Vasitos de mousse de limón y queso

Los sabores ácido siempre han sido mis favoritos, así que cuando vi esta receta en una página web estadounidense me decidí a traducirla y adaptarla, y la verdad es que el resultado no pudo ser más satisfactorio. Es un postre ideal para después de una comida copiosa, ya que es bastante ligero y a no ser muy empalagoso, entra con bastante facilidad… y ya sabemos que todos los comensales siempre se dejan un pequeño hueco en su estómago para el broche final de una gran comida: el postre. Con esta receta salen 6 vasos como los que hay en la foto.

Esta receta se la quiero dedicar a mis amistades que desde Facebook me animan a seguir publicando con bonitas palabras. Gracias!!

Ingredientes:
• 16 galletas rellenas de limón
• 225 g de queso mascarpone
• Las ralladuras de la piel de dos limones
• 2 cucharadas de zumo de limón
• Media cucharadita de extracto de vainilla
• 4 cucharadas de polvo de gelatina de limón
• 500 g de nata de montar
• Rodajas de limón para decorar

Elaboración tradicional o en KitchenAid:
Meter las galletas(con el relleno) en una bolsa de congelación y con la ayuda de un rodillo triturar levemente para que se queden en pequeños trozos. Repartirla en el fondo de los vasos.
En una batidora, batir el queso hasta que quede cremoso.
Incorporar las ralladuras de los limones, el zumo y la vainilla. Mezclar hasta que quede integrado.
Agregar la gelatina y mezclar a velocidad media-alta. Reservar.
Montar la nata, reservar la mitad y mezclar la otra mitad con la mezcla de queso, poco a poco y con movimiento envolventes.
Echar esta mezcla en los vasos y sobre la misma decorar con la nata montada reservada. Terminar el montaje con unas rodajitas de limón.

Elaboración en Thermomix:
Meter las galletas(con el relleno) en una bolsa de congelación y con la ayuda de un rodillo triturar levemente para que se queden en pequeños trozos. Repartirla en el fondo de los vasos.
Colocar la mariposa en el vaso de la Thermomix y montar la nata a velocidad 3 y medio, sin tiempo, controlando hasta que quede montada. Dividir la nata en dos partes iguales y reservar.
Sin lavar el vaso y con la mariposa puesta, echar el queso junto al extracto de vainilla, la gelatina, la ralladura y el zumo y montar 3 minutos en velocidad 3.
Mezcla la crema de queso con una de las partes de la nata reservada, poco a poco y con movimiento envolventes.
Echar esta mezcla en los vasos y sobre la misma decorar con la otra parte de nata reservada. Terminar el montaje con unas rodajitas de limón.

Consejos y trucos:
• Para rellenar los vasos he usado mangas pasteleras. Para el relleno de queso he usado una manga con una boquilla redonda como las que se usan para hacer las croquetas. Para el relleno de nata, he usado una boquilla de estrella cerrada grande.
• Este postre se puede tener preparado con antelación, incluso un par de días antes. También se pueden rellenar los vasos en el último momento. Se reservar los rellenos en las mangas pasteleras y se guardan en el frigorífico. Por otro lado se guardan las galletas trituradas en la misma bolsa donde las hemos triturado.

Fuente: My baking addiction.com

Entradas similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.