Tortillas de carnaval canarias

Hemos pasado de San Valentín a carnaval, una festividad que aunque ya lleva varios días de celebración en diferentes lugares, en España comienza mañana, con el jueves lardero, y finaliza el Miércoles de Ceniza. Aunque el carnaval es una fiesta pagana y no está reconocida por la iglesia católica, guardan bastante relación, ya que el Miércoles de Ceniza además de celebrarse el famoso entierro de la sardina, es el inicio de la Cuaresma, periodo de 40 días de ayuno que finaliza en el Domingo de Ramos. En ese domingo, se queman las hojas de palmas bendecidas y se guardan sus cenizas para que el Miércoles de Ceniza del próximo año los sacerdotes dibujen con ella una cruz en la frente de los fieles que van a misa, de ahí, el nombre del día. Y que os cuento del jueves lardero, pues que es un día bastante ligado a la gastronomía donde se celebraba grandes banquetes, sobre todo con carnes rojas, y así prepararse para la futura Cuaresma, donde este tipo de alimento esta prohibido. Y pensado en este día, os pongo un famoso dulce de carnaval típico de Canarias, uno de los lugares del mundo donde se vive con mayor pasión estas fiestas. A nosotros nos han encantado, y me he apuntado a volver hacerlas otra vez pero con calabaza o plátano, otras variantes muy conocidas. Os la recomiendo, y felices carnavales a todos!

Ingredientes:
• 6 huevos tamaño L
• 250 g de azúcar blanquilla
• 100 g de anís (licor)
• 500 g de leche
• 400 g de harina de trigo *
• La ralladura de un limón
• Aceite de girasol o de oliva suave
• Miel
• Una rama de canela


* Usar harina panificable tipo Mix B de Schär, mismas cantidades.

Elaboración tradicional:
Separar las claras de las yemas. Con ayuda de unas varillas eléctricas montar las claras, cuando estén casi montadas, agregar poco a poco y si dejar de batir los ingredientes en el siguiente orden: azúcar, las yemas batidas, anís, leche, harina en cucharadas y ralladura de limón.
Dejar reposar la mezcla sobre una media hora para que coja cuerpo.
Calentar una buena cantidad de aceite en una sartén, remover la mezcla y con un cucharón, echar un poco de la mezcla en el aceite bien caliente. Dejar que cuaje por un lado y dar la vuelta para que cuaje por la otra cara. No tenéis que echar mucha cantidad de la masa, ya que se expande, a medida que lo vayáis haciendo ir calculando a ojo. En mi caso termine echando la mitad de un cucharón sopero y vertía el contenido muy cerca del aceite, casi metiendo el cucharón en el aceite.
Sacar las tortillas y dejar reposar en una bandeja con papel absorbente. Luego pasar a una fuente.
Para finalizar, realizar un almíbar con miel y una rama de canela, calentando ambos ingredientes hasta que la miel coja una consistencia líquida. Echar un chorrito de aceite de oliva, mezclar y rociar las tortillas. Las cantidades de miel va al gusto.
Dejar enfriar y servir.

Elaboración en Thermomix:
Poner la mariposa en el vaso y echar los huevos con el azúcar. Programar 5 minutos en temperatura 37º a velocidad 3 ½.
Echar el anís y la leche y mezclar 10 segundos en velocidad 3.
Quitar la mariposa e incorporar la harina y la ralladura, mezclar 30 segundos en velocidad 3.
Dejar reposar la mezcla sobre una media hora para que coja cuerpo.
Calentar una buena cantidad de aceite en una sartén, remover la mezcla y con un cucharón, echar un poco de la mezcla en el aceite bien caliente. Dejar que cuaje por un lado y dar la vuelta para que cuaje por la otra cara. No tenéis que echar mucha cantidad de la masa, ya que se expande, a medida que lo vayáis haciendo ir calculando a ojo. En mi caso termine echando la mitad de un cucharón sopero y vertía el contenido muy cerca del aceite, casi metiendo el cucharón en el aceite.
Sacar las tortillas y dejar reposar en una bandeja con papel absorbente. Luego pasar a una fuente.
Para finalizar, realizar un almíbar con miel y una rama de canela, calentando ambos ingredientes hasta que la miel coja una consistencia líquida. Echar un chorrito de aceite de oliva, mezclar y rociar las tortillas. Las cantidades de miel va al gusto.
Dejar enfriar y servir.

Consejos y trucos:
• Si es la primera vez que las hacéis es posible que la primera tanda no os salga de todo bien, no os desesperéis. A mí me pasó con las primeras que hice, que me salieron demasiado grandes pero a medida que iba friendo más, mejor me salían. Paciencia, que Roma no se hizo en un día.
• Salen bastante, unas 20 como el tamaño que veis en la fotografía. Se conserva durante varios días bien tapada.

Fuente: www.sobrecanarias.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.