Mousse de pepino con manzana y huevas de salmón

Seguimos publicando entrantes e ideas para las fiestas, y por supuesto, sencillas, rápidas y fáciles de elaborar. Os comento que con este entrante estaba reacia a elaborarlo, no me cuadraba mucho eso de mezclar nata y pepino, y pensé que lo mismo podría ser el típico aperitivo que nadie lo quiere. Aunque puedo deciros que me equivoqué de pleno, la mousse estaba riquísima y muy suave de sabor, con un toque de pepino que aportaba mucho frescor pero que no era lo suficientemente fuerte de sabor gracias a la combinación con la manzana y la nata. Se toma en segundos, una lástima, pero ya sabemos que lo bueno dura poco. Lo mejor, es que se puede preparar con antelación y se sirve frío, por lo que no tenemos que estar dando un golpe de calor en el último momento. Os gusta la idea de presentar en vasito aperitivo que no haga falta que se sirvan caliente? Pues echar un vistazo a estos: Gazpacho de remolacha con mousse que queso de cabra, salmorejo de naranja con bacalao ahumado, brandada de bacalao con mermelada de pimientos, crema suave de aguacate con huevas de salmón, guacamole con salmón y naranja, mousse de piquillo con pescado, mousse de remolacha y queso y yogur de foie con mermelada de frutos rojos.

Ingredientes:
• 2 hojas de gelatina neutra
• 100 g de nata para montar de 35% MG
• 2 pepinos medianos
• 1 manzana Gran Smith
• El zumo de medio limón
• Eneldo fresco
• Sal
• Pimienta
• Huevas de salmón *
• Cebollino fresco


* Verificar que las huevas de salmón no contengan gluten.

Elaboración tradicional:
Ponemos en remojo las hojas de gelatinas en un cuenco con agua muy fría. Hay que dejarlas hidratar unos 10 minutos.
Con unas varillas eléctricas montamos la nata y reservamos en un bol en el frigorífico.
Con un robot o batidora vamos a triturar los siguientes ingredientes mezclados: los pepinos troceados sin piel y sin pipas, la manzana pelada, sin semillas y en trozos, un poco de eneldo, el zumo de limón y sal y pimienta al gusto. Trituramos hasta conseguir un puré fino.
Cogemos una pequeña cantidad de la mezcla (medio vaso) y calentamos un minuto en el microondas. Añadimos las hojas de gelatina bien escurridas y mezclamos. A continuación, añadimos al resto de la mezcla y mezclamos con una espátula. Dejamos reposar unos minutos y, pasado el tiempo, vamos añadiendo a la nata montada poco a poco, mezclando con movimientos suaves y envolventes para que la nata no pierda cuerpo. Dejamos reposar en un bol tapado 24 horas para que coja más consistencia.
Para emplatar, vamos a introducir la mousse, que habremos removido antes, en una manga pastelera para que no seas más cómodo y fácil de echar dentro de los vasos.
Rellenamos los vasos y decoramos con las huevas de salmón y el cebollino. Servir bien frío.

Elaboración en Thermomix:
Ponemos en remojo las hojas de gelatinas en un cuenco con agua muy fría. Hay que dejarlas hidratar unos 10 minutos.
Vertemos la nata en el vaso y montamos en velocidad 3 ½ sin tiempo ni temperatura. Por la poca cantidad que es, no hace falta poner la mariposa. Ir controlando por el bocal para apagar el robot en el momento que veamos que la nata ha montado. Reserva en un bol en el frigorífico.
Sin lavar el vaso, echamos los pepinos en rodaja sin piel y sin pipas, la manzana pelada, sin semillas y en trozos, un poco de eneldo, el zumo de limón y salpimentar al gusto. Trituramos 40 segundos en velocidad progresiva del 5 al 10.
Cogemos una pequeña cantidad de la mezcla (medio vaso) y calentamos un minuto en el microondas. Añadimos las hojas de gelatina bien escurridas y mezclamos. A continuación, añadimos al resto de la mezcla que tenemos en el vaso y mezclamos con la espátula. Dejamos reposar unos minutos y, pasado el tiempo, vamos añadiendo a la nata montada poco a poco, mezclando con movimientos suaves y envolventes para que la nata no pierda cuerpo. Dejamos reposar en un bol tapado 24 horas para que coja más consistencia.
Para emplatar, vamos a introducir la mousse, que habremos removido antes, en una manga pastelera para que no seas más cómodo y fácil de echar dentro de los vasos.
Rellenamos los vasos y decoramos con las huevas de salmón y el cebollino. Servir bien frío.

Consejos y trucos:
• Podéis dejar reposar la mousse en el frigorífico dentro de la manga pastelera. A la hora de echar en los vasos, antes, deberéis de agitar la mousse y eliminar la primera cantidad que salga ya que será un poco más líquida.
• Con estas cantidades salen aproximadamente 10 vasitos como los que veis en la fotografía.

Fuente: www.bavette.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.