Mesa de Nochevieja 2020

Empezar a escribir esta entrada cuesta, aunque no tanto como despedir este año, malo para todos, horrible para muchos. Se podría decir que ha habido momentos buenos para recordar pero los malos, pesan bastante para querer olvidar este año, como si no hubiera existido, pero es algo que no podremos evitar recordar. Porque recordaremos a todos los conocidos o seres queridos que nos han ido dejando, el trozo de salud que han perdido los que se han infectado, el miedo a pensar que puedas dar positivo, o aun peor, que los tuyos den…

Es un año para agradecer a todos aquellos que han defendido nuestra salud y han hecho que la cifra de fallecido sea menor, profesionales sanitarios y de fuerzas de seguridad. Pero también a los farmacéuticos, personal de supermercados, de limpieza, de transporte… que han ayudado a que el confinamiento sea más llevadero. Y sobre todo los niños, esos que han dado el mayor ejemplo de cómo llevar la situación lo mejor posible, nos ganan por goleada en comportamiento si los comparamos con los adultos. Y es que este virus ha sacado lo mejor de nosotros pero también lo peor. Lo mejor, como intentar ayudarnos incluso entre desconocidos; lo peor, con solo ver un telediario tendríamos varios ejemplos.

En mi caso puedo agradecer este año que he encontrado una buena amistad en vecinos con los que anteriormente entablaba una pequeña conversación en las zonas comunes de mi edificio y después de esto, hemos vividos aplausos, cumpleaños y hasta Semana Santa con pasos en los balcones, además de muchos intercambios de platos, harinas y hasta levaduras, solo nos falto el papel higiénico! Por el resto ha sido un año nefasto, y ya no solo por el virus, sino por una enfermedad aun peor, que hace que nos dejen años tras años seres queridos y que por desgracia, no tiene una vacuna para curarla. Me emocionaron mucho las palabras de Ana G. Obregón en el especial Campanadas de la TVE1, me sentí completamente identificada con ella, es como si sus palabras estuvieran saliendo de mis labios y de mi corazón. Menuda profesional, menuda mujer y menuda madre.

Pues creo que con estas palabras despido el año, esperando que este que ha empezado peor, termine mucho mejor. Ahora mismo la única manera de luchar contra esta enfermedad es vacunándose, y si no lo hacemos una gran parte, no valdrá para nada el que se haya vacunado la otra parte, y ni saldremos de esta en este nuevo año. No nos podemos permite eso, ni por nuestra salud ni por nuestra economía.

Esta entrada se la dedico a todos aquellos que ya no están con nosotros, a los héroes como dijo Ana G. Obregón, que lucharon hasta el final. Va por ti Susana.

La mesa de Nochevieja, al igual que la de Navidad, estuvimos los mismos invitados con las mismas prevenciones que tomamos anteriormente. Nos resulto bastante extraño dar la entrada a un nuevo año sin darnos besos, aunque si unos pequeños abrazos con las mascarillas puestas. Esta vez la mesa llevaba un mantel liso de color blanco que compre en AliExpress y que he tenido que lavar hasta cuatro veces para poder quitarle las manchas, que eran pocas pero que hasta que no he usado lejía, no se han eliminado. En los detalles destacaba el plateado, como los bajoplatos o salvamanteles, que compré en la misma tienda que el mantel, al igual que las cajitas de las uvas y la guirnalda de luces en forma de estrellas. El centro de mesa y las estrellas blancas con los nombres son de Leroy Merlín. Los candelabros plateados de Zara Home.

Cada comensal llevaba su minuta con una mascarilla para la cena y su correspondiente cajita con las uvas de la suerte, algo que falta nos hace. Tampoco faltaron las botellitas de gel higienizante con extracto de hoja de olivo.

A continuación os describo los entrantes, platos principales y postres. Todos llevan un enlace en el título de la receta, que van en color rojo. Explicaré los pasos que hice y cuando los elaboré, aunque principalmente todo está hecho el día 30 y, unos pocos, el 31. Siempre intento elegir entrantes que se sirvan frío y que tengan una elaboración fácil y rápida, es el truco que tengo para hacer tantos entrantes en tan poco tiempo. Esta vez el único que servir bien caliente fueron los langostinos y, tibios, los triángulos de masa filo, el resto, todos se sirven fríos. Empezamos!

