Triángulos de hojaldre rellenos de cabello de ángel

Hoy os pongo una receta de un dulce muy facilito de elaborar. Pocos ingredientes lleva, siendo los principales el hojaldre y el cabello de ángel. Este ultimo ingrediente podéis elaborarlo casero, aunque en mi caso he usado una confitura de cabello de ángel que va envasada en lata de la marca El Quijote, aunque podéis encontrar de otras marcas, como las famosas Hero o La vieja fábrica.

Ingredientes:
• 1 lámina de masa de hojaldre rectangular *
• 200 g de confitura de cabello de ángel envasado
• Huevo batido, mantequilla derretida ó leche para pincelar
• Crocanti (almendra picada)
• Azúcar glas


* Usar hojaldre sin gluten (Marcas: Carrefour, Hacendado, Buitoni,…)

Elaboración tradicional:
Precalentar el horno a 200º.
Extender la masa, doblarla por la mitad por la parte más corta, como si fuera un libro alargado. Marcar un poco el doblez sin llegar a romper o cortar la masa. Volver a extender de nuevo la masa y tendremos una línea marcada que dividirá la masa en dos partes iguales, rectangulares y alargadas.
Untar sobre una de las partes una capa de cabello de ángel, dejando un dedo de ancho por los dos extremos largos de la masa. Pincelar los extremos libres con huevo, mantequilla o leche para que una vez unidas las masas, se peguen.
Con la ayuda del papel que tiene la masa, doblar la parte de la masa que esta sin cabello de ángel sobre la parte rellena, cerrándola como si fuera una empanada alargada. No presionar.
Con una cartulina o papel, hacer una plantilla de triángulo que nos valdrá para que todos los trozos queden iguales.
Colocar la plantilla encima de la masa, pegada uno de los ángulos del triángulo al inicio de uno de los extremos de la masa, y realizar los cortes. En la siguiente, colocar el triángulo al revés, pegado al corte anterior que se ha hecho. De esta manera se aprovecha casi en su totalidad la masa, sobraría dos trozos finos, uno de cada extremo.
Colocar los triángulos sobre una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado.
Presiona con el dedo, la unión que termina en punta de cada triángulo, para que una vez se hornee, no se abra por esa zona.
Pincelar los triángulos con el huevo batido, la mantequilla o la leche.
Echar el crocanti por encima.
Hornear unos 20 minutos, sacar y dejar reposar sobre una rejilla.
Espolvorear azúcar glas por encima.

Consejos y trucos:
• Si queréis que la masa de hojaldre suba y quede más vistosos los triángulos, una vez formados y colocados en la bandeja, dejar reposar en el frigorífico una media hora antes de hornea. Si realizáis este paso, acordaros de no encender el horno al principio de la elaboración.

Fuente: Forner de Alella.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.