gusten.

Ingredientes:
• 70 g de agua
• 2 g de levadura seca de panadero
• 3 g de miel
• 7 g de aceite
• 60 g de harina común
• 75 g de harina de fuerza
• 2 g de sal
• Salsa de tomate
• Lonchas de queso mozzarella
• Lonchas de beicon
• Lonchas de jamón york

Elaboración en KitchenAid:
Poner en la amasadora el agua tibia mezclada con la levadura, la miel, el aceite, las harinas y la sal. Amasar durante 6 minutos a baja velocidad y luego, subir un poco la velocidad durante 3 minutos más.
Hacer una bola con la masa, meterla en un bol engrasado y dejar levar tapada (1 hora y 30 minutos, aprox.).
Pasado el tiempo de levado, bolear la masa y dejar reposar 15 minutos tapada con un trapo.
Aplanar la masa en forma rectangular y extender sobre la misma una capa de salsa de tomate. Colocar encima el queso de mozzarella, el beicon y el jamón york en ese orden, dejando los borde sin rellenar.
Enrollar la masa con el relleno por la parte más larga, intentando que quede lo más apretado posible. Cortar en rodajas de 2 centímetros aproximadamente con un cuchillo bien afilado.
Forrar con papel sulfurizado una bandeja de horno y colocar las rodajas, con bastante separación. Reserva unos 30 minutos para que la masa leve un poco.
Precalentar el horno a 200º y hornear durante 20 minutos.

Elaboración en Thermomix:
Echar en el vaso el agua y el aceite, programar 30 segundos a 37º en velocidad 1.
Añadir la levadura y mezclar 5 segundos en velocidad 4.
Incorporar el resto de ingredientes en éste orden: miel, harinas y sal.
Amasar durante dos minutos en velocidad espiga.
Hacer una bola con la masa, meterla en un bol engrasado y dejar levar tapada (1 hora y 30 minutos, aprox.).
Pasado el tiempo de levado, bolear la masa y dejar reposar 15 minutos tapada con un trapo.
Aplanar la masa en forma rectangular y extender sobre la misma una capa de salsa de tomate. Colocar encima el queso de mozzarella, el beicon y el jamón york en ese orden, dejando los borde sin rellenar.
Enrollar la masa con el relleno por la parte más larga, intentando que quede lo más apretado posible. Cortar en rodajas de 2 centímetros aproximadamente con un cuchillo bien afilado.
Forrar con papel sulfurizado una bandeja de horno y colocar las rodajas, con bastante separación. Reserva unos 30 minutos para que la masa leve un poco.
Precalentar el horno a 200º y hornear durante 20 minutos.

Elaboración en panificadora:
Echar en la cubeta los ingredientes en el siguiente orden: agua, miel, aceite, sal, harinas y levadura. Programar el menú de amasado con levado.
Pasado el tiempo de levado, bolear la masa y dejar reposar 15 minutos tapada con un trapo.
Aplanar la masa en forma rectangular y extender sobre la misma una capa de salsa de tomate. Colocar encima el queso de mozzarella, el beicon y el jamón york en ese orden, dejando los borde sin rellenar.
Enrollar la masa con el relleno por la parte más larga, intentando que quede lo más apretado posible. Cortar en rodajas de 2 centímetros aproximadamente con un cuchillo bien afilado.
Forrar con papel sulfurizado una bandeja de horno y colocar las rodajas, con bastante separación. Reserva unos 30 minutos para que la masa leve un poco.
Precalentar el horno a 200º y hornear durante 20 minutos.

Elaboración tradicional:
En un bol amplio echar las harinas, la sal, el agua tibia mezclada con la levadura, la miel y el aceite en este orden. Mezclar con una cuchara de madera hasta que los ingredientes estén bien integrados. Echar la mezcla sobre la mesa enharinada y amasar hasta conseguir una masa elástica.
Hacer una bola con la masa, meterla en un bol engrasado y dejar levar tapada (1 hora y 30 minutos, aprox.).
Pasado el tiempo de levado, bolear la masa y dejar reposar 15 minutos tapada con un trapo.
Aplanar la masa en forma rectangular y extender sobre la misma una capa de salsa de tomate. Colocar encima el queso de mozzarella, el beicon y el jamón york en ese orden, dejando los borde sin rellenar.
Enrollar la masa con el relleno por la parte más larga, intentando que quede lo más apretado posible. Cortar en rodajas de 2 centímetros aproximadamente con un cuchillo bien afilado.
Forrar con papel sulfurizado una bandeja de horno y colocar las rodajas, con bastante separación. Reserva unos 30 minutos para que la masa leve un poco.
Precalentar el horno a 200º y hornear durante 20 minutos.

Consejos y trucos:
• Se puede cambiar la levadura seca por fresca, en este caso, se añade 5 gramos de fresca.
• Con esta receta sale una pizza mediana, que aproximadamente en rollos pueden ser unas 10 unidades. Para hacer más, aumentar los ingredientes al doble.
• Como he explicado arriba, se puede rellenar con otros ingredientes pero sería poco recomendable que los ingredientes fueras pequeños, ya que al cortar los rollos, tenderían a desprenderse del mismo. Los ideal son ingredientes loncheados.

Fuente de la masa: Cocinando con Kisa.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.