Receta aquí: Langostinos con salsa de ostra.
Esta receta es de la plataforma Cookidoo de la Thermomix y creo que ha sido su receta estrella de estas navidades. No me extraña, porque además de ser muy fácil de elaborar, tiene una salsa que queda espectacular. Para ver los ingredientes que lleva, pulsar en el título de la receta, si estáis suscritos, podréis ver la receta entera, sino, solo los ingredientes, pero no os preocupéis, que os pongo los pasos a seguir.
1º Paso: Pelar los langostinos, y echar en el vaso solo las cabezas, la maicena y el agua. Triturar 15 seg/vel. 4. Colar el caldo con un colador de malla fina y reservar.
2º Paso: Lavar y secar el vaso, echar los ajos y el aceite y picar 3 seg./vel. 7, luego sofreír 6 min./120ºC/vel. 1.
3º Paso: Añadir el caldo reservado, las salsas de ostras y soja, el azúcar y la cayena. Programar sin el cubilete puesto 12 min./Varoma/vel. 2.
4º Paso: Agregar cuerpos de langostinos y programar 3 min./100ºC/Giro izq. /VC. Listo
En modo tradicional sería seguir los mismos pasos pero en una cacerola. El primer paso deberéis usar una batidora a potencia media unos segundos y colar el caldo. Luego, en la cacerola se sofríen los ajos finamente picados con el aceite y cuando cojan color se le añade los ingredientes del paso 3, llevándolo a ebullición y dejando que reduzca la salsa casi a la mitad. Luego se añade los langostinos dándole un hervor de una par de minutos y listo.
Esta receta me puse hacerla unos 30 minutos antes de servirlas, aunque previamente había hecho el paso 1. Salen para 6 cuencos como los que veis en la fotografía.

Triángulos de cebolla, queso cabra y piñones al Pedro Ximénez.
Esta receta me la saqué de la cabeza, haciendo primero tres cebollas bien hermosas caramelizadas al Pedro Ximénez. La cebolla me gusta hacerla de manera tradicional, que se vaya haciendo a fuego lento, podéis ver la receta que siempre hago en el enlace de Velocidad Cuchara: Cebolla caramelizada al Pedro Ximénez.
Una vez hecha la cebolla, la mezclé con un buen puñado de piñones y 200 g de queso de cabra sin corteza y desmenuzado. Dejé enfriar la mezcla y luego formé los triángulos con tiras de masa filo. Las pinté con mantequilla, les espolvoreé semillas de amapola y horneé a 200º unos 15 minutos.
El relleno y montaje los hice el día 30, reservándolos en una fiambrera bien tapados en el frigorífico. Mientras hacía los langostinos, estos se estaban horneando.

Receta aquí: Tartaletas de pollo al vino dulde con crocanti.
Esta receta ya es un clásico en mis mesas navideñas, un relleno tremendamente exquisito y original que os va a encantar. Tenéis la receta en las dos versiones, Thermomix y tradicional, en el enlace que hay en el título de la misma.
El relleno lo hice el día 30, reservándolo en una manga pastelera con boquilla rizada dentro del frigorífico. El 31, tan solo tuve que rellenar las tartaletas, que con la manga, se hace rápidamente. Se come frío.

Receta aquí: Bombones de jamón rellenos de gorgonzolas, almendras y pasas.
Otra receta que tenéis en el blog y que podréis ver pinchando en el título de la receta. Sencillísima de elaborar, lo hice el día 30. Se hace de manera tradicional porque solo hay que mezclar los ingredientes y rellenar los bombones. Lo ideal para realizar estos bombones es tener un molde de silicona de media esfera pero también los podéis hacer en los moldes de cubitos de hielo.

Receta aquí: Vasitos de guacamole con salmón y naranja.
Otra más que podéis encontrar en la web, pulsando sobre el título de la misma. Esta vez he cambiado el tipo de presentación, usando unas mini copitas de cóctel que tenía de hace muchísimo tiempo. La verdad es que en esta versión quedan muy cucas. El salmón y la naranja los tenía cortados desde el día 30, realizando el guacamole el mismo día 31. Use una manga pastelera para rellenar las copas.

