Rollitos de pasta filo rellenos de chorizo

Hacía mucho tiempo que no publicaba una receta de lo que más me gusta: los entrantes. También hacía tiempo que no usaba como ingrediente la pasta filo, una masa compuesta por láminas muy finas, que dan un acabado muy bonito en nuestros platos y que no se hace tan pesada de comer como pasa con otras masas. Estas láminas se pueden freír u hornear, y en ambas elaboraciones tiene unos resultados espectaculares. Lo ideal es comer este tipo de entrantes en caliente, que es más apetecible, aunque la opción fría esta igualmente aceptable.

Ingredientes:
• 1 cebolla pequeña
• 1 zanahoria
• Aceite de oliva
• 600 g de chorizo fresco
• 1 lata pequeña de pimiento morrón
• 1 cucharadita de pimentón
• 2 dientes de ajo
• 1 guindilla (opcional)
• 2 cucharadas de pan rallado
• Unas hojas de perejil
• Un paquete de pasta filo
• Semillas de sésamo negras


* Usar pimentón de denominación de origen la Vera o de Murcia envasado, no a granel.
** Usar pan rallado sin gluten.
*** Usar obleas de arroz en vez de pasta filo.
**** Algunos tipos de semilla como las de sésamo no tienen gluten pero pueden estar contaminadas, así que se deben de lavar dentro de un colador. Las de Mercadona son segura.

Elaboración tradicional:
Rallar la cebolla y la zanahoria. Sofreírlas en una sartén con un poco de aceite. Cuando empiece a coger color, retirar y echar en un vaso de una batidora junto al chorizo sin piel y troceado, el pimiento morrón escurrido, el pimentón, los dientes de ajo, la guindilla, el pan rallado y el perejil. Triturar y reservar.
Precalentar el horno a 200º.
Colocar una lámina de pasta filo, pintar con aceite y colocar encima otra lámina, volver a pintar con aceite y volver a colocar otra lámina más.
En uno de los lados más largo de las láminas, depositar una parte del relleno en línea y al filo de la lámina. Enrollar a partir del lado del relleno y una vez tengamos un rollo, cortarlo en varios trozos pequeños, de unos 6 cm. Repetir la misma operación con el resto de láminas de masa filo y del relleno.
Depositar los rollitos en una bandeja de horno con papel sulfurizado. Pintarlos con aceite de oliva y espolvorear sésamo. Hornear hasta que coja la masa un color dorado, sobre unos 15 a 20 minutos.

Elaboración en Thermomix:
Echar en el vaso la cebolla en cuarto, la zanahoria troceada y 35 g de aceite. Picar 5 segundos en velocidad 5, luego sofreír 8 minutos en temperatura varoma a velocidad 1.
Incorporar el chorizo sin la piel, el pimiento morrón escurrido, el pimentón, los dientes de ajo, la guindilla, el pan rallado y el perejil. Triturar 10 segundos en velocidad 8 y reservar.
Precalentar el horno a 200º.
Colocar una lámina de pasta filo, pintar con aceite y colocar encima otra lámina, volver a pintar con aceite y volver a colocar otra lámina más.
En uno de los lados más largo de las láminas, depositar una parte del relleno en línea y al filo de la lámina. Enrollar a partir del lado del relleno y una vez tengamos un rollo, cortarlo en varios trozos pequeños, de unos 6 cm. Repetir la misma operación con el resto de láminas de masa filo y del relleno.
Depositar los rollitos en una bandeja de horno con papel sulfurizado. Pintarlos con aceite de oliva y espolvorear sésamo. Hornear hasta que coja la masa un color dorado, sobre unos 15 a 20 minutos.

Consejos y trucos:
• Este rellenos se puede usar igualmente con masa de hojaldre o para rellenar unos conos o canastillas. Para la masa de hojaldre solo se usara una lámina rectangular en la que dividiremos en tres parte a lo largo para realizar los rollitos.
• Si se usa pasta filo, se puede hacer el rollito al estilo como esta en la receta o hacer paquetito o puritos cerrados. También con la masa filo se puede recorta en cuadrados, colocarlas en un molde de magdalenas, rellenarlas y hornearlas.
• Si sobra relleno, se puede congelar o usar en otra elaboración como para una pasta con tomate. Si sobra pasta filo se mantiene guardándola en el frigorífico bien enrollada en film transparente para que no le entre aire.
• Se puede tener los rollitos elaborados con antelación y hornearlos en el último momento. La mejor manera para conservarlo es en el frigorífico y en un envase que no le entre aire.

Fuente: www.directoalpaladar.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.