Pasta con carbonara de champiñones

Otra pequeña pausa de varias semanas sin publicar; el poco tiempo que tengo libre añadido a las pocas ganas que tengo de estar en ese tiempo frente a un ordenador es la causa de este parón. Así que se me acumulan las hojas y hojas de recetas pendientes de publicar, pues el hueco para cocinar siempre intento buscarlo. Hace tiempo, compré un libro sobre comida, o mejor dicho sobre el movimiento Real Food, del conocido nutricionista Carlos Ríos, un estilo de vida basado en una alimentación saludable, eliminando en esa dieta los alimentos ultraprocesados. Para mí, sería más fácil decir, que el Real Food sería los famosos y tradicionales platos de nuestras abuelas. Este estilo de cocina es algo que en mi casa suelo seguir pero no de una manera ferviente, ya que también uso productos ultraprocesados, aunque estos, en menor cantidad.

Pues bien, una de las recetas del libro que compré es este plato de pasta que os presento con una salsa “carbonara” de champiñones. Las verduras es algo que me encanta usar a diario, e intento que casi siempre sean las protagonistas, como en este caso, que aunque a simple vista es un plato de pasta, el toque especial y sobre todo el sabor, lo da esta riquísima salsa de champiñones. Y si os gusta este tipo de combinación de pasta y verdura, echar un vistazo a estas otras que tengo publicadas: Pasta con berenjena, jamón y setas, espaguetis integrales con salsa carbonara vegetal, pasta con salsa de queso, yogur griego y espinaca, pasta integral con calabaza y berenjena y espaguetis con salsa cremosa de pimientos y queso.

Ingredientes:
• 2 dientes de ajos
• 150 g de cebolla
• 20 g de aceite de oliva virgen extra
• 150 g de calabacín
• 250 g de champiñones o setas laminadas
• 400 g de leche o leche evaporada
• 1 cda. de soja *
• Nuez moscada *
• Orégano *
• Sal
• Pimienta
• 1 cta de almidón de maíz (Maicena)
• 400 g de pasta multicolor *
• Queso parmesano (opcional)


* Verificar que las especias y hierbas señaladas, si son molidas o picadas, no contenga gluten. La soja sustituirla por Tamari. Usar pasta sin gluten.

Elaboración tradicional:
En una sartén, doramos los dientes de ajo laminados con el aceite caliente. Cuando empiece a coger color, agregamos la cebolla en juliana y cocinamos a fuego medio. Cuando se pongan estas transparente, añadimos el calabacín cortado en daditos, rehogamos unos minutos y a continuación incorporamos las setas o champiñones laminados, cocinándolos unos minutos más.
Vertemos 300 g de leche, la cucharada de soja, la nuez moscada, el orégano, la sal y la pimienta. Subimos el fuego y cuando hierva, agregamos 100 g de leche con la maicena disuelta. Mezclamos y cocinamos hasta que la salsa espese.
Mientras hacemos la salsa, cocemos la pasta en una olla con abundante agua con sal y una chorrito de aceite. El tiempo, el que indique el fabricante de la pasta.
Una vez cocida la pasta, escurrimos, repartimos en los platos y vertemos un poco de la salsa de champiñones en cada plato. Podemos servir con unas lascas de parmesano.

Elaboración en Thermomix:
Echamos en el vaso los ajos, la cebolla en cuarto y el aceite. Picamos 4 segundos en velocidad 5, luego pochamos 8 minutos en temperatura 120º (en TM31 a temp. varoma) a velocidad 1.
Colocamos la mariposa, agregamos el calabacín cortado en daditos y rehogamos 4 minutos en temperatura 120º (en TM31 a temp. varoma) con giro a la izquierda y a velocidad cuchara.
Incorporamos las setas o champiñones laminados y programar 5 minutos en temperatura 120º (en TM31 a temp. varoma) con giro a la izquierda y a velocidad cuchara.
Añadimos la leche, la cucharada de soja, la nuez moscada, el orégano, la sal, la pimienta y la maicena. Programar 12 minutos en temperatura 90º con giro a la izquierda y a velocidad cuchara. Quitamos el cubilete de la tapa y colocamos el cestillo para que se evapore parte de la salsa.
Mientras hacemos la salsa, cocemos la pasta en una olla con abundante agua con sal y una chorrito de aceite. El tiempo, el que indique el fabricante de la pasta.
Una vez cocida la pasta, escurrimos, repartimos en los platos y vertemos un poco de la salsa de champiñones en cada plato. Podemos servir con unas lascas de parmesano.

Consejos y trucos:
• Para que esta receta aporte menos calorías podemos sustituir la leche por leche desnatada y usar pasta integral.
• Este tipo de salsa con la pasta esta riquísima pero también podéis cambiarla por algún cereal como arroz o cuscús, y hasta alguna legumbre, como unos garbanzos.

Fuente: Libro Cocina comida real: Más de 100 recetas para realfooders de Carlos Ríos y David Guibert

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.