Tarta de galletas, crema pastelera y trufa

La tarta de galletas es una receta clásica de nuestras madres y abuelas, la típica que se hacía para cualquier cumpleaños en la época de los 70 y 80. Nada complicada de elaborar y con ingredientes económicos, era la tarta de los cumpleaños en los que se reunían todo los amigos del barrio alrededor de esta para comerla junto a un vaso de leche, nada más, así de sencillo. Ahora los tiempos han cambiado mucho y los cumpleaños se celebran a lo grande y con tartas más llamativas. Pero aún así, este sencillo plato dulce sigue triunfando allí donde se ponga, tanto la clásica de flan y chocolate, como las variantes con nuevos rellenos. Esta es un ejemplo, con crema catalana y trufa, que hice para el santo de mi peque y que volví a repetir dos semanas después para una celebración de mi trabajo. Todo un triunfo que ya sabía que estaba garantizado.

Ingredientes:
• 1000 g de leche entera, más un poco más para humedecer las galletas
• 80 g de maicena
• 3 huevos
• 3 yemas
• 1 cda. de azúcar vainillado *
• 160 g de azúcar blanquilla
• 500 g de nata de montar
• 100 g de azúcar glas *
• Medio sobre de gelatina neutra en polvo
• 75 g de cacao puro en polvo
• 3 paquetes de galletas rectangulares *


* Verificar que los azúcares vainillado o glas no contenga gluten. Usar galletas sin gluten.< span>

Elaboración tradicional:
Reservar un vasito pequeño de leche y el resto ponerlo a calentar con el azúcar vainillado. Cuando hierva, apartar del fuego y reservar.
En un bol, batir los huevos y las yemas, añadir el azúcar blanquilla y seguir batiendo. Agregar el vasito reservado con la maicena mezclada y seguir batiendo hasta conseguir una mezcla homogénea.
Echar poco a poco la leche que habíamos calentado, sin dejar de batir.
Nuevamente poner la mezcla al fuego y sin dejar de batir, cocinar hasta que espese. Reservar.
Con ayuda de unas varillas eléctricas montar la nata y, cuando esta empiece a montar, agregar poco a poco el azúcar mezclado con la gelatina en polvo y el cacao. Una vez montada, reservar.
En un cuenco, echar un poco de leche para mojar las galletas. Solo hay que mojarlas unos segundos, no hace falta que estén muy húmedas pues los rellenos ya se encargaran de humedecerlas lo suficiente.
En una fuente rectangular o cuadrara vamos a ir montando la tarta. Primero poner una capa de galletas humedecidas en leche, luego verter sobre ella la mitad del relleno de crema pastelera, nuevamente colocar una capa de galletas humedecidas aplanado suavemente con las yemas de los dedos para que el relleno quede igual por todas partes y, de nuevo, cubrimos las galletas con la mitad de la trufa. Tenemos que volver a repetir los mismo pasos, es decir, otra capa mas de galletas humedecidas, otra con la crema restante, la última de galletas y, finalmente, la capa de trufa en la que usaremos una manga pastelera con boquilla para que quede más bonita.
Introducir en el frigorífico al menos 24 horas antes de servirla. Se puede decorar con fideos de chocolate o ralladura de chocolate blanco.

Elaboración en Thermomix:
Echar en el vaso la leche, la maicena, los huevos, las yemas, el azúcar vainillado y el azúcar blanquilla. Programar 12 minutos en temperatura 90º a velocidad 4 o, en TM6, modo espesar a 100º. Una vez finalizado, reservar la crema, lavar el vaso con agua fría y secar.
Poner la mariposa, echar la nata y programar a velocidad 3 ½ sin tiempo ni temperatura y sin el cubilete puesto. Cuando la nata empiece a montar, agregar poco a poco el azúcar mezclado con la gelatina en polvo y luego el cacao. Parar la máquina cuando se vea la trufa bien montada.
En un cuenco, echar un poco de leche para mojar las galletas. Solo hay que mojarlas unos segundos, no hace falta que estén muy húmedas pues los rellenos ya se encargaran de humedecerlas lo suficiente.
En una fuente rectangular o cuadrara vamos a ir montando la tarta. Primero poner una capa de galletas humedecidas en leche, luego verter sobre ella la mitad del relleno de crema pastelera, nuevamente colocar una capa de galletas humedecidas aplanado suavemente con las yemas de los dedos para que el relleno quede igual por todas partes y, de nuevo, cubrimos las galletas con la mitad de la trufa. Tenemos que volver a repetir los mismo pasos, es decir, otra capa mas de galletas humedecidas, otra con la crema restante, la última de galletas y, finalmente, la capa de trufa en la que usaremos una manga pastelera con boquilla para que quede más bonita.
Introducir en el frigorífico al menos 24 horas antes de servirla. Se puede decorar con fideos de chocolate o ralladura de chocolate blanco.

Consejos y trucos:
• La gelatina en polvo se usa para darle dureza a la nata montada. Si no tenéis gelatina en polvo, podéis usar en lámina. Tendréis que usar 3 hojas por cada medio litro de nata. La manera de usarla sería la siguiente: poner las hojas de gelatina en remojo en agua muy fría durante 10 minutos, calentar una pizca de leche en el microondas (no debe de hervir, solo queremos que este un poco caliente), disolver las hojas de gelatinas escurridas en la leche y echar esta mezcla poco a poco a la nata cuando esta esté casi montada, después de haber echado el azúcar y el cacao.

Fuente: Plataforma Cookidoo

2 comentarios sobre “Tarta de galletas, crema pastelera y trufa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.