Tarta de mousse de café con chocolate y toffee

La receta que os publico es una tarta ideal para esta fecha, ya que es ligera y semifría. La mousse o crema de café queda con una consistencia suave, al igual que su sabor, y la capa de chocolate, nueces y toffee que lleva como decoración, está increíblemente buena. La base la he hecho con un bizcocho de chocolate sin huevo, ya que entre los invitados había una persona alérgica a este alimento, pero podéis hacer una base de un bizcocho clásica o una de galleta con mantequilla y cacao, eso os lo dejo a vuestro gusto. Aunque se vea quizás un poco compleja, es, como casi todas las tartas semifrías, muy fácil de elaborar, lo único que necesita es tiempo para que cuaje; lo recomendable es hacerla un día antes para que esté bien fresquita para cuando la sirvamos. Y si queréis más recetas de tartas semifrías, mirar estas: Tarta de stracciatella, de melocotón, de Donuts, de turrón y chocolate, de Petit-Suisse, de mousse Napolitana y de arroz con leche y crema pastelera.

Ingredientes:
Para la base de bizcocho:
• 225 g de leche
• 20 g de aceite de oliva suave
• 100 g de harina *
• 125 g de azúcar
• 35 g de chocolate puro en polvo, tipo Valor
• 8 g de levadura química, tipo Royal *
Para la mousse de café:
• 6 hojas de gelatina neutra
• 100 g de café
• 50 g de leche
• 250 g de queso mascarpone
• 400 g de nata para montar
• 100 g de azúcar
Salsa toffee:
• 100 g de azúcar moreno
• 100 g de nata para cocinar *
• 45 g de mantequilla *
Decoración:
• 50 g de nueces
• 1 tableta de chocolate negro 70% *


* Verificar que los ingredientes señalados no contengan gluten. La harina se sustituye por 65 g de harina de arroz y 35 g de maicena o por harina de repostería sin gluten.

Elaboración tradicional:
Para la base de bizcocho:
Precalentar el horno a 180º.
Tamizar la harina, el chocolate y la levadura.
Batir todos los ingredientes, primero echando los líquidos y luego los secos.
Engrasar un molde desmontable de 18-20 cm de diámetro, verter el contenido dentro del molde y hornear aproximadamente 40 minutos. Al sacarlo, dejar enfriar en una rejilla, sin desmoldarlo.
Para la mousse de café:
Poner las hojas de gelatina en remojo en agua muy fría (echar un par de cubitos de hielo) y dejarlas unos 10 minutos.
Hacer el café, echar en un bol y dejar reposar unos cinco minutos para que baje un poco la temperatura de este. Añadir las hojas de gelatina bien escurridas y mezclar. Agregar la leche y el queso y volver a mezclar hasta que los ingredientes se vean bien integrados.
Montar la nata con ayuda de unas varillas y cuando este a medio montar, añadir el azúcar poco a poco. Una vez montada, añadirla poco a poco a la crema de café, mezclando con movimientos suaves y envolventes para que la nata no se baje. Verter el contenido en el molde, sobre la base del bizcocho y llevar al frigorífico donde dejaremos en reposo un mínimo de 6 horas.
La salsa de caramelo se hace una vez tengamos la tarta cuajada, es decir, cuando haya pasado al menos 6 horas. Como la crema de café queda con consistencia de mousse, vamos a meterla en el congelador unos 30 minutos antes de desmoldarla y decorarla con la salsa de caramelo.
Para la salsa toffee ponemos a calentar el azúcar en un cacillo, cuando este se derrita, echar la leche que previamente le habremos dado un golpe de calor en el microondas, poco a poco, sin dejar de remover. Por último, añadir la mantequilla y mezclar hasta que se derrita. Listo.
Sacar la tarta del congelador y desmoldar. Le echaremos primeramente por encima las nueces que habremos picado en trocitos con ayuda de un cuchillo y después el chocolate en virutas que podemos hacerlo con un pelador de verdura, la cantidad al gusto. Por último, con ayuda de una cuchara, vamos a terminar decorando con el toffee, vertiendolo sobre la tarta en forma de hilo. Volvemos a meter en el frigorífico hasta la hora de servir.

Elaboración en Thermomix:
Para la base de bizcocho:
Precalentar el horno a 180º.
Echar todos los ingredientes del bizcocho en el vaso del Thermomix en el orden indicado en el listado de ingredientes. Mezclar 10 segundos en velocidad 5.
Engrasar un molde desmontable de 18-20 cm de diámetro, verter el contenido del vaso dentro del molde y hornear aproximadamente 40 minutos. Al sacarlo, dejar enfriar en una rejilla, sin desmoldarlo.
Para la mousse de café:
Poner las hojas de gelatina en remojo en agua muy fría (echar un par de cubitos de hielo) y dejarlas unos 10 minutos.
Hacer el café, y estando caliente, echarlo en el vaso del Thermomix. Esperar unos cinco minutos para que baje un poco la temperatura del café, y añadir las hojas de gelatina bien escurridas. Mezclar 20 segundos en velocidad 3. Agregar la leche y el queso, mezclar 30 segundos en velocidad 3. Reservar en un bol.
Lavar el vaso con agua fría y secar. Poner la mariposa y montar la nata en velocidad 3 1/2 , sin tiempo ni temperatura. Cuando veamos que está a medio montar, añadir el azúcar poco a poco por el bocal. Cuando este montada, parar el robot.
Añadir poco a poco la nata a la crema de café, mezclando con movimientos suaves y envolventes para que la nata no se baje. Verter el contenido en el molde, sobre la base del bizcocho y llevar al frigorífico donde dejaremos en reposo un mínimo de 6 horas.
La salsa de caramelo se hace una vez tengamos la tarta cuajada, es decir, cuando haya pasado al menos 6 horas. Como la crema de café queda con consistencia de mousse, vamos a meterla sobre unos 30 minutos en el congelador antes de desmoldarla y decorarla con la salsa de caramelo.
Para la salsa toffee echar en el vaso todos los ingredientes y programar 7 minutos a temperatura 90º a velocidad 1.
Sacar la tarta del congelador y desmoldar. Le echaremos primeramente por encima las nueces que habremos picado en trocitos con ayuda de un cuchillo y después el chocolate en virutas que podemos hacerlo con un pelador de verdura, la cantidad al gusto. Por último, con ayuda de una cuchara, vamos a terminar decorando con el toffee, vertiendolo sobre la tarta en forma de hilo. Volvemos a meter en el frigorífico hasta la hora de servir.

Consejos y trucos:
• Yo os recomiendo hacer el bizcocho y la mousse de café un día antes y no desmoldar y decorar hasta un par de horas antes de servirla.

Fuente: www.persucarhipa.com (crema de café) y www.velocidadcuchara.com (bizcocho y toffee)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.