Receta aquí: Medallones de foie con manzana caramelizada sobre blinis.
Esta receta ya solo con leerla sabes que va a esta buenísima. Yo ahorre tiempo en la elaboración comprando los blinis en el supermercado Lidl. Lo más complicado fue encontrar las latas de foie, ya que necesitaba que fueran pequeñas, del diámetro del blinis. En Melilla no tenemos mucha variedad de ciertos ingredientes en los supermercados, así que al final opte por buscar en una tienda especializada en alimentos gourmet de la ciudad. La manzana caramelizada la hice tal y como se explica en la receta, que es una manera muy fácil de elaborar. Me quedo un poquito líquida pero use un colador de malla fina para obtener un puré más consistente. Para cortar el foie en rodajas finas, los saqué de las latas (estas latas tienen un sistema de apertura por ambos extremos, con lo que abriéndola de ambos lados, podemos empujar de uno de los extremos para que salga la pieza entera por el otro lado), los envolví en film transparente y los introduje en el congelador media hora. Luego, use la técnica que explican en el enlace de la receta de cortar las rodajas con un cuchillo introducido en agua caliente. Por cada lata, salen 4 rodajas.
El puré de manzana lo hice el día 30, dejando el resto de pasos para el mismo momento que los emplaté.

Receta aquí: Cucharitas de queso, pistacho y uvas.
Esta receta es lo más tonto de realizar. Podéis ver el enlace en el título de la misma y veréis que lo que digo es cierto. Las hice en el mismo momento que las estaba emplatando, exceptuando los pistachos, que ya los tenía picado desde la mañana. Para rellenar las cucharitas, use una manga pastelera con boquilla de estrella. Quedan geniales, de sabor riquísimas y ya veis los sencillas que son de preparar.

Receta aquí: Rollitos de carpaccio de ternera con rúcula y dátiles.
Otra receta que hice en el mismo momento que los estaba emplatando y que hubiera sido sencillamente fácil por no ser por las lonchas de carpaccio que compré, ya que estaban muy pegadas las unas a las otras y me costó bastante separarlas. Exceptuando eso, el resto es demasiado fácil y, aunque físicamente no es muy vistoso, la combinación esta buenísima.

Hasta que finalizan los entrantes. Ahora pasamos a los platos principales que tuvieron por medio un cóctel y unos panecillos para acompañarlos.

Cóctel Mimosa.
Este cóctel lo saque de un ebook especial de cócteles para navidades que hizo una amiga bloguera que tiene una web de cocina llamada El tiovivo rojo. El ebook lo podéis conseguir de manera gratuita uniéndote a su grupo de Facebook Cocina con www.eltiovivorojo.es o a su página, igualmente de Facebook, El tiovivo rojo. Seguir los pasos que os dice y os lo mandará por email. Yo os explico la receta de este cóctel, aunque hay otros riquísimos.
En la receta original, lleva vodka además de cava y Cointreau, pero yo lo sustituir añadiendo más de las otras.
1º Paso: Hacemos 500 g de zumo de naranja y lo metemos en el frigorífico para que este bien frío. También podemos tener pelados las gajos de naranja y congelarlos, triturándolos con un poco de cava en la Thermomix o en una batidora de vaso.
2º Paso: Mezclamos el zumo de naranja con medio litro de cava frío y 100 g de Cointreau. Listo.

Receta aquí: Bollitos blancos de albahaca y parmesano.
Esta receta es de Cookidoo, como la de los langostinos, para ver la elaboración, debéis de estar suscritos, pero en el enlace del título podéis ver al menos los ingredientes. Lo hice el mismo 31, los primeros pasos en la Thermomix, terminando el amasado y el primer levado en la panificadora. Os explico la elaboración:
1º Paso: Rallamos o picamos el queso parmesano. En Thermomix 10 seg./vel. 10.
2º Paso: Picamos finamente la albahaca, el orégano y el diente de ajo. Sino encontráis las hierbas frescas, usar las que venden secas y picadas, al igual que el ajo, que podéis usarlo en polvo, como una cucharita. En Thermomix, picaríamos estos ingredientes 2 seg./vel. 7.
3º Paso: Mezclamos esta mezcla con el agua y la levadura desmenuzada. Para ello primero tendremos que calentar el agua en el microondas unos segundos y luego mezclamos con el resto. En Thermomix, todo al vaso, 2 min./40ºC/vel. 1. Dejamos en ambos casos, reposar la mezcla 20 minutos.
4º Paso: Mezclamos y amasamos la mezcla anterior con las harinas y la sal, y dejamos levar. En Thermomix sería primero mezclar 30 seg./vel. 6, luego amasaríamos 5 min. /Modo espiga, dejando levar en el vaso sobre una hora. En manera tradicional sería ir mezclando los ingredientes líquidos con los secos y una vez mezclado amasar con las manos hasta conseguir una masa elástica, dejando levar sobre una hora, tapada con un trapo. En la panificadora, echaríamos primeros los ingredientes líquidos y luego los secos, usando el modo amasado mas levado.
5º Paso: Una vez realizado el primer levado, ponemos la masa en una zona de trabajo y la amasamos para quitarle el aire. Añadimos el queso reservado y volvemos amasar para que se integre por toda la masa. Dividimos la masa en 20 porciones, formando bolitas de unos 50 g aproximadamente, colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado, tapamos y dejamos reposar unos 45 minutos, hasta que doble su volumen.
6º Paso: Una vez finalizado el segundo levado, hacemos unos cortes en los bollitos que no sean muy profundo y horneamos a 220ºC unos 25 minutos, con un recipiente lleno de agua en el fondo del horno, para crear vapor. Listo!

Receta aquí: Crema de ave al Jerez.
Esta receta podréis verla en el blog de Velocidad Cuchara pinchando en el título de la misma. Está hecha en Thermomix, que si algo sale bueno en este robot, son las cremas, pero aquí os la explico de manera tradicional para los que no tengáis esta máquina.
1º Paso: Primero hice una base de caldo de ave, poniendo en una olla exprés dos contramuslos de pollo, huesos variados, apio, un poco de sal y agua en cantidad. Se dejar hervir para eliminar las impurezas que vayan saliendo y una vez veamos que ya no sale más espuma, cerramos la olla, y lo ponemos a cocinar 25 minutos en la anilla 2. Una vez listo, colamos el caldo y desmenuzamos el pollo, que usaremos de guarnición para la crema junto a taquitos de jamón. El caldo lo dejamos reposar en el frigorífico para luego poder eliminar las posibles grasas que se van a quedar en la superficie.
2ª Paso: En una olla, ponemos a sofreír el puerro en rodajas finas y los dientes ajo picados con el aceite. Cuando coja color, agregar las zanahorias en rodajas, la patata chascada y un litro del caldo reservado. Dejamos cocinando sobre unos 30 minutos a fuego medio/alto.
3ª Paso: Añadimos un poco del vino y trituramos hasta conseguir una crema fina. Podemos pasarlo por un chino o colador para que la textura sea aun más suave. Rectificamos de sal y de vino si es necesario, igualmente agregamos más caldo si nos gusta que este menos espeso.
Con esta receta sale para 4 buenos platos, yo hice el doble, y aunque me sobró bastante, este caldito está muy bien para comer en los días siguiente, algo ligerito para depurar.
Tanto el caldo como la crema las realicé el día 30.

Receta aquí: Bacalao mozárabe con patatitas, piñones y pasas.
Mucho de vosotros sabéis que iba hacer esta receta para Nochevieja. Para mi gusto, prefiero comer por la noche pescado que es más ligero que la carne, por lo que tenía decidido a elaborar un plato con un pescado, hacer posible, blanco. Estaba entre merluza, bacalao o rape, pero descarté este último por los precios tan elevados que tenía en mi ciudad. Al final elegí esta receta que nos gustó mucho en casa, comprando varios lomos de bacalao fresco.
La receta podéis encontrarla en mi blog pinchando sobre el título de la misma. Es muy sencilla de elaborar, yo lo hice el mismo día 31, dejando el último paso de calentar el pescado con la salsa para el final, cocinándolo a fuego muy suave para que mientras estuviéramos comiéndonos los entrantes y primer plato, este se mantuviera caliente sin cocinarse el pescado en exceso.

Receta aquí: Vasitos de cremoso de limón y galletas.
Llegamos al momento que muchos esperan, el bocado dulce, pero esto año, como íbamos a despedirnos de uno no querido, quise hace un postre más ácido y menos dulce, como lo ha sido el año. El resultado ha sido un postre de lo más sencillo de elaborar, hasta un niños de 5 años sabría hacer los pasos a la perfección, y con un sabor que además de rico, estaba muy suave. Digo, que dejamos los vasitos rebañados y eso que teníamos la barriga bien llena.
La receta la hice tal y como lo explica en la receta que podéis ver pinchando sobre el título de la misma. No tiene más paso que mezclar los ingredientes y verter en los vasitos, intercalando la mezcla con las galletas. En mi caso, duplique los ingredientes, saliendo 10 vasitos como los que veis en la fotografía, y use queso mascarpone, que tiene un sabor más suave que los típicos quesos de untar. Lo hice el día 30, ya que necesita un reposo de 24 horas. El 31 los decoré con un bombón tipo Raffaello, una rodaja de limón, un barquillo de chocolate y unas hojas de menta. Riquísimo!!

Receta aquí: Semifrío de plátano con crocanti y salsa toffee.
Otro vasito con sabor a fruta, que para mí son mis preferidos, ya que suelen ser más ligeritos. Los hice para Año Nuevo, para llevar a casa de mi hermana. Este podéis ver los ingredientes en Cookidoo, pinchando sobre el título de la receta, aunque yo he modificado un poco los pasos, haciendo solo la salsa toffee en la Thermomix. Os explico:
1º Paso: Elaborar un crocanti de almendra, poniendo en una cacerola de fondo grueso 200 g de azúcar con 2 cta. de agua. Dejamos que el azúcar se funda y coja un color dorado y añadimos 100 g de almendras crudas y sin piel. Mezclamos para que se bañen en el caramelo y pasamos rápidamente sobre un papel de horno. Para limpiar el caramelo de la cacerola, usar agua hirviendo. Una vez cristalizado el caramelo, picar en una batidora de vaso o en la Thermomix, 4 seg./vel. 5. Reservar.
2º Paso: En un bol, trituramos 250 g de plátano maduro con 50 g de azúcar. Por otro lado, montamos 500 g de nata para montar. Con movimientos suaves y envolventes, mezclamos el puré de plátano con la nata, una vez mezclado, añadimos unas 8 cucharadas de crocanti picado, mezclamos y vertemos sobre los vasitos. Yo me ayude de una manga pastelera. Reservar en el frigorífico unas 6 horas antes de echar la salsa de toffee. Para hacerlo en la Thermomix, montaríamos la nata con la mariposa puesta en vel. 3 ½ sin tiempo ni temperatura. Reservamos, quitamos la mariposa y sin lavar el vaso, echamos los platanos y el azúcar, triturando 20 seg./vel.5. Luego ya sería igual que como he explicado al principio, mezclando ambas elaboraciones con el crocanti.
3º Paso: La salsa toffee se puede elaborar después del segundo paso, ya que también necesitamos que se enfríe y coja cuerpo, pero no debéis de introducirla en el frigorífico. Ponemos a calentar 60 g de mantequilla con 100 g de azúcar moreno y 100 g de nata para montar. Calentamos a fuego medio sin que llegue a hervir, mezclando con varillas hasta que veamos que el azúcar se ha disuelto, entre unos 6 a 8 minutos. En Thermomix, todos los ingredientes en el vaso y programamos, 6 min./90ºC/ vel. 1. Dejamos reposar y pasada las 6 horas, vertemos sobre el semifrío de plátano, una pequeña cantidad, solo queremos un poquito. Espolvoreamos más crocanti por la superficie y dejamos de nuevo reposar en el frigorífico, mejor de un día para otro. Al día siguiente ya solo quedaría decorar al gusto, en mi caso con unas galletitas que compre en una tienda de alimentos gourmet.
Todas las elaboraciones las hice el día 31, exceptuando la decoración de la galletita que como veis, poco tiene que hacer.

Por último, os quiero enseñar un detallito que hice para el inicio del año y que podéis descargar en mi blog e imprimirlo, como yo hice para dar a mi familia. Lo he hecho para que podáis imprimirlo en folios, tamaño A4, y podáis ponerlos por ejemplo en el frigorífico con unos imanes. Es un calendario con una hoja por mes, donde en cada hoja podréis encontrar una receta ideal para elaborar en ese momento, y que han sido las recetas más vistas en el año pasado en el blog. Espero que os guste. Para descargarlo pulsa aquí.

Si queréis ver más recetas de mesas o especiales para elaborar en las fiestas, podéis echar un vistazo en los siguientes enlaces:
Mesa Navidad 2017
Mesa Navidad 2018
Mesa Navidad 2019
Mesa Navidad 2020
Mesa Nochevieja 2017
Mesa Nochevieja 2018
Mesa Nochevieja 2019
Especial recetas para Navidad
Especial recetas de entrantes en vasitos
Celebración San Sergio 2019
Celebración San Sergio 2018
Mesa de celebraciones de agosto 2018

Ya solo me queda felicitaros el año con la postal que hice para tal ocasión. Feliz año y nos vemos pronto!

8 comentarios sobre “Mesa de Nochevieja 2020

  1. Felicidades por tu trabajo, se ve todo el mimo que pones en cada detalle, realmente exquisita tu labor. Y agradecerte el cariño con el que lo compartes. Feliz Año!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.