Tarta de arroz con leche y crema pastelera

El arroz con leche es uno de los postres más famosos, conocido en una gran variedad de países, cada uno lo hace con un estilo diferente, siendo sus ingredientes principales la leche, el arroz y el azúcar. En España es muy típico prepararlo para Semana Santa con su sabor a limón y canela. Para esta tarta he usado este sabor tan característico que nos recuerda a nuestra infancia, y que podría definirse como otra manera diferente de comer este rico postre.

Ingredientes:
Ingredientes de la base:
• 200 g de galletas de canela *
• 65 g de mantequilla **
Ingredientes de crema de arroz:
• 200 g de arroz
• 1300 g de leche
• Una ramita de canela
• La piel de un limón
• Un pellizco de sal
• 370 g de leche condensada
• 20 g de preparado de cuajada (casi dos sobres) ***
Ingrediente de la crema pastelera:
• 200 g de agua
• 3 yemas de huevo tamaño M
• 110 g de azúcar blanquilla
• 25 g de maicena
• Una cucharadita de azúcar vainillado ****
Ingredientes para la decoración:
• Azúcar moreno


** Usar galletas de canela sin gluten, por ejemplo, la Spekulatius de Schär. También se puede usar galletas tipo María sin gluten (Marcas: Schär, Gullón, Hacendado, Noglut,…) con un poco de canela en polvo (Marcas: Carmencita, Hacendado,…)
** Usar mantequilla con un mínimo de 80 por ciento de materia grasa y que no lleve fibras (Marca: Reny Picot, Puleva, Asturiana, Lorenzana,…)
*** Usar cuajada libre de gluten (Marca: Royal, Brullet, Molino Real,…)
**** Usar azúcar vainillado libre de gluten (Marca: RCArmencita, Hacendado,…) o hacerlo casero (Receta al final de la receta, en Consejos y trucos)

Elaboración tradicional:
Para hacer la base, triturar las galletas con ayuda de una batidora o con un mortero. Echar la mantequilla a temperatura a punto de pomada (calentar unos segundos en el microondas) y mezclar hasta que las galletas absorban toda la mantequilla. Echar sobre un molde circular de 18 cm., aplanar y dejar enfriar en el frigorífico.
En una cacerola, echar el arroz, la leche, la rama de canela, la cascara de limón y la sal y cocer a fuego lento, removiendo de vez en cuando. Cuando la leche se haya casi absorbido, retirar la rama de canela y la piel de limón. Agregar la leche condensada mezclada con la cuajada y cocer 10 minutos más. Retirar del fuego y triturar con una batidora. Verter sobre la base de galleta y reservar en el frigorífico hasta que cuaje. Mejor de un día para otro.
Para elaborar la crema pastelera, echar todos los ingredientes en un cazo a fuego medio y remover con varillas hasta conseguir una textura de crema. Reservar en un bol, tapado con film transparente en contacto con la crema para que no forme costra, hasta que se haya enfriado un poco. Cubrir la tarta con la crema y reservar en el frigorífico hasta que coja cuerpo (un par de horas).
Antes de servir, desmoldar la tarta, espolvorear azúcar moreno al gusto y, con ayuda de un soplete, caramelizar el azúcar.

Elaboración en Thermomix:
Para hacer la base, echar las galletas en el vaso y triturar con varios golpes turbos. Incorporar la mantequilla y mezclar 15 segundos en velocidad 5.
Sin lavar el vaso, colocar la mariposa y agregar la leche, la sal, la canela y la piel de limón. Programar 10 minutos en temperatura 100º a velocidad 1 y añadir el arroz poco a poco por el cubilete, sin poner luego éste. Terminado el tiempo, programar 30 minutos a temperatura 90º a velocidad 1 y sin el cubilete. Quitar la cascara de limón y la rama de canela e incorporar la leche condesada y la cuajada, programar 10 minutos en temperatura 90º a velocidad 1. Retirar la mariposa y triturar 15 segundos en velocidad progresiva del 5 al 10. Verter sobre la base de galleta y reservar frigorífico hasta que cuaje. Mejor de un día para otro.
Para elaborar la crema pastelera, echar todos los ingredientes en el vaso y programar 7 minutos a temperatura 90º en velocidad 4. Reservar en un bol tapado con film en contacto con la crema para que no forme costra, hasta que se haya enfriado un poco. Cubrir la tarta con la crema y reservar en el frigorífico hasta que coja cuerpo (un par de horas).
Antes de servir, desmoldar la tarta, espolvorear azúcar moreno al gusto y, con ayuda de un soplete, caramelizar el azúcar. Echar sobre un molde circular de 18 cm., aplanar y dejar enfriar en el frigorífico.

Consejos y trucos:
• Si no encontráis galletas de canela, podéis usar galletas tipo María y añadirle un poco de canela en polvo.
• El azúcar vainillado se puede realizar casero, es muy fácil. Solo tenéis que introducir en un bote hermético, azúcar y vainas de vainillas troceadas, cuanta más añadáis, más sabor a vainilla le podéis dar. Yo hago poca cantidad, unos 200 g y le introduzco una vaina de vainilla en trocitos. Cierro el bote y cada cierto tiempo lo agito para que se vaya mezclando. Pasado tres o cuatro semanas, ya se puede usar.
• Esta es una tarta que se puede realizar con uno o dos días de antelación, ya que cuanto más fría se conserve, más buena está.
• Si no tenéis soplete, os recomiendo que os compréis uno, es un aparatillo que se puede encontrar por un precio económico. Si en todo caso, no disponéis de uno os recomiendo no usar la técnica de caramelizar el azúcar en el horno, pues la tarta perderá parte de la temperatura fría y no estará tan rica. Mejor dejar el azúcar sin caramelizar.

Fuente: ana-lacocinikadeana.blogspot.com.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.