Napolitanas rellenas de morcilla, manzana y verdura

El hojaldre es un ingrediente muy socorrido para las fiestas, sea para una receta dulce como para una salada, lo solemos incluir en la cesta de la compra de los ingredientes necesarios para elaborar las comidas o cenas de las celebraciones. La receta que os dejo hoy, usa el hojaldre en forma de napolitana para un relleno salado, aunque con un toque dulzón, que lo aporta la manzana y el azúcar glas. La manzana combina muy bien con la morcilla mientras que el calabacín y la patata, dan cuerpo a la mezcla. Es un entrante muy original y acertado para celebraciones, además, consistente, por lo que una napolitana por comensal va más que sobrado. Si os gusta usar hojaldre en recetas saladas, os dejo aquí otros entrantes: arbolitos de hojaldre rellenos de ibérico, flor de hojaldre con calabacín y salmón ahumado, galette de calabaza y membrillo, lazos de hojaldre rellenos de jamón de Jabugo, Miguelitos rellenos de paté de pimiento de piquillo y saladitos de hojaldre rellenos de salchichas, chistorra o paté de salmón.

Ingredientes:
• 1 lamina rectangular de hojaldre *
• 50 g de cebolleta
• 50 g de calabacín
• 50 g de patata
• 75 g de manzana
• 30 g de aceite de oliva virgen extra
• Sal
• 5 lonchas finas de panceta o bacón *
• 150 g de morcilla de Burgos *
• Azúcar glas *


* Verificar que los ingredientes señalados no contengan gluten.

Elaboración tradicional:
Precalentamos el horno a 200º.
Estiramos la lámina de hojaldre y la aplanamos ligeramente con un rodillo. Dividimos la masa en pequeños rectángulos, aproximadamente de unos 7×5 cm. Los colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado e introducimos en el horno, horneándolos hasta que veamos que la masa haya subido y tengan un color dorado. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Mientras, realizamos el relleno.
Pelamos y picamos finamente la cebolleta, el calabacín, la patata y la manzana. Podemos ayudarnos de una picadora. Echamos el aceite en una sartén y rehogamos todos los ingredientes que hemos picados con sal al gusto.
Añadimos la panceta en pequeños trozos y rehogamos unos minutos más, hasta que la panceta coja un color transparente.
Incorporamos la morcilla sin piel y desmenuzada, y cocinamos varios minutos más.
Echamos la mezcla en una manga pastelera. De esta manera nos será más rápido y fácil rellenar las napolitanas. Si no tenéis manga pastelera, colocarla en un bol y rellenar con ayuda de una cuchara.
Cortamos cada rectángulo de hojaldre por la mitad, a lo largo, como si fuera un bocadillo. Rellenamos con la mezcla y espolvoreamos azúcar glas. Listo para servir.

Elaboración en Thermomix:
Precalentamos el horno a 200º.
Estiramos la lámina de hojaldre y la aplanamos ligeramente con un rodillo. Dividimos la masa en pequeños rectángulos, aproximadamente de unos 7×5 cm. Los colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado e introducimos en el horno, horneándolos hasta que veamos que la masa haya subido y tengan un color dorado. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Mientras, realizamos el relleno.
Echamos dentro del vaso la cebolleta, el calabacín, la patata y la manzana. Todo pelado y en trozos medianos. Agregamos el aceite y salamos al gusto. Picamos 5 segundos en velocidad 4, y luego programamos 8 minutos en temperatura 120º (En TM31 a temp. varoma) y a velocidad cuchara.
Añadimos la panceta en pequeños trozos y programamos 4 minutos en temperatura 120º (En TM31 a temp. varoma) y a velocidad cuchara.
Incorporamos la morcilla sin piel y desmenuzada, rehogamos 8 minutos en temperatura 120º (En TM31 a temp. varoma), sin el cubilete puesto y a velocidad cuchara.
Echamos la mezcla en una manga pastelera. De esta manera nos será más rápido y fácil rellenar las napolitanas. Si no tenéis manga pastelera, colocarla en un bol y rellenar con ayuda de una cuchara.
Cortamos cada rectángulo de hojaldre por la mitad, a lo largo, como si fuera un bocadillo. Rellenamos con la mezcla y espolvoreamos azúcar glas. Listo para servir.

Consejos y trucos:
• Podemos hacer con antelación el relleno, incluso un día antes, al igual que el horneado de las napolitanas. Solo debemos dejar el rellenar la masa justo antes de servir. Se puede comer caliente o tibio.
• Con el relleno podéis rellenar entre 12 a 15 napolitanas. Segun el tamaño de la masa, os puede salir mas napolitanas que relleno, así que si os sobran, podéis rellanarlas de algo dulce como crema de cacao o mermelada.
• Para espolvorear azúcar glas, ayudaros de un colador pequeño.

Fuente: www.margotcosasdelavida.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.