Especial recetas de entrantes en vasitos

Se acerca la Navidad, una un poco diferente a las de otros años, donde unos lo celebrarán con los convivientes de su hogar y otros con sus allegados más cercanos. Según la Comunidad donde vivas, las restricciones de las celebraciones serán diferentes e irán cambiando a medida que vaya aumentado los casos de positivos por la Covid. Hagáis lo que hagáis, tomar medidas de prevención contra posibles infecciones y ya no solo hablo de las comidas o cenas de las fiestas, sino también de las masificaciones en tiendas, bares y calles principales de las ciudades. En las comidas o cenas, si sois de diferentes núcleos, intentar que haya distancia entre comensales, sentando a los convivientes de una misma casa, uno frente al otro. Mascarilla en todo momento, exceptuando cuando se coma o beba, pero entre plato y plato, no la volvemos a poner. Ventilación, ventana y puerta abierta y si hace frío, pues vamos un poquito más abrigados, como si tenemos que ponernos una manta en las piernas. Cuando hablemos, que sea con la mascarilla puesta o al menos no gritando y por supuesto, un buena higiene de manos. Y hablando de esto último, intentar que los entrantes solo los manipule la persona que lo vaya consumir. Nada de meter cubiertos o coger el alimento con las manos, mejor en cuencos, cucharitas, vasos o bandejitas. Y es por ello que os dejo este especial de entrantes en vasos, en el que muchos de ellos se pueden sustituir el vaso por un cuenco un poco profundo. Además veréis que casi todos son facilísimos de elaborar y que se pueden preparar con antelación, os lo voy contando en cada fotografía.

Gazpacho de remolacha con mousse de queso de cabra. Receta aquí.
Los gazpachos y salmorejos son unas buenas salidas como entrantes en celebraciones. Son fáciles y rápidos de elaborar y se pueden preparar con días de antelación, es más, normalmente está más buenos cuando han pasado un par de días. En este que veis en la fotografía, la única complicación sería la mousse, pero tampoco es algo muy dificultoso. Yo os aconsejo hacer el gazpacho y la crema de queso dos días antes, reservando ambas mezclas en el frigorífico. Luego, el día que vayáis a comerlo, solo tendréis que montar la crema de queso, que estará bastante fría y cogerá cuerpo con facilidad. Para rellenar los vasitos, usar para el gazpacho una jarrita y para la mousse una manga pastelera.

Salmorejo de naranja con bacalao ahumado. Receta aquí.
Si antes os he puesto un gazpacho, ahora os dejo este salmorejo aun más facilón de elaborar. Os vuelvo a repetir que se puede elaborar con varios días de antelación, hasta las brochetitas de bacalao se pueden tener preparadas y guardadas en el frigorífico dentro de una fiambrera. Como son entrantes fríos, podéis emplatarlo con antelación y así dejar el tiempo más cercano a la comida para los entrantes calientes. Además de un salmorejo o gazpacho, podéis poner una porra antequerana en un vasito con la guarnición correspondiente, o bien picaditas o ensartadas en una brocheta (sería lonchas o tacos de jamón y un huevo de codorniz)

Vasitos de guacamole con salmón y naranja. Receta aquí.
Podemos hacer esta receta más rápida si compramos el guacamole hecho, aunque sinceramente, su elaboración es muy rápida y sale riquísimo. El guacamole podéis hacerlo también un día antes, añadiéndole un poco más de lima o limón y guardándolo en una fiambrera con el propio hueso del guacamole metido en el medio de la mezcla y muy bien tapado, si que le entre aire, así no se oxidará. También podéis dejar preparado los taquitos de salmón y naranja. De esta manera, el día que lo vayáis a comer, tan solo tenéis que rellenar los vasitos y servirlos. Este entrante también lo podéis presentar en cuenco.

Vasitos de emulsión de patatas violetas y blancas con pulpo. Receta aquí.
Este entrante más de uno lo conocéis, aunque la versión con patata blanca, que esta igual de rico. Con los dos tonos de patatas queda más original, pero no son fáciles de encontrar las patatas violetas . Un truco, si no la encontráis, es usar un poco de colorante alimentario de color lila sobre el puré de patata clásica. Listo! El puré se puede hacer un día antes, conservandolo en una fiambrera tapada y con un film transparente pegado al propio puré, para que este no se reseque. Antes de servirlo, calentarlo en el microondas, al igual que el pulpo cocido en rodaja. Este entrante se puede presentar en vasitos, cuencos o cucharas, en menores cantidades. Otra idea de receta con pulpo para presentar en vasitos sería un salpicón de pulpo, estos se pueden preparar con varios días de antelación. Aquí os dejo una versión mini de esta receta para cucharitas.

Crema fría de puerros y manzanas al curry. Receta aquí.
Las cremas son otra salida fácil para presentarlas en vasitos y ponerlas como entrantes. Pueden ser cremas frías como esta o cremas calientes como la de puerro y pera, la de espárragos verdes y calabacín o la de crema de calabacín y manzana con queso de cabra. Todas se pueden preparar con días de antelación, hasta se pueden tener congeladas.

Vasitos de brandada de bacalao con mermelada de pimientos. Receta aquí.
La brandada se puede elaborar un día antes y calentarla antes de colocar en los vasitos. Os aconsejo usar una manga pastelera para rellenar los vasitos, veréis con qué rapidez lo rellenáis.

Vasito de crema suave de aguacate con huevas de salmón. Receta aquí.
Las cremas frías con yogur son también ideales para presentar en vasitos, además, se puede elaborar con antelación. Esta versión con aguacate queda riquísima y se hace en muy poquito tiempo. También se puede presentar en cuencos. Hablando de aguacate, también hay otras recetas con este ingrediente que podéis adaptar en vasitos, siguiendo el mismo orden de colocación de los alimentos. Ejemplos: el timbal de langostinos, mango y aguacate y el de patata, aguacate y salmón ahumado. Para el primero cortáis los alimentos en tacos más pequeños y para el segundo, os ayudáis de manga pastelera para rellenar los vasos en el mismo orden.

Vasitos de yogur de foie con mermelada de frutos rojos. Receta aquí.
Con este entrante tenéis el éxito asegurado y encima es facilísimo de elaborar, además de rápido. Se puede tener preparado con antelación pero los kikos echarlos antes de servirlo.

Vasitos de mousse de piquillo con pescado. Receta aquí.
Las mousse son similares a las cremas o yogures y también se sirven frías. Esta tiene un sabor espectacular y podéis presentarla en vasitos o cuencos. Se puede elaborar un par de días antes.

Mousse de pepino con manzana y huevas de salmón. Receta aquí.
Otra mousse que preparé hace poquito y que tiene un sabor espectacularmente suave y refrescante. Se puede preparar con un par de días de antelación.

Vasitos de mousse de remolacha y queso. Receta aquí.
De apariencia, es similar a la primera receta que os he puesto pero el sabor cambia, en esta ocasión es una mousse muy suave y que como podéis ver queda espectacular. La mousse se puede preparar con un par de días de antelación y la crema de queso antes de servirla.

Ensalada de merluza y gambas. Receta aquí.
Las ensaladas también se pueden presentar en vasitos o cuencos, como la que veis en la fotografía. Lo único que tenéis que picar los ingredientes un poquito más que si lo presentarais en una fuente o plato. Con este mismo ejemplo, podéis presentar una ensaladilla rusa murciana, una escalivada con anchoas, tomates con rillettes de atún o unos champiñones al romero.

Vasitos de cuscús con calamares en salsa americana. Receta aquí.
Esta recetas podéis preparar la parte de los calamares con antelación, incluso congelar y calentar antes de servir. El cuscús, tal y como os explico en la receta, se hace en pocos minutos, por lo que mientras calentáis los calamares, se puede elaborar. Podéis cambiar la receta de calamares por estas otras dos: Sepia a la mallorquina o calamares en salsa de langostinos. Se puede presentar en vasos más pequeños, tan solo tendréis que trocear los calamares en tascos más pequeños.

Y hasta aquí os dejo estas ideas para presentar en vasitos, que hoy en día es un menaje fácil de encontrar tanto en supermercados como en bazares o tiendas especializadas.
Como podéis comprobar, casi cualquier comida que normalmente presentemos en un plato, también se puede presentar en un vaso. Tan solo necesitáis un poco de imaginación y listo!
Y si queréis ver más recetas para las navidades, echar un vistazo aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.