Xian Bing. Pastel de carne chino

Tanto tiempo sin publicar parece que ha hecho que se me olvide hasta de como explicar los pasos a pasos de una receta, así que a ver si me animo y empiezo a volver a subir recetas en la web de una manera más asidua. Y para romper este periodo de silencio en el blog, os voy a dejar una de esas recetas que se van a chupar los dedos todos los que la prueben, además de ser bastante original.

Xian Bing es una especie de pastel o masa redonda rellena de carne y verdura que es tradicional de China. En este país se usa el termino bing para referirse a panes planos elaborado con harina y Xian o Xi’an, es una de las ciudades más antiguas de China, conocida por albergar los famosos Guerreros de Terracota.

La receta puede variar en el relleno, siendo la carne más usada la de cerdo, aunque mi opción ha sido la de ternera que la considero más jugosa. Las verduras también pueden variar, pero siempre deben de estar finamente picadas.

La técnica que he visto en los videos de como cierran estos pastelitos no hay manera de coger el truco ni poniendo en cámara lenta. Asi que os voy a dejar un paso a paso de como he cerrado estos pastelitos que, aunque no sea de la misma manera en que se hace tradicionalmente, digamos que visualmente se asemejan.

Espero que os gusta tanto como a nosotros, todo un éxito que te hace volver a repetir con otra variedad de relleno.

Ingredientes:
• 230 g de agua
• 3 g de levadura seca de panadería
• 375 g de harina de trigo *
• 450 g de carne picada (cerdo, ternera o cordero)
• 50 g de salsa de soja *
• 15 g de salsa de ostra *
• 1 cta. Cinco especias chinas *
• 1 cta. de jengibre molido *
• Un manojo de cilantro fresco picado
• Una pizca de sal y pimienta molida
• 1 cta. de azúcar
• 100 g de cebolla o puerro picado
• 50 g de zanahoria picada o rallada
• 50 g de repollo picado
• Aceite de girasol


* Verificar que las especias no contengan trazas de gluten. Las salsas se pueden sustituir por algunas sin gluten o Tamari. Usar harina libre de gluten, misma cantidad.

Elaboración tradicional:
Calentamos unos segundos el agua en el microondas, solo queremos que esté tibia. Añadimos la levadura seca y mezclamos con unas varillas. Vertemos la mezcla en un bol, añadimos la harina, mezclamos primero con ayuda de una pala o cuchara y luego amasamos con las manos hasta conseguir que la masa se despegue del bol. Tapamos este con un film transparente y dejamos reposar para que la masa doble su volumen, sobre una o dos horas, según la temperatura que haya en la casa.

Mientras, podemos preparar el relleno que consiste en mezclar el resto de ingredientes: carne, salsas, especias, cilantro, sal, azúcar y verduras, estas últimas finamente picadas. Mezclamos bien todos los ingredientes para que se impregnen de las salsas y dejamos reposar en el frigorífico hasta que la masa esté lista.

Una vez haya levado la masa, amasaremos dándole una forma cilíndrica y la cortaremos en varias rodajas. Según el tamaño que queramos los pasteles, cortaremos las rodajas más finas o más anchas; en mi caso me salieron doce rodajas. Formamos con cada rodaja una bolita y ahora solo queda seguir el tutorial de las fotografías que tenéis al final de la receta para rellenarlas y montarlas de la forma que veis.

Una vez estén montadas vamos a cocinarlas en una sartén u olla amplia con tapadera. Podéis hacerlo en varias tandas, en mi caso las hice de cuatro en cuatro. Primero echáis un chorrito de aceite, poco, solo para dorar la superficie de los pasteles por ambos lados. Una vez dorados, vertemos agua hasta cubrir la mitad de la altura de estos. Tapamos y cocinamos dejando que se evapore el agua. Listos una tanda y a por la siguiente. Cocinados todos ya solo queda hincarles el diente cuando aún estén calentitos.

Elaboración en Thermomix:
Para realizar la masa en el Thermomix, echamos el agua y la levadura y programamos 2 minutos en temperatura 37º a velocidad 2. Añadimos la harina y amasamos en el menú espiga, 2 minutos. Vertemos en un bol formando una bola con la masa, lo tapamos con un film transparente y dejamos reposar para que la masa doble su volumen, sobre una o dos horas, según la temperatura que haya en la casa.

Mientras, podemos preparar el relleno, para ello lavamos el vaso, introducimos la cebolla, zanahoria, repollo y cilantro y picamos 4 segundos en velocidad 5. Añadimos el resto de ingredientes, es decir, la carne, las salsas, las especias, sal, pimienta y azúcar y mezclamos 15 segundos con giro a la izquierda y velocidad 2. Dejamos reposar en el frigorífico hasta que la masa esté lista.

Una vez haya levado la masa, amasaremos dándole una forma cilíndrica y la cortaremos en varias rodajas. Según el tamaño que queramos los pasteles, cortaremos las rodajas más finas o más anchas; en mi caso me salieron doce rodajas. Formamos con cada rodaja una bolita y ahora solo queda seguir el tutorial de las fotografías que tenéis al final de la receta para rellenarlas y montarlas de la forma que veis.

Una vez estén montadas vamos a cocinarlas en una sartén u olla amplia con tapadera. Podéis hacerlo en varias tandas, en mi caso las hice de cuatro en cuatro. Primero echáis un chorrito de aceite, poco, solo para dorar la superficie de los pasteles por ambos lados. Una vez dorados, vertemos agua hasta cubrir la mitad de la altura de estos. Tapamos y cocinamos dejando que se evapore el agua. Listos una tanda y a por la siguiente. Cocinados todos ya solo queda hincarles el diente cuando aún estén calentitos.

Paso a paso explicado:
1. Dejamos levar la masa en un bol bien tapado hasta que doble su volumen.
2. Mientras, mezclamos el relleno.
3 y 4. Una vez levada la masa, amasamos dando forma cilíndrica.
5 y 6. Cortamos el cilindro en rodajas, formamos con ellas bolas y luego aplanamos, primero con la palma de la mano y después con ayuda de un rodillo, dejando una masa circular y fina. Espolvorear harina en la zona de trabajo para que se pueda manipular mejor la masa.
Del 7 al 15. Ponemos una buena porción de relleno en el centro de la masa y empezamos a cerrarla tal y como veis en las fotografías. Una vez cerrada, aplana levemente los pliegues con la palma de la mano, darle la vuelta y nuevamente aplanar levemente.
16. Ponemos a dorar en una sartén con un chorrito de aceite. Primero las doramos por la cara de los pliegues y luego por la cara lisa.
17 y 18. Vertemos el agua hasta media altura de los pasteles, tapamos y dejamos que el agua se evapore, cocinándose al vapor tanto la masa como el relleno.

Consejos y trucos:
• Las salsas orientales que lleva la recetas son fáciles de encontrar en el mercado y los especieros de especias china también existe de marcas comerciales conocidas. Para que os hagáis una idea, estos especieros llevan pimienta de Sichuan mezclada con clavo, hinojo, canela, anís estrellado o jengibre.
• Cuidado con añadir la sal, con una piza es suficiente para toda la mezcla, ya que la salsa de soja aporta bastante sabor salado.

Fuente: Taste Show-Youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.