Recetas terroríficas y divertidas para Halloween

Se acerca la festividad de Halloween, fiesta pagana con orígenes celtas y con una historia que la une a la festividad cristina del Día de todos los Santos, es por ello, que se celebran en la misma fecha. En los últimos años, Halloween  se ha hecho más conocida en España, en parte por las películas, campañas publicitarias y colegios, pero también, todo hay que decirlo, por sus elaboraciones gastronómicas, donde la calabaza toma el protagonismo unida a las decoraciones originales de este día.

En estos días, somos muchos los que miramos por Internet, ideas o recetas para elaborar para ese día, bien para una celebración o para disfrutar del bocado entre la propia familia. A continuación, os enseño varias ideas de recetas dulces y saladas que ido haciendo durante varios años, para así aportar mi granito de arena al amplio recetario de recetas de Halloween que podéis encontrar en las redes.

Para ver la receta de cada elaboración, solo tenéis que pinchar o pulsar sobre la palabra Receta que encontaréis al lado de cada título del plato.

Empezamos por la estrella de Halloween: La calabaza

Es la gran protagonista de Halloween y su imagen no la podemos encontrar en todo lo que tenga que ver con esta fiesta. La tradición, es comprarla, vaciarla y tallarla con una cara; por último, se introduce dentro una vela y se enciende en la noche de Halloween para espantar a los malos espíritus. Esta costumbre de tallar la calabaza viene del norte de América, pero la tradición autentica era la de tallar otros tipos de tubérculos como los nabos y las patatas, alimentos más comunes entre los celtas, sobre todo en Irlanda.

Cuenta una leyenda que la cara tallada es la de Jack O’ Lantern, un hombre de la mala vida que engaño al mismísimo diablo y lo tuvo prisionero durante años, liberándolo cuando este le prometió no llevarse su alma al infierno. Cuando Jack falleció, San Pedro, por sus pecados, no lo dejo entrar en el cielo, y al intentar ir al infierno, el diablo tampoco lo aceptó, arrojándole una brasa para que pudiera ver en la oscuridad en la que iba a vagar durante su eternidad. Jack, colocó la brasa en el interior de un nabo y comenzó su camino hacía un lugar donde poder descansar.

Y sabiendo un poco de porque se usa la calabaza y del tallado de su famosa cara, os dejo varias recetas con este rico ingrediente:

Bund cake de calabaza, nueces y chocolate. Receta.
Este jugosísimo bizcocho es una delicia para cualquier momento. Podéis decorarla como yo lo he hecho o comprar unos fantasmitas o calabazas de azúcar y colocarlos por encima del chocolate. Otra idea es fideos de azúcar de color naranja, morado y verde, colores que se identifica con Halloween.

Bund cake de chocolate y calabaza con frosting de queso. Receta.
Otro bizcocho igual de jugoso, ya que la calabaza además de aportarle dulzón, le da un toque de humedad que queda riquísimo. La decoración es con lacasitos de colores, pero igualmente podéis cambiarlo a vuestra imaginación.

Pastel de calabaza. Receta.
Un pastel de sabor muy suave en el que podéis cambiar la decoración, realizando con chocolate líquido una telaraña. Para finalizarla, le ponéis encima unas arañitas de plástico y os queda igual de genial que la calabaza. Pero no comeros las arañas!!

Zumo de calabaza de Hogwarts. Receta.
El autentico zumo de calabaza que Harry Potter y sus amigos tomaban en los banquetes de Hogwarts. Siéntete como un auténtico mago o maga con esta deliciosa y sanísima bebida. Estas tardando en prepararlo!

Cookies de calabaza, chocolates y nueces. Receta.
Estas cookies-bizcochitos quedan tremendamente deliciosas. Para darle un toque de Halloween, podéis meterla dentro de una calabaza o intentar hacerle con chocolate la cara de Jack O’Lantern. Algo más sencillo es, una vez la hayáis decorado con el chocolate y aun estando este líquido, ponerles unas figuritas de azúcar con forma de calabaza, ojos o fantasmitas.

Tortitas de calabaza o pumpkin pancakes. Receta.
Estas tortitas van hacer la protagonista del desayuno de Halloween, más si la servimos con un viscoso sirope de fresa, tal y como si fuera sangre.

Las divertidas cookies o galletas decoradas.

Las galletas o cookies son de los dulces que más le gustan a los pequeños de la casa, por su presentación y sabor. La variedad que existen, sobre todo en las clásicas de mantequilla con decoración en fondant o glasa, es tremenda, y cuál más original. Quedan geniales para regalar o para sustituirla por los caramelos en el Truco o trato. Yo os recomiendo que la pongáis en bolsas individuales, queda más higiénico. Aquí os dejo unos cuantos ejemplos:

Galletas de mantequilla de Halloween. Receta.
Es un clásico de cualquier fiesta, tan solo hay que hacerla con formas y/o decoraciones que vayan con la festividad en sí. Estas que os enseño están decoradas con fondant.

Galletas de Jack Skellington. Receta.
Otras de mantequilla pero con chocolate añadido y decoración de fondant. Me encanta Jack y su Pesadilla antes de Navidad.

Dedos de bruja. Receta.
Otra clásica galletas de Halloween son estos macabros dedos de brujas que quedan muy simpáticos sin le ponéis un poco de colorante verde. Os divertiréis elaborándolas.

Arañas de mantequilla de cacahuetes. Receta.
Estas simpáticas galletas de arañitas están tremendamente buenas y además se ven simpatiquísimas!

Galletas de Oreo fantasmales.
Para estas galletas no os puedo dejar un enlace a la receta porque son tan sencillas de hacer que os lo explico en unos pocos pasos. Comprar galletas tipo Oreo bañadas en chocolate blanco. Clavar un palito de cake pop o una brocheta de madera en cada galleta, con suavidad para que no se rompa. Decorar con un lazo negro y pintar la cara con rotulador negro de tinta comestible o con chocolate negro fundido. Así de fácil!

Otras recetas dulces terroríficas

Cualquier dulce que normalmente cocinemos podemos adaptarlo con un poco de imaginación y de ideas que podáis encontrar por Internet. La decoración de la temática es importante; lo suyo es que tengáis a mano figuritas de azúcar con motivos de monstruitos, fondant para hacer vosotros mismo la decoración y algunos cartelitos caseros o comprados para colocarlos estratégicamente.

Mousse de chocolate y nubes. Receta.
Como veis, un simple postre clásico, pasa a ser un dulce tenebroso con un poquito de idea y decoración. Y que me contáis de mi amigo de Plants vs. Zombies? Está al acecho de coger cacho!

Cuajada de chocolate para Halloween. Receta.
Otra idea para presentar cualquier tipo de postre es rellenando unas naranjas que habremos vaciados y decorado con la cara de Jack.

Rosquillas de máquina para Halloween. Receta.
Estas son las clásicas rosquillas de máquina con un baño de chocolate blanco que las hace tener un aire fantasmal. Los murciélagos hacen el resto.

Cake Pops de Halloween. Receta.
Otro clásico, los cake pops, que con un poco de decoración, quedan ideales para esta fiesta.

Pan de muertos. Receta.
Aunque no es tan Halloween, os dejo este dulce tradicional de México que es típico en la celebración de los Día de los Muertos.

Las recetas saladas para Halloween

No todo en Halloween va ser dulce, también podemos disfrutar de un banquete salado, que al igual que los anteriores, podéis echar mano de vuestra imaginación para convertir vuestras elaboraciones clásica en unos bocados más tenebrosos. Además, podéis hacer más hincapié en la decoración de la mesa o el menaje que uséis para presentarlo. Aquí os dejo algunos ejemplos:

Murciélagos de queso y crocanti. Recetas.
Otro clásico de Halloween que habréis visto más de una vez. Facilísimo de hacer, y lo más importante, os aseguro que estos murciélagos están libres de cualquier coronavirus!

Hamburguesas monstruosas de nuggets. Recetas.
Simpáticas hamburguesas de nuggets que serán una delicia tanto para niños como para adultos.

Empanadillas momificadas. Recetas.
Simpáticas empanadillas con un relleno terriblemente delicioso.

Empanadillas de Halloween
Muy fáciles de hacer, no tiene receta pero os la explico por encima en este párrafo. Compráis masas de empanadillas grandes y con una cartulina hacéis una plantilla de una calabaza que sea más pequeña que las obleas de las empanadillas. Usáis la plantilla para cortar las obleas y así dar el contorno de la calabaza. Ahora hay que hacer los ojos, la nariz y la boca, pero solo se lo haremos en la mitad de las obleas, las otras no hace falta porque sería la base de las empanadillas. Ponéis la oblea que no tiene ojos, nariz y boca, encima lonchas de queso y chorizo (al gusto) y por último otra oblea, esta vez, con los ojos, boca y nariz. Cerráis el conjunto, pintáis con huevo y al horno a 200º hasta que quedan bien doraditas. Listo!

Escobas de bruja
Otro clásico de Halloween que tiene muy poco que hacer, es por ello que tampoco tiene receta. Comprar queso en loncha, cebollino y palitos de pretzel. Cortar una loncha por la mitad y realizar unos cortes para hacer las fibras de la escoba. Se hacen por la parte más larga de la loncha, con una separación entre cortes que no sea muy grande y sin que llegue al otro extremo, como si fueran unos flecos. Enrollamos la media loncha con un palito de pretzel y atamos con el cebollino. El cebollino, si se blanquea con anterioridad, quedan más durito, por lo cual se puede usar con mayor facilidad para atar sin que se rompa.

Y si no habéis tenido suficiente, podéis echar un vistazo a la publicación especial que hice de Halloween el año pasado, donde os cuento un poco más de la historia de esta festividad y de ideas para caramelos. Mirar en aquí.

Feliz Halloween!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.