Postre veraniego de mascarpone y kiwi

Aunque la temporada del kiwi es más bien en otoño/invierno, este fruto es ideal para consumir en verano. El motivo es su gran contenido en agua y la extraordinaria cantidad de vitaminas, destacando la C, y minerales que contienen. Es una gran fruta para mantener hidratado el cuerpo en la época más necesitada y que ayuda a tener una buena digestión y un mejor sueño, entre otras cosas. Por ello quien no se ánima a saborear un postre tan refrescante elaborado principalmente con kiwi, más aún, cuando veas lo fácil que es prepáralo, con tres pasos de los más sencillo.

Ingredientes:
• 6 kiwis maduros
• 250 g de queso mascarpone
• Miel de azahar o flores
• Crocanti de almendra *


* Verificar que no contenga trazas de gluten.

Elaboración tradicional:
Pelamos los kiwis y pasamos levemente unos segundos por una trituradora/batidora, que quede como una compota, con trozos.
Mezclamos el queso con dos cucharadas de miel e introducimos en una manga pastelera con boquilla rizada.
En cuatros vasos, ponemos una base de kiwi, después una capa de mascarpone y de nuevo otra capa de kiwi. Decoramos con el mascarpone sobrante, vertemos un chorrito de miel y espolvoreamos el crocanti por encima.
Introducimos en el frigorífico hasta la hora de servir.

Consejos y trucos:
• Lo suyo es usar kiwis maduros, ya que aporta más dulzón. Si los tuyos no están maduros, pueden adelantar el proceso guardándolo en una bolsa de papel junto a plátanos o manzanas maduras.
• Si notas que el sabor de los kiwis es demasiado ácido, puedes añadirle un poco de edulcorante, azúcar o la propia miel que vas a usar en la receta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.