Yogur de avena y naranja

Por fin, después de más de cinco años he estrenado mi yogurtera. Si, no tengo perdón, soy una antojadiza, vi una oferta en una cadena de supermercado y no me planteé en comprarla o no, simplemente me la lleve y la guarde en una almario, hasta que he hecho esta receta. Pero si no tenéis yogurtera que sepáis que igualmente podéis hacer yogur con otros medios, como os explico un poco más abajo. Así, que animaros a hacer este postre casero que es de lo más sencillo de elaborar y que sepáis, que una vez hecho el primero, con uno de ellos, lo podéis usar para otra receta de yogur, y así no tendréis que comprar más yogures. Para los que queráis una versión light, usar leche desnatada con un poco de gelatina neutra en polvo para que aporte más consistencia y sustituir el azúcar por un edulcorante.

Ingredientes:
• 20 g de copos de avena *
• La piel de una naranja
• 1 l de leche, mejor si es entera
• 60 g de azúcar
• 1 yogur natural sin azúcar


* Verificar que la avena no contenga gluten o sea apta. Cuidado con su uso, ya que contiene avenina, una prolamina que puede causar reacciones en algunos celíacos. Probar antes en pequeñas cantidades por si se tiene alguna reacción.

Elaboración tradicional:
Con ayuda de una triturada, picar los copos de avena. Reservar.
En una olla, calentar la leche con la piel de la naranja, cuando empiece a hervir, retirar del fuego y dejar enfriar hasta que llegue a 50 grados. Si no tenéis un termómetro, la temperatura ideal es cuando aun estando caliente, podéis meter un dedo varios segundos sin quemaros.
Retirar la piel de la naranja y añadir la avena, el azúcar y el yogur. Con ayuda de una batidora de mano, batir un minuto.
Verter la mezcla en vasos de cristal con tapaderas o tapados con film transparente y seguir los pasos que hay más abajo para que el yogur fermente.

Elaboración en Thermomix:
Echar en el vaso los copos de avenas y triturar 8 segundos en velocidad 9. Reservar.
Sin lavar el vaso, introducir la piel de la naranja y la leche. Calentar 10 minutos en temperatura 90º a velocidad 1. Una vez finalizado, dejar enfriar hasta que la temperatura baje a 50 grados.
Retirar la piel de la naranja y añadir la avena, el azúcar y el yogur. Programar 5 minutos a 50º en velocidad 3.
Verter la mezcla en vasos de cristal con tapaderas o tapados con film transparente y seguir los pasos que hay a continuación para que el yogur fermente.

Como hacer que el yogur fermente:
Para que el yogur fermente, necesitamos que este en temperatura de unos 50 grados una media de 10 a 12 horas y luego dejarlo reposar en el frigorífico las mismas horas. Hay varias maneras, aquí os pongo unas cuantas:
– Con yogurtera. Sencillo, simplemente introducir los tarros, tapar y enchufar. Dejar fermentar 12 horas.
– Con la TM6. Poner los vasos en el varoma (la misma marca vende unos que se adaptan al recipiente), echar en el vaso 250 g de agua y 1 cucharadita ácido ascórbico (vitamina C en polvo) o bien 30 g de zumo de limón (estos es para que las cuchillas no se oxiden) Programar modo fermentar, 10 horas e temperatura 70º.
– Con el horno: Precalentar el horno a 45º. Apagarlo cuando llegue a esa temperatura e introducir los yogures metidos en una olla de hierro o acero con tapa. Dejar en el horno unas 10 horas. Otra opción es dejar la luz del horno encendida e introducir los yogures unas 10 horas.
– Con una olla slow cooker. Echar un poco de agua en la olla, como cuatro dedos. Encender la olla y calentar el agua hasta que llegue a una temperatura de 45º. Apagar, vaciarla e introducir los vasos, poner la tapadera y sobre esta unas toallas. Dejar reposar 12 horas.
– Con una olla exprés u olla normal: Echar un poco de agua en la olla, como cuatro dedos. Calentar el agua hasta que llegue a una temperatura de 45º. Apagar, vaciarla e introducir los vasos, poner la tapadera y sobre esta unas toallas. Dejar reposar 12 horas.
– Si tenéis una temperatura alta en casa, envolver los envases con manta y dejar reposar 10 horas en un lugar cálido.

Consejos y trucos:
• Podéis usar leche desnatada o semidesnatada pero aportarán menos espesor al yogur. También se puede usar bebida de soja o similar a esta.
• Para dar espesor podéis echar un par de cucharada de leche en polvo a la elaboración o un poco de gelatina en polvo cuando calentéis la leche.
• Para aportar cremosidad, podéis cambiar un poco de leche por nata.
• Podéis usar edulcorante en vez de azúcar.
• Los envases mejor que sean de cristal y con tapas, aunque se puede tapar usando film transparente. También se puede usar un envase grande y a la hora de consumirlo lo hacéis poco a poco.
• Consumir los yogures en ochos días.

Fuente: Cookidoo

2 comentarios sobre “Yogur de avena y naranja

  1. Te recomiendo que fermented los yogures en la yogurtera sin tapa ni film. Evapora más agua y salen más espesos. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.