Salpicón de legumbres con palitos de cangrejo

Cuando hablamos de legumbres, nos recuerda a un plato de olla grande, al guiso caliente típico para los días de frío, pero las legumbres son ideales también para comerlas en frío, sobre todo en ensaladas. Hoy por falta de una receta con una legumbre, os la traigo con tres, las más conocidas y usadas: garbanzos, judías blancas y lentejas; y con un aliño clásico del salpicón que nos gusta tanto en verano y que esta tremendamente bueno con esta combinación. Así que no perderos la oportunidad de probar este plato de legumbres en frío que además de estar riquísimo es una receta que nos aporta una buena dosis de nutrientes sanos de alta calidad.

Si os has gustado la opción de usar las legumbres en frío tenéis que probar la ensalada de garbanzos griegos, la de garbanzos con pepino y yogur o la de judías pintas.

Ingredientes:
• 3 huevos
• 165 g de palitos de cangrejo o surimi *
• 2 tomates
• 130 g de judías blancas cocidas
• 130 g de garbanzos cocidos
• 130 g de lentejas cocidas
• 40 g de cebolleta
• 40 g de pimiento rojo
• 40 g de pimiento verde
• 40 g de aceite de oliva virgen extra
• 20 g de vinagre de vino
• 1 cta. de mostaza tipo Dijon *
• 1 cta. de kétchup *
• Sal


* Verificar que los productos señalados no contengan gluten.

Elaboración tradicional:
Cocemos los huevos en una cacerola. Una vez cocidos, los enfriamos en agua fría, los pelamos y reservamos uno de ellos para la decoración. Con los otros dos, los picamos finamente con un cuchillo. Vertemos en un bol.
Igualmente picamos finamente los palitos de surimi y los incorporamos en el bol.
Cogemos uno de los tomates y lo cortamos en cubitos. Agregamos al bol. El otro, lo reservamos para la decoración.
Lavamos y escurrimos las legumbres, las incorporamos al bol.
Por último, hacemos la vinagreta. Para ello picamos finamente la cebolleta y los pimientos. Lo echamos en un nuevo bol junto al aceite, el vinagre, la mostaza, el kétchup y sal al gusto. Mezclamos con varillas enérgicamente, vertemos sobre el bol y volvemos a mezclar todos los ingredientes. Llevarlo al frigorífico un mínimo de una hora antes de servir.
Para la hora de servirlo, decoramos con unas rodajas del huevo cocido y tomate reservados.

Elaboración en Thermomix:
Echamos 500 g de agua en el vaso, colocamos el cestillo con los tres huevos dentro y programamos 13 minutos en temperatura varoma a velocidad 2. Una vez finalizado el tiempo, los enfriamos en agua fría, los pelamos, reservamos uno de ellos para la decoración e introducimos el resto en el vaso que previamente habremos lavado y secado. Picamos 3 segundos en velocidad 3. Vertemos en un bol.
Introducimos en el vaso los palitos de surimi y picamos 3 segundos en velocidad 4. Incorporamos al bol.
Cogemos uno de los tomates y lo cortamos en cubitos. Agregamos al bol. El otro, lo reservamos para la decoración.
Lavamos y escurrimos las legumbres, las incorporamos al bol.
Por último, hacemos la vinagreta. Sin lavar el vaso, echamos la cebolleta cortada en rodaja, los pimientos en trozos, el aceite, el vinagre, la mostaza, el kétchup y sal al gusto. Picamos y mezclamos 4 segundos en velocidad 4. Vertemos sobre el bol y mezclamos todos los ingredientes. Llevamos al frigorífico un mínimo de una hora antes de servir.
Para la hora de servirlo, decoramos con unas rodajas del huevo cocido y tomate reservados.

Consejos y trucos:
• Podéis usar legumbres cocidas envasadas o cocerlas vosotros mismo. Yo os recomiendo la primera opción que es más cómoda que cocer por separado cada legumbre, pues cada una tiene un tiempo de cocción. Con los botes pequeños de 200 g tenéis más que suficiente, luego, con lo que sobra, lo podéis usar para una ensalada, algo ideal con estos calores.
• Los palitos de cangrejo van de maravilla con la legumbre, pero también podéis añadirle o sustituirlo por atún, salmón ahumado, tripa de embutido de pechuga de pavo o jamón york, gulas, pulpo,…

Fuente: Aplicación Cookidoo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.