Salmón en hojaldre con crema de espinacas

Si el otro día publique un solomillo en hojaldre, esta vez le toca el turno al pescado, y qué pescado! El salmón es uno de los pescados estrellas para estas fiestas, fácil de cocinar y con un sabor que gustan a personas de todas las edades. Como relleno de un hojaldre, este pescado es ideal, y más acompañado de una bechamel de espinaca, que le da el toque de jugosidad necesario.

Ingredientes:
• Una plancha de hojaldre rectangular *
• 400 g de salmón en lomo (una sola pieza y sin espina ni piel)
• 250 g de hojas de espinacas
• 1 cucharadas de harina **
• 30 g de mantequilla ***
• 200 g de leche
• Sal
• Pimienta
• 1 huevo


* Usar hojaldre sin gluten (Marcas: Carrefour, Hacendado, Buitoni,…)
** Cambiar harina por almidón de maíz (Maizena), misma cantidad
*** Usar mantequilla natural, no margarina

Elaboración tradicional:
Lavar las espinacas, escurrirlas bien, secarlas con papel de cocina y picarlas.
En una sartén, derretir la mantequilla y rehogar las espinacas hasta que su volumen se reduzca a la mitad. Añadir la harina y mezclar, removiendo. Agregar la leche poco a poco sin dejar de remover, hasta conseguir una mezcla espesa. Dejar templar.
Precalentar el horno a 200º.
Desenrollar la plancha de hojaldre y aplanarla con la ayuda de un rodillo. En el centro colocar el salmón limpio y bien seco. Cubrir con la crema de espinaca y cerrar el hojaldre dándole la forma deseada. Pinchar con un tenedor el hojaldre y pintar con un huevo batido.
Hornear unos 20 minutos, hasta que el hojaldre haya cogido un color dorado.

Elaboración en Thermomix:
Lavar las espinacas, escurrirlas bien y secarlas con papel de cocinas.
Introducir en el vaso la mantequilla y programar 4 minutos a temperatura varoma en velocidad 2.
Incorporar las espinacas y la sal. Programar 3 minutos a temperatura varoma en velocidad cuchara. Triturar 4 segundos en velocidad 3.
Vaciar parte del líquido que ha soltado la espinaca, dejándolo apenas sin líquido.
Añadir la harina y rehogar durante 1 minuto en temperatura 100º a velocidad 2.
Echar la leche y la pimienta. Programar 6 minutos en temperatura 100º a velocidad 2. Dejar templar.
Precalentar el horno a 200º.
Desenrollar la plancha de hojaldre y aplanarla con la ayuda de un rodillo. En el centro colocar el salmón limpio y bien seco. Cubrir con la crema de espinaca y cerrar el hojaldre dándole la forma deseada. Pinchar con un tenedor el hojaldre y pintar con un huevo batido.
Hornear unos 20 minutos, hasta que el hojaldre haya cogido un color dorado.

Consejos y trucos:
• La espinaca suele soltar mucho líquido, si es así, quitar parte de este para que la bechamel no quede muy líquida.
• El salmón debe de estar bien limpio, sin piel ni espina. Si tuviera espinas se las podéis quitar fácilmente con la ayuda de unas pinzas. La parte más jugosa del salmón es la cola.
• Si podéis, una vez cerrado el hojaldre, dejar reposar en el frigorífico una media hora, para que luego el hojaldre a hornearse se infle más.
• Podéis adornar el hojaldre de varias maneras, con tiras, estrellas, enrejados (el de la foto, se hace con un rodillo de enrejados),… Solo hay que ser un poco creativo.
• Esta receta se puede preparar con antelación. Se deja reservado en el frigorífico ya montado, a la espera del horneado.

Fuente: directoalpaladar.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.