Tortilla ligera de calabacín y pavo

La tortillas suele ser una plato prohibitivo en muchas dietas, pero también puede ser admitida en éstas según los ingredientes que se usen y, sobre todo, la manera en que se cocinen. En esta ocasión en vez de pochar la verdura en aceite, se cocina es su propio jugo en el microondas, dando un último toque en una sartén con el mínimo de aceite. El calabacín es una de las verduras que menos calorías aporta con lo cual va perfecto para esta tortilla, acompañado de unos taquitos de pechuga de pavo light y añadiendo más claras que yemas, esta tortilla supone un plato poco calórico y graso.

Ingredientes:
• 1 cebolla pequeña
• 2 calabacines grandes
• 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
• 75 g de fiambre de pechuga o jamón de pavo light *
• 2 huevos de tamaño L
• 3 claras de huevo de tamaño L
• Un chorrito de leche
• Sal
• Pimienta


* Usar fiambre de pechuga o jamón de pavo light sin gluten (Marcas: Hacendado, Carrefour, El Pozo, Campofrío,…)

Elaboración tradicional:
Trocear la cebolla, colocar en un recipiente con tapadera especial para microondas y cocer 5 minutos a máxima potencia (unos 1000w). También se puede cocer en una fuente de cristal con un film transparente como tapadera y con unos agujeros hechos. Mientras trocear los calabacines.
Sacar la cebolla del microondas y abrir el recipiente con cuidado de no quemarse con el vapor. Reservar en un bol e introducir los calabacines en el mismo recipiente de microondas. Hervir 2 minutos a misma potencia, sacar del microondas, remover y hervir otros 2 minutos más. Tanto la cebolla como los calabacines deben de estar blandos, si no es el caso, hervir más tiempo con cuidado de no poner mucho tiempo para que no se queme.
En una sartén, echar una cucharada de aceite y cuando esté caliente, sofreír a fuego medio la cebolla. Cuando esté dorada, añadir el calabacín y cocinar unos minutos.
Mientras en un bol echar todas las claras, reservando las dos yemas, batir casi a punto de nieve y añadir las yemas batidas, la leche, el sofrito de cebolla y calabacines, el jamón o pechuga cortado en taquitos, la sal y la pimienta.
En la misma sartén del sofrito, echar una cucharada de aceite, calentar a fuego medio y echar toda la mezcla.
Cocinar a fuego bajo-medio, hasta que se haga la base, da la vuelta a la tortilla y cocinar a la misma temperatura. Según como se quiera de hecha, dar más o menos vuelta a la tortilla hasta que este a gusto.

Consejos y trucos:
• Si se quiere más ligera, se puede hacer solo con claras (6 claras), quedara muy blanca pero si se añade un poco de colorante amarillo, obtendrá el mismo color que da la yema. Si eres celiacos, usa un colorante sin gluten, como los de la marca Sugarflair.
• Si no tienes microondas puedes pochar la cebolla y el calabacín en una sartén. Primero la cebolla con dos cucharadas de aceite y un poco de sal, tapada y a fuego muy suave. Luego añadir el calabacín con un chorrito y seguí pochando a la misma temperatura y tapados, para se cocine con el propio vapor que suelta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.