Coca de escalivada

Los domingos son para descansar y disfrutar de la familia y amigos, días en los que nos gusta comer algo más especial; desde los tradicionales con una paella o parrillada, a los más modernos, con una plato de gatronomías de otros paises, como la italiana u oriental. Yo hoy os traigo una receta clásica, la tradicional coca salada, con unos ingredientes que le acompaña muy ricos y sanos: escalivada, otra receta de nuestra gastronomía; bonito o ventresca en conserva y jamón.

La receta, la encontré participando en el reto de #asaltablog, un juego en el que participamos varios blogueros de recetas de cocina y que me encanta, ya que cada mes conozco nuevos blog de cocina, con recetas fantásticas. Es el caso de este mes, que nos ha tocado robar en la cocina de Montse, asaltando su maravilloso blog Trasteamos en mi cocina? No ha sido la única receta robada, ya que no podía resistirme a robar solo una, pero Montse, te aseguro que he sido muy eficaz, fisgoneando toda tu cocina de una manera muy silenciosa, tanto que creo que ni te has dado cuenta de que había entrado. Y ahora, a por la receta elegida para este reto!

Ingredientes:
• 150 g de harina de trigo común *
• 3 g de sal
• 25 g de aceite de oliva virgen extra
• 70 g de agua
• Salsa de tomate frito *
• Escalivada (Picha aquí para ver la receta)
• Un huevo cocido
• Bonito o ventresca en conserva
• Dos o tres lonchas de jamón serrano *


* Verificar que los ingredientes señalados estén libres de gluten. La harina de trigo se puede sustituir por cualquier tipo de harina común sin gluten, también de garbanzo o de arroz.

Elaboración tradicional:
En un bol, mezclamos con la ayuda de una cuchara, la harina junto la sal y el aceite. Vamos añadiendo el agua poco a poco a la vez que mezclamos, primero con la cuchara y luego con las manos. Cuando veamos que la masa se despega con facilidad del bol, vertemos sobre la zona de trabajo y amasamos unos minutos hasta que veamos que los ingredientes están bien integrados. Boleamos, colocamos dentro de una fiambrera, tapamos y llevamos al frigorífico, dejándola reposa un mínimo de una hora, mejor si es toda una noche.
Pasado el tiempo, sacamos la masa y dejamos unos minutos que atempere. Mientra, precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo y con ventilador.
Colocamos la masa sobre un papel de horno y con ayuda de un rodillo, vamos aplanarla, dejándola lo más fina posible.
Ahora solo tenemos que añadir los ingredientes a la base, que en mi caso le he dado una forma alargada y ovalada, pero podéis darle la forma que más os guste.
Echamos un poco de salsa de tomate, extendiéndola por toda la superficie de la masa, luego, ponemos encima la escalivada, intentado que esté bien escurrida. Por último, decoramos con el huevo duro en lonchas, el bonito o ventresca desmenuzada y las lonchas de jamón.
La llevamos al horno, dejándola en una bandeja en la parte inferior de este y horneamos sobre unos 15/20 minutos. Listo!

Elaboración en Thermomix:
Echamos en el vaso la harina, la sal, el aceite y el agua. Mezclamos 30 segundos en velocidad 6.
Vertemos sobre la zona de trabajo y amasamos unos minutos hasta que veamos que los ingredientes están bien integrados. Boleamos, colocamos dentro de una fiambrera, tapamos y llevamos al frigorífico, dejándola reposa un mínimo de una hora, mejor si es toda una noche.
Pasado el tiempo, sacamos la masa y dejamos unos minutos que atempere. Mientra, precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo y con ventilador.
Colocamos la masa sobre un papel de horno y con ayuda de un rodillo, vamos aplanarla, dejándola lo más fina posible.
Ahora solo tenemos que añadir los ingredientes a la base, que en mi caso le he dado una forma alargada y ovalada, pero podéis darle la forma que más os guste.
Echamos un poco de salsa de tomate, extendiéndola por toda la superficie de la masa, luego, ponemos encima la escalivada, intentado que esté bien escurrida. Por último, decoramos con el huevo duro en lonchas, el bonito o ventresca desmenuzada y las lonchas de jamón.
La llevamos al horno, dejándola en una bandeja en la parte inferior de este y horneamos sobre unos 15/20 minutos. Listo!

Consejos y trucos:
• La escalivada podéis comprarla hecha aunque recomiendo hacerla casera que está muchísimo más buena. Además, aprovechar el tiempo de horneado para realizar una buena cantidad y poder tenerla para otras recetas o comerla tal cual, aliñada. Se conserva bastante tiempo en el frigorífico.
• En mi caso, tanto la escalivada como la masa, las hago el día anterior. Ambas no tiene una elaboración complicada, la masa se hace bastante rápido y la escalivada es simplemente hornear las verduras.
• Aunque la coca no lleva queso, podéis añadir un poco tal cual lo hizo la autora de la receta original. Yo soy muy quesera pero he de decir que esta coca ya llevaba bastantes ingredientes ricos y jugosos y tal cual está fantástica.

Fuente: www.trastejantperlacuina.com

20 comentarios sobre “Coca de escalivada

  1. Gracias Blanca, la verdad es que es ideal para cuando tienes invitados, asi que deseando que podamos volver a una nueva pequeña normalidad para poder invitar a unos amigos para degustarla.

  2. Gracia Hirma, a nosotros la escalivada es algo que nos gusta bastante, sobre todo a mi, y suelo hacerla muy a menudo pero nunca la había combinado en una coca. Todo un lujazo que pienso repetir muy pronto, eso si, con el doble de las cantidades!Un besote!

  3. Me encanta la coca de escalivada Rosa, es de aquellas recetas que siempre preparo para una cena después de varios días de comer mucho. Muy sana y riquísima!
    un beso

  4. Qué buena, esta coca siempre me ha gustado mucho, está tan rica y te ha quedado para no parar de comer…un asalto muy bueno de los que me gustan!!
    Besos

  5. Me encanta la combinación de verduras en cualquier plato. En una coca es doblemente buena pues puede parecer un bocadillo exquisito en una presentación especial. Besos